ENTREVISTA A VIKTHOR MELKHOR

1.¿Desde cuándo escribes? 

Hará unos veinte años que empecé a papel y boli. Al cabo de unos cuantos, y tras tener tanto la historia como el mundo mejor estructurados, empecé de forma más seria y continuada con el ordenador.

2.¿Por qué escribes? 

Desde pequeño que me ha encantado leer y supongo que alimentado por todo lo que leía, mi imaginación siempre estaba en marcha. Un día sentí la necesidad de crear una historia propia, pero no pensé en escribirla hasta que un amigo me animó a ello.

3.¿Cómo surge la idea de Historias del Guardián: La Senda de Erlthor

Todo surgió a finales del instituto, se me ocurrió la idea de un personaje llamado el Guardián, y a partir de ahí se desató todo lo siguiente. Le busqué un origen, un entorno, e ideé un boceto de historia en la que le di la función de narrador.

4. ¿De qué trata el libro? 

A grandes rasgos, el libro relata las aventuras de una serie de personajes que se ven envueltos en una misión crucial para que, en un futuro, se pueda recuperar la libertad de los reinos invadidos por los ejércitos comandados por un antiguo ser. Esto llevará a los protagonistas a recorrer gran parte del continente, adentrándose en misteriosos parajes y enfrentándose a muy diversas situaciones. Entre medias, también se explican otros acontecimientos puntuales que suceden en los diferentes reinos.

5.¿Quiénes son los protagonistas? ¿Qué rasgos caracterizan a los personajes principales?

No hay un protagonista principal como tal. Es una novela más coral, donde el protagonismo se divide entre diferentes personajes. Sus rasgos son muy distintos, pues son muy diferentes entre sí, tanto por carácter como por raza o sexo, lo que hace que al lector le sea más fácil encontrarse alguno con el que empatizar o poder identificarse. También hay un buen elenco de secundarios, alguno de los cuales, más allá de ambientar la novela, tienen gran relevancia en la historia y/o el mundo.

6.¿Cómo está estructurada la obra?

Lo cierto es que en un momento hay dos historias que transcurren paralelas y que voy intercalando alternando capítulos de una y de otra. Por su parte cada capítulo se centra en una situación concreta.

7.¿Cuál es ha sido el mayor reto a la hora de escribir el texto? 

Sacar el tiempo para escribir y perseverar en ello. Me ha ayudado el tener muy clara la historia que quería contar y el proponerme desde el inicio acabarla, tardara lo que tardara.

8.¿Qué quieres lograr en el lector que se adentre en la obra? 

Lo mismo que muchos libros han logrado conmigo. Que disfrute, que se evada del día a día y que su tiempo de lectura se convierta en ese momento íntimo, personal en el que pueda permitirse soñar y adentrarse en un mundo diferente. En definitiva, que le haga un poco más feliz.

9.¿Cómo definirías tu estilo literario? 

Es difícil decirlo desde dentro. Esto quizá es algo que han de definir otros.  Por mi parte intento que todo fluya, no forzar las cosas. Trato de dar personalidad y sentimientos a los personajes y explicar la historia de una manera precisa y detallista, pero sin abusar de la descripción e  intentando que no se haga pesado, que la lectura sea ágil y fácil.

10.¿Cuánto tiempo te ha llevado escribir la obra? 

Primero tuve la idea, empecé a escribir a mano, creé y evolucioné el mundo, perfilé la historia y luego, cuando me sentí preparado, empecé en serio a pasarlo a ordenador, en total… veinte años. Claro que tuve que compaginarlo todo con estudios, trabajo y vida social. De todas maneras tengo algo más escrito.

11.¿Cuál es tu método de escritura? 

No sé si llamarlo método, pero lo que a mí me sirvió fue, primero tener muy claro tanto el principio (dónde empieza la historia y quienes forman parte de ella) como el final (aunque, este puede variar un tanto a medida que evoluciona la historia). Luego es cuestión de unir ambos puntos y mirar la mejor manera de llegar de uno a otro. Generalmente lo estructuro ya en capítulos, aunque esta parte suele alargarse a medida que avanzo la obra. Cuando ya tengo la estructura, o al menos la primera parte, empiezo a escribir.

12. ¿Cumples un horario o cualquier momento del día es ideal para escribir? ¿Cómo es el lugar en el que sueles escribir? 

En cuanto al lugar, el más tranquilo e inspirador ha sido el jardín de la casa del pueblo, aunque también he escrito mucho en una habitación del piso cara a la pared. La cuestión no es el lugar, aunque ayuda, sino estar inmerso en la historia.

Referente al horario, cuando trabajas en otra cosa, cualquier momento es bueno. El horario es para los que tienen la suerte de poder dedicarse exclusivamente a esto. Ojalá pueda cumplir un horario algún día.

13.¿Buscas la inspiración o sueles dejar que sean las ideas las que sigan su ritmo? 

La mayor parte de las ideas vienen buscándolas, aunque sí es cierto que, muchas veces, mientras escribes, la historia cobra vida propia y surgen situaciones inesperadas que te llevan a tener que replantearte cosas ya escritas o pensadas para el futuro. De todas maneras, he empleado mucho más tiempo pensando y divagando sobre como hilvanar la historia y en la creación del mundo (geografía, reinos, razas, trasfondos históricos…) que en escribir. Lo que pasa es que pensar sobre ello lo puedes hacer en cualquier parte y a cualquier hora.

14.¿Qué consejo le darías a los que empiezan a escribir una obra? 

Perseverancia, creer en uno mismo y no dejar de soñar, porqué si lo haces se termina todo.

15.¿Cómo valoras el proceso de autoedición? 

Satisfacción absoluta al ver el resultado de tantos años plasmado ya en forma de libro, al mismo tiempo que ilusionante, aunque ahora viene el momento más duro y lo más difícil de lograr: llegar al público.

16.Termina la frase: Caligrama es… una gran opción de autoedición para todo aquel que sueñe con ver publicada su obra.

Preguntas ráfaga

UN LIBRO QUE HAYAS RELEÍDO: El Silmarillion de Tolkien.

LA MEJOR HORA DEL DÍA PARA ESCRIBIR: en la que estés con la mente más despierta y/o abierta.

UN AUTOR PARA SEGUIR: recomendaría a Tad Williams.

 UNA AUTORA: Anne Rice es la que más he leído.

UNA MÁXIMA EN LA VIDA: desde que leí esta frase de Tolstoi siempre he intentado aplicármela: “El secreto de la felicidad no es hacer siempre lo que se quiere, sino querer lo que se hace”.

Deja un comentario

Cerrar menú
×
×

Carrito