ISBN: 9788417533007
Tamaño: 152 X 228
Páginas: 388
Categoría: FANTASÍA
Encuadernación: Tapa Blanda

La senda de Silvan. Libro I

16.95 (Papel)
2.99 (eBook)

En el siglo XLV, después de la gran guerra nuclear, la humanidad lucha por sobrevivir. En una de las pocas ciudades que existen en el mundo, con una vida monótona donde los gobernantes persiguen a aquellos que destacan, un joven, a pesar de intentar pasar desapercibido, es descubierto por su inteligencia y es puesto a prueba. En ese momento, descubre que posee unas habilidades especiales que lo desconciertan; además, una leyenda despierta revelando que hay más como él, dormidos bajo la sombra opresiva de los regentes de las ciudades que, al ver que suponen una amenaza, empiezan una persecución con el único propósito de eliminarlos. En su huida, descubre que su pasado no es el que él creía y empieza su senda repleta de aventuras y misterios que, al camino andado, se van destapando.

 

Biografía

Ángel Pablo Gallego Moya nació en Montiel (Ciudad Real), el 25 de enero de 1969. A la temprana edad de tres años se mudó a las islas Baleares, donde actualmente reside. A los veinte años volvió a Montiel, en el centro de La Mancha, allí en la tierra de Quevedo, Manrique y donde se refiere El Quijote, para en 2012 volver a las islas de su infancia.
Las inquietudes literarias nacieron con fuerza, devorando libros tanto de la literatura clásica como de la fantástica. Al mismo tiempo, despertó la pasión por la historia y por la arqueología, siempre intentando descubrir el pasado nuestro.
Al poco, lo reclutaron para el teatro en el grupo teatral Amanecer, en el que fue actor durante bastantes años. Desde el año 2007 hasta el 2011 fue director de teatro de una obra histórica.
Incansable viajero por todo el territorio español, en busca de sitios donde la historia es protagonista, son en esos viajes y en los ensayos de teatro donde nace la necesidad de escribir, de contar historias.
Así nace La senda de Silvan, en un lugar inesperado en las islas Canarias.

Cerrar menú
×
×

Carrito