ENTREVISTA A Santiago Díaz Morlán

1.¿Cuándo quisiste dedicarte a la escritura literaria?

Siempre me ha gustado escribir. Y, en ese sentido, los relatos cortos o la poesía eran habitualmente mi refugio. Pero hasta 2015 no había abordado en serio la posibilidad de emprender la aventura literaria que, sin duda, supone escribir una novela y tratar de publicarla.

2.¿Por qué escribes?

Es mi ventana a otros mundos, mi paz, mi refugio. Puedo ser, a través de mis palabras, quien quiera ser, puedo viajar y transportarme y tratar de que hipotéticos lectores también lo consigan. Diría que se trata de dar vida a todos mis mundos. Crear algo que pueda igualmente gustar a otros es también una gran motivación.

3.¿Cómo surge el libro Cuando el hielo deje de crujir?

Siempre me ha apasionado Roma. Somos herederos de su legado en muchísimos más aspectos de los que creemos. Por eso siempre me ha fascinado la caída, el derrumbe de todo aquel mundo y en tan poco tiempo. Es difícil que se conozca, en cualquier evento histórico, el instante concreto en que todo comienza. En el caso del desmoronamiento de una estructura tan sólida como el imperio de occidente, la congelación inesperada del cauce del Rin, frontera natural que separaba esa civilización del resto, en una fecha concreta (31 dic. 406 d. C.), permitió que aquella defensa se desbordase súbitamente y en pocos años todo aquel mundo desapareció. Que se supiera el momento exacto en que todo comenzó siempre ha sido un hecho, a mi entender, fascinante. Comprobé que no se había prestado demasiada atención a ese período —al menos, a nivel novelístico— y la idea fue cogiendo forma, partiendo la trama precisamente a partir de esa fecha concreta, tratando de abarcar todo el proceso hasta el saqueo de Roma por los godos de Alarico en el 410 d. C.

4.¿Cómo definirías este libro?

Obviamente, es una novela histórica que trata de recrear lo mejor posible aquella época correspondiente al bajo imperio, tan compleja y turbulenta, pero sobre todo es un relato que trata de épica y, quizás también en cierta forma, de la fatalidad en la vida de los hombres y los pueblos.

5.¿Quiénes son los personajes y cómo son?

Hay muchos personajes, obviamente, porque se trata de dibujar un escenario que abarque desde el relato militar al político, pasando por el hombre o la mujer cotidianos que se ven envueltos en acontecimientos que no pueden controlar. Sin embargo, los dos protagonistas principales, Quinto y Licia, el primero un general atormentado por su fracaso militar y la segunda una joven esposa de alto linaje, encarnan tanto la duda y valentía, él, como el coraje y la entereza, ella. Ambos llevan a cabo, en un principio juntos por el azar y después por separado, sendos viajes en los que aflorarán sus cualidades y virtudes, y convivirán con sus debilidades hasta el desenlace final, coincidente con el de la propia sociedad en la que han habitado.

6.¿Qué temas tratas en el trasfondo de la obra?

En general se trata de la guerra como desencadenador de todos los conflictos humanos, la miseria y la destrucción, pero también como detonador de virtudes heroicas y sacrificios personales; la supervivencia, el coraje y la ambición, tanto política como económica están igualmente muy presentes.

7.¿Cómo ha sido esta experiencia literaria?

Un viaje apasionante. He convivido con los personajes hasta el punto de sumergirme en sus vicisitudes, sentir sus pulsiones de amor y odio, casi sufrir con su dolor y alegrarme con sus puntuales y escasos momentos de dicha. Como he dicho antes, ha sido una ventana abierta por la que me escapaba todos los días.

8.¿Cómo ha sido esta experiencia literaria?

Un viaje apasionante. He convivido con los personajes hasta el punto de sumergirme en sus vicisitudes, sentir sus pulsiones de amor y odio, casi sufrir con su dolor y alegrarme con sus puntuales y escasos momentos de dicha. Como he dicho antes, ha sido una ventana abierta por la que me escapaba todos los días.

9.¿Qué has aprendido escribiendo este libro?

Para preparar una novela histórica que dote al argumento de un mínimo rigor que envuelva el contexto en el que deambulan los personajes es necesario previamente mucho estudio. En mi caso, el interés venía de lejos, pero he tenido que leer y releer muchas obras para ponerme en situación y evitar errores históricos. Eso, en el plano de conocimiento. En el plano más personal, la disciplina y el sacrificio siempre constituyen un aprendizaje per se.

10.¿A qué público van dirigidas tus obras?

A cualquier tipo de público con una cierta inquietud por la historia y ciertamente por las historias. En la obra hay muchas y entrelazadas. La novela tiene un alto componente épico, pero también incluye intriga política y una historia de amor que espero no defraude al lector. Por ello, creo que puede interesar a un amplio tipo de público.

11.¿Cómo crees que ha sido tu evolución como escritor?

Siempre se evoluciona. En mi caso, probablemente la madurez que regala la edad se ve reflejada en lo que escribo, que sin duda resulta preferible a lo escrito en otras décadas de mayor inexperiencia, con un estilo entonces probablemente más impersonal o quizás artificial. Eliminar esa artificiosidad juvenil es sin duda una evolución deseable.

12.¿Cuál ha sido el mayor reto a la hora de llevar a cabo este trabajo?

Se trata de varias historias entrelazadas que tienen que guardar coherencia. La vigilancia constante para que todas las tramas encajen sin contradicciones ha sido sin duda un reto importante. No cometer ningún error histórico, por nimio que este fuera —ambientación fuera de época, terminología adecuada, personajes y hechos históricos—, ha constituido por otra parte todo un desafío al que he dedicado mucho tiempo. Estoy convencido de que el resultado puede satisfacer a un historiador exigente.

13.¿Tienes algún método de escritura?

Preparo un guion general partiendo de una idea concreta. Posteriormente elaboro un esquema de los capítulos y su contenido resumido, esquema que va variando según escribo. Sobre esas ideas generales el relato va adquiriendo vida propia y yo solo tengo que guiarlo.

14.¿Qué te gustaría conseguir en el público lector?

Que disfruten de esa misma ventana de escape de la que yo he disfrutado. Que si en la trama hace frío, ellos lo sientan, que si se exalta el ánimo en la batalla o se deprime en la derrota, ellos también compartan la épica o el sufrimiento. Que se enamoren o incluso que odien. Que, en definitiva, cuando cierren el libro cada noche ya quieran volver a abrirlo de nuevo.

Termina la frase. Caligrama es… un apoyo indispensable, profesional y competente. Un bastón y guía imprescindible en esta trayectoria.

PREGUNTAS RÁFAGA

EL ÚLTIMO LIBRO QUE TE HA GUSTADO: Así cayó Alfonso XIII de Miguel Maura.

UN LIBRO QUE QUIERAS LEER: Cabo Trafalgar de Arturo Pérez-Reverte. Lo releo cada dos años y va tocando.

UNA CANCIÓN O PIEZA MUSICAL COMO BANDA SONORA DE ESTA OBRA: Confutatis. Réquiem de Mozart.

UNO DE TUS AUTORES PREFERIDOS: Arturo Pérez-Reverte.

UNA DE TUS AUTORAS PREFERIDAS: Carmen Laforet.

UNA FRASE DE DEL LIBRO Cuando el hielo deje de crujir: «Allí ya no se mataba en nombre de un imperio ni en el de Dios. Allí se mataba en aquellos momentos por el puro y oscuro placer que proporcionaba el mero hecho de ver brotar la sangre enemiga. Sin piedad y con odio».

 

Deja una respuesta