ISBN: 9788418104411
Tamaño: 152 X 228
Páginas: 760
Categoría: FICCIÓN MODERNA Y CONTEMPORÁNEA
Encuadernación: Tapa Blanda

Si oyeras cantar a la alondra

23.95 (Papel)
5.99 (eBook)

Lucas era un bróker muy conocido en la ciudad Condal. Sin embargo, tras la caída de Lehman Brothers y la posterior crisis económica de 2008 fue despedido de su empresa. Desde ese momento, comenzó a sentir la desazón que acompaña a todo aquel que ha perdido su empleo. El divorcio, y a no tardar la soledad, le llevarán a buscar el amor perdido en una página de encuentros por internet; pero su mala experiencia acabará por hundirle, conduciéndolo a la bebida. Durante una de sus borracheras acudirá a la iglesia. Un sencillo cura será el ángel que le tenderá la mano. Apelará a su misericordia, siendo correspondido por este sin vacilación, pues sus creencias, que no el hábito, aunque ambos concurran en la misma idea, lo impulsan a ponerse a prueba cada día ante Dios.
La salida que este religioso encuentra a su problema pasa por recomendarle un viaje a Las Hurdes, para que pueda alejarse de la bebida y encontrar de nuevo la autoestima perdida. En Horcajo conocerá a otro párroco, Casimiro, que vive en una pequeña casita junto a la iglesia del pueblo, con Nicolás, un niño que, debido a su situación personal, se encuentra bajo la tutela del cura. El ejemplo diario de este buen samaritano logrará hacerle comprender que no hay uno mejor que otro, a no ser por el grado de utilidad o actitud en satisfacer las necesidades del prójimo. Será víctima de un intento de asesinato. Después de varias semanas en coma, Lucas acabará despertando para iniciar junto a Laura y su hija, y en compañía de sus amigos, una nueva vida.

 

Biografía

Breve biografía del autor

Nací en Cáceres. Al cumplir los 14 años me trasladé con mi familia a Cataluña. Estudié derecho en la Universidad de Barcelona; más tarde ejercí de abogado.
Desde muy pequeño leí todo aquello que caía en mis manos. Mi maestro preferido no se cansaba de aleccionarnos en el sentido de que los libros son nuestros mejores amigos. Por eso, al abrir la primera página de cualquier libro, me vienen a la memoria sus palabras, sabias, como las de los padres que conducen por el camino de la vida a sus tesoros más preciados.
Mis primeras lecturas giraron en torno al mundo de los tebeos. Después descubrí a don Juan Manuel, al que leí en repetidas ocasiones cuando todavía era un niño. El Conde Lucanor, cuyo contenido idealicé, pues me creía que tan solo poniendo en práctica los buenos consejos se me presentaría la vida pintada de rosa. ¡Ah… cuánta ingenuidad emanaba de aquella cabecita infantil!
Miguel de Unamuno me ha servido de inspiración para escribir esta novela. Tuve la gran satisfacción de pisar la misma tierra que don Miguel —Caminomorisco, Horcajo, Pinofranqueado, etc.— en las alquerías de las Hurdes, si bien algo más cambiada, donde lo antiguo y mísero se entremezcla con lo moderno y perezoso.
Con anterioridad a esta novela, he publicado otra, cuyo título es Nacido de un error, también bajo el seudónimo Cosán.

Cosán

Autor
Cerrar menú
×
×

Carrito