info@caligramaeditorial.com 910059680 / 931780000
ISBN: 9788491128045
Tamaño: 152 X 228
Páginas: 394
Categoría: Ensayos literarios
Encuadernación: Tapa Blanda

La edad del tiempo

16.95

En cada momento, en cada lugar, resuena este reclamo: «tiempo, necesito tiempo, denme un poco más». El tiempo es la sombra que a todos nos acecha. En cuanto a esto, yo trabajaba en el Instituto genealógico de investigación de la parroquia... Allí, leíamos libros de siglos pasados, registros de los nacimientos, de las muertes, de la vida... Historiales literarios que teníamos que exportar al sistema digital. Nuestro jefe, un profesor de matemáticas, discutía mucho en cuanto a los registros del tiempo... Yo anoté los argumentos más interesantes que escuchaba: eran la clave de algo... Las junté, las ordené en una carpeta y les di un nombre, el nombre de tiempo, la edad del tiempo. La idea inicial no era escribir un libro, nunca lo he deseado, no soy escritor. No obstante, al percatarme de que estaba gestando un libro, me empeñé en alimentar este embrión literario mediante autores latinos, griegos, clásicos, modernos... No me quedé ahí, lo nutrí con medicina científica, astronomía, arqueología y la misma Biblia, entre otros documentos. De este modo, pasaron cerca de veinte años. El fruto de ese arduo trabajo fue una obra, un ensayo literario independiente de toda ciencia, que trata tópicos controvertidos y persiste en brindar una solución al concepto que ha atormentado a la humanidad desde su génesis: el tiempo. Hay muchas teorías científicas que debemos aceptar tal como se nos plantean, sin cuestionarnos absolutamente nada, al fin y al cabo las han explicado los expertos. Sin embargo, es probable que existan también otros métodos que den respuesta a los hechos reales... Sírvanos como ejemplo esto: la mitología, originalmente, no era mitología. De este modo, en los milagros pervive una dualidad, el derecho divino y la explicación física y la química. ¿Cómo medirían el tiempo los mayas, los aztecas y los incas? ¿Qué edad tendrán realmente las pirámides de Egipto? ¿Y las de México? ¿Qué decir del mismo Stonehenge, de las estatuas de la Isla de Pascua y el Tihuanaco de Bolivia? ¿Quiénes fueron sus autores? ¿Conocía el hombre primitivo la rueda? ¿La gravitación atraerá en sentido oblicuo? ¿Se habrá hundido la Atlántida en el mar? ¿Habré encontrado la fórmula matemática que explique el concepto de tiempo? Ven. Adéntrate. Descúbrelo.

 

Biografía

El Hombre Kolla del altiplano boliviano es hijo de campesinos quechuas, don Telésforo Copa Aquino y doña Severa Ramos Olaso. El 13 de septiembre de 1937, nació en Sandima y esta lo labró. Pasó su infancia en la tierra solitaria de su hacienda rural de Rinconales, municipio de Tomave, provincia de Quijarro de Uyani, Bolivia. Aprendió a leer y a escribir castellano con diez años. Cursó secundaria en la ciudad de Potosí, en el colegio nacional verpertino de Pichincha, pero completó sus estudios de bachillerato en Alvesta, Suecia. En 1972 contrajo matrimonio con la misionera sueca Vivian Hansson. Dos años después, inmigraron a Europa. De su enlace nacieron Jemima, Natanael, Hanna y Oablo Copa Hansson. Es autor de El candor y la paloma, además de algunos textos inéditos, como El intento fallido, una novela; El folclore andino, Grupo de relatos literarios y, en proyecto, La mariposa viajera, la metamorfosis del insecto.

Cerrar menú