ISBN: 9788418369964
Tamaño: 152 X 228
Páginas: 448
Categoría: OBRA DE MISTERIO Y SUSPENSE
Encuadernación: Tapa Blanda

Ángeles Negros

19.95 (Papel)
5.99 (eBook)

Tras la triste y repentina muerte de su padre, Terri, una médica canadiense, y su madre deciden mudarse a Darkwood, un pequeño pueblo encantador en las montañas de Portland (Oregón), con la esperanza de olvidar su pasado y rehacer su vida. Pero entonces su mejor amiga Lean, una joven inmadura, dramática y de gustos espeluznantemente peculiares le presenta a Taylor, un chico nativo del lugar, y sus amigos, un grupo de jóvenes y apuestos motociclistas. De repente extraños sucesos empiezan a desencadenarse a su alrededor, desde situaciones muy peligrosas, accidentes y coincidencias ridículamente divertidas. Lo que la obligarán a intentar descifrar no solo el misterio que la envuelve, sino también los oscuros secretos que guardan Taylor y sus amigos. Sin saber que pronto descubrirá que en realidad… «Aquí nada es lo que parece».

 

Biografía

Terri Higtwort es un escritor joven, que desde muy temprana edad demostró sus habilidades para la escritura. A los ocho años escribió para el periódico de su escuela y a los doce años fue autor de su primer guion de teatro. En la universidad incursiona en el género comedia-terror, escribiendo cuentos de leyendas de pueblos, ganando sus primeros premios por originalidad y única narrativa. Un año después, su amor por la literatura medieval le lleva a escribir su primera serie de fantasía Medieval titulada «Griseland», donde dio rienda suelta a su imaginación. Creando un mundo de fantasía de crítica a los sistemas sociales, situaciones ridículas y las repercusiones psicológicas en sus personajes. Posteriormente, su gusto por la novela policíaca, junto con sus conocimientos de medicina, lo inspiraron a escribir Ángeles Negros, una novela policíaca basada en hechos reales, pero impregnada de mucho humor, romance e intriga. Novela con la cual recibe un par de críticas por su escritura informal contestando «No me considero escritor, solo una persona con una gran imaginación». Y en medida doble muchos halagos, lo que lo animaron a editar este primer libro. Bajo la leyenda de «Por qué buscar una lágrima si puedes sacar miles de risas».