ENTREVISTA A VICTORIANO J. PERALTA

1.¿Cuándo comenzaste a escribir?

Cuando empecé a descubrir el mundo; recuerdo que tenía una libretita a la que, no sé por qué impulso misterioso, titulé: Mis secretos. En ella inventaba historias en las que ponía alma a mi perro, a una pareja de palomas…

A escribir en serio e ir guardando mis relatos, en los últimos ocho o diez años. Publiqué mi primer libro de cuentos en 2015.

2.¿Cómo surge Vincerò!?

Durante toda mi vida he sentido una atracción especial, fantástica, por esa expresión de bondad que tienen las personas invidentes, por sus pasos caminando en esa que creemos sea su noche a buen seguro poblada de estrellas que son de ellos y de nadie más.

3.¿Cuál es el argumento de la obra?

Hasta donde puedo desvelar… Un hombre de mediana edad, profesor de música, está escribiendo un libro cuando queda ciego; no duda en seguir su relato. Entre mi personaje, el Escritor, y yo, vamos narrando.

4.¿Tuviste claro el contenido del libro o fue surgiendo a medida que escribías las páginas?

Tuve claro que quería meterme, introspectivamente e imaginando cómo sería, en el interior del personaje ciego. A partir de ahí, la llamada inspiración no fue otra cosa que aquello que los actores me fueron contando.

5.¿Quiénes son los personajes principales y con qué características los has creado?

Josué es el protagonista del relato que cuenta el Escritor dentro de mi relato.

6.¿En qué escenario y época transcurre la trama?

Empieza la historia en la primera mitad del siglo XX y transcurre durante cincuenta años.

7.¿Qué temas pueblan el trasfondo de la obra?

La hiperestesia de sentidos como el oído o el tacto en las personas invidentes. Me rindo ante la autenticidad que desarrollan.

8.¿Qué es lo que te resulta más fascinante del realismo mágico?

Me fascina disponer, como escritor, de licencia para mezclar lo onírico con lo cotidiano; liberar mi trama de tabúes e inventar personajes, como se dice, «de carne y hueso», ensamblados con fantasía.

9.¿Cuál ha sido el mayor reto a la hora de escribir esta novela?

Precisamente ese, el ser capaz de crear una «obra mayor», mi primera novela.

10.¿Qué te gustaría conseguir en el público lector?

Emoción, reflexión, sentimientos positivos.

11.¿Cómo recomendarías tu libro a alguien?

Diciéndole que es, simplemente, un libro distinto a todos.

12.Has publicado varios libros de relatos y cuentos y esta es tu primera novela. ¿Ha cambiado en algo la forma de afrontar este nuevo libro?

Como digo en el prólogo, después de escribir canciones, la sensación y el reto de inventar una sinfonía. Durante un año han acompañado mis sueños estos personajes contándome sus historias; al final de una jornada de mi trabajo como médico, he llegado a casa desatinado con escribir cada nuevo capítulo.

13.¿Suele servirte algún método de trabajo a la hora de escribir?

Me concentro en la trama con una vaga idea de lo que va a acontecer hasta que mis manos son movidas por algo casi ajeno a mí y escriben la verdadera historia.

14.¿Alguna anécdota a resaltar relacionada con el proceso creativo de Vincerò!?

Cuando escribía ya los desenlaces de la novela, el querido gato de la casa, Furia, quedó ciego. Desde su oscuridad me acompañó, amable y digno, como buen gato. Poco después de poner la palabra «Fin», se fue.

15.Termina la fase: Caligrama es… 

Una editorial que marca diferencias con otras, destacaré especialmente el cuidado análisis para elaborar el informe tras valorar literariamente mi obra. Añadiré que agradezco que haya sido distinguida con el «Sello Talento».

Preguntas ráfaga

EL ÚLTIMO LIBRO QUE TE HA GUSTADO: Las tinieblas y el alba de Ken Follett.

UN LIBRO QUE QUIERAS LEER: El Batallón de las Mujeres de la Muerte. Biografía de María Botchkareva.

UNA CANCIÓN O PIEZA MUSICAL COMO BANDA SONORA DE TU OBRA: Sin lugar a dudas, porque sus versos salpican la novela: el aria Nessun dorma de la ópera Turandot.

UNO DE TUS AUTORES PREFERIDOS: Julio Verne.

UNA DE TUS AUTORAS PREFERIDAS: Irène Némirovsky.

UNA FRASE DE TU LIBRO VINCERÒ!: «Una lágrima de la madre derramaba pena cuando abría con mimo los párpados de Josué y lavaba sus opacos ojos con manzanilla, con romero, con agua del mar».

Deja una respuesta