ISBN: 9788491128380
Tamaño: 152 X 228
Páginas: 712
Categoría: Autobiografía: general
Encuadernación: Tapa Blanda

Viento sobre el mar

19.95 (Papel)
3.99 (eBook)

Es la propia naturaleza del incentivo, donde el mayor hallazgo son las fisuras del ojo público y los apuntes de las cabezas hacia el infinito. Violencia de género y enfermedades de las más atroces, como el querer curar a alguien matándolo y no poder, en definitiva, yermas comunicaciones: «que no te dé miedo luchar por lo que deseas».

Ella es como una yegua joven, morena y hermosa como la que más; y él un funcionario decidiendo lo suyo. A la dama la cabeza le dice una cosa y el cuerpo otra. El dinero le encanta: fue meretriz y panadera, ya no se da a los quijotes falsos. Comparte esa sedación azul y carcelaria del otro; incluso, ese Paseo del Arte madrileño donde anidan sus paralelismos diciendo «aquí estoy yo».

Entonces, surgen dos interrogantes repletos de inquina: ¿qué hacemos con los ancianos? ¿Qué es imperdonable? Dos preguntas del color de las rosas negras. La muchacha compartiría ese «A mí no me ha gustado nunca Dios», y se desnuda llenando de malos suspiros las almohadas.

Bodas de sangre. Pequeños gestos que cambian el mundo frente a un solo cadáver recuperado.

 

Biografía

¿Acaso no vuelven los recuerdos? Todo comienza con la respiración y ese no pensar...

Él es Pedro Belmonte Tortosa, alguien que pone la voz al origen, a las amenazas y a las reticencias. Es de los que no perciben los olores de la forma más tradicional. Tampoco, las estaciones de penitencia ni los acontecimientos de los días: justicia ciega y violada.

La gente que le sigue sabe de sus reveses y derechos, molestias y entusiasmos que hacen que nos encontremos fuera de los monólogos y las exhibiciones, donde él dirige la mirada a lo trascendente: esas cotidianidades que nos enfrentan a nuestros techos.

En sus repentes es amor herido. Es verdad que se confiesa y escucha. Habla de todo: del pan y de las caras, herencias, arcones y esas palabras que no existen.

Y el viento corre adelante.

Pebeltor

Autor