ENTREVISTA A PEDRO GÓMEZ

1.¿Cuándo tomaste conciencia de tu vocación literaria?

En el momento que tuve la necesidad de contar algo diferente a lo que estaba leyendo. Y es que toda vocación tiene que ir sujeta a la necesidad. La escritura, para mí, es la disciplina perfecta, porque aporta ese punto de libertad, de manejar los tiempos y las situaciones para demostrar un hecho. Por eso, cuando escribo suelo utilizar un narrador omnisciente en tercera persona y evitar las limitaciones de narrar en primera persona. Luego entendí que esa necesidad había que vestirla de manera comercial que es como le llegas al lector. Y a caballo ando entre thriller históricos y novelas negras.

2.¿Cómo surge El manuscrito perdido?

Leí la idea estudiando Historia del Derecho español, hace la friolera de quince años. Después, hará unos seis años, ya tenía la necesidad de pasar de los relatos a algo más grande, más denso. Un amigo que leyó lo que escribía, me animó a intentarlo. Rescaté la idea y le añadí cosas del día a día que veía a mí alrededor del comportamiento de la gente y me puse manos a la obra.

3.¿Cuál es el argumento de la obra?

Toda obra debe tener a mí entender dos argumentos: el exterior (comercial) e interior (qué le pasa a los personajes, cómo se comportan).

La historia comercial, que es la forma que intentas llamar la atención de los lectores, es la búsqueda de un manuscrito perdido en la época visigoda.

La interior, que es como intentas llegar a los lectores, es como interpretamos la realidad de nuestra existencia, de lo que vivimos.

4.¿Quiénes son los personajes principales y con qué características los has creado?

El protagonista y uno de los personajes principales los creé teniendo muchas cosas en común, solo que uno acepta el teatrillo de la vida y el otro no se ha enterado que en la vida vale más parecer que ser, que es más importante saber contar las cosas que el fondo de lo que quieres contar.  

He intentando que todos los personajes tengan rasgos psicopáticos y que se vean reflejados en mayor o menor medida. La sociedad de mercado empuja a la gente a la competitividad, a pasar por encima de otros sin importar los medios, solo el fin suele ser para una satisfacción individual.   

5.¿En qué época y en qué escenarios transcurre la trama?

La época es la actual. Al ser una búsqueda, los escenarios son cambiantes. Creo que quedó un itinerario curioso: Granada, Roma, Toledo, Badajoz, Mérida y Zamora. 

6.¿Dónde encuentras la inspiración?

La inspiración me viene a la hora de montar la historia, de realizar la escaleta. Por lo general, las mejores ideas se me ocurren en dos lugares fundamentales: leyendo y en la calle, observando el día a día.

Luego es trabajo diario, constancia. Escribir sobre lo escrito. Lo de las musas es una concepción muy romántica de los procesos creativos.

7.¿Qué temas de la obra podrían estar ligados a la actualidad?

El ego, la competitividad e individualidad de una sociedad que desea desear, que es codiciosa. También el amarillismo de la prensa. Generalmente, son pequeñas pinceladas que forman el ambiente de la obra pero que no es el centro de la misma.

8.¿Cómo recomendarías tu libro a alguien?

Recomendaría la novela diciendo que es una obra donde los lectores descubrirían una época muy interesante de la historia que está poco estudiada.

9.¿Qué aspectos de la trama y del estilo narrativo crees que podrían enganchar al lector?

Lo importante de las tramas es que estén bien marcados los tiempos narrativos. Si bien, la composición de la obra tiene que ser una cosa ágil y dinámica, tiene que ser lenta en el momento que la historia lo precise, rápida cuando tenga que serlo y, por supuesto, generar tensión cuando haya que generarlo. Por eso, por lo general, utilizo un estilo sencillo. Frases cortas, palabras conocidas y capítulos cortos.

10.¿Sigues algún método de escritura?

No te puedes sentar a escribir por escribir, siempre hay que tener un método de trabajo. Una vez que tengo la idea y está madura en mi cabeza, realizo la escaleta. Con el guión de la historia en mis manos, me documento si hiciera falta y le hago las fichas a los personajes principales y a los secundarios. También me voy informando de lugares dónde se va a desarrollar la historia. En el caso que sean casas particulares, despachos,…, lugares que me los tenga que inventar, suelo describirlos.

Una vez que está todo, empiezo a escribir en bruto hasta terminar la historia. Y luego, corregir, corregir y corregir hasta que esté bien y encajen todas las piezas. El oficio de escribir tiene mucho que ver con el de relojero. 

11.¿Qué aspectos de tu vida te han podido marcar como escritor?

Como a la mayoría, la lectura. No hay un escritor si antes no has sido un buen lector.

Para contar historias tienes que quitarte tus experiencias personales porque tienes que crear vida desde cero, hacerle una biografía al personaje. Sin embargo, es inevitable que tus propios aprendizajes y sensibilidades se vean reflejados en el transcurso de la historia. Son como pequeños guiños porque todos los personajes tienen algo del propio escritor. A los míos, a veces, se les cuela el militante panfletario.

12.¿Alguna anécdota a resaltar relacionada con el proceso creativo de El manuscrito perdido?

Yo creo que, como a todo el mundo, una vez que acabé de escribir la novela, me pregunté ¿y ahora qué?

Cómo no sabía qué hacer, me fijé que la próxima fecha de entrega para un premio era el Premio Azorín de Novela y lo envié.

Al tiempo, casi me había olvidado que lo había mandado, llegué de madrugada de pegar carteles para las elecciones de las andaluzas del 2015, entré por entrar a ver quien había ganado y vi que de doscientos quince participantes había entrado entre los diez finalistas. Pegué un grito que desperté a todo el bloque.

No llegó a nada más, pero por lo menos fue un indicador de que estaba haciendo las cosas medio bien. Después me tuve que apartar de mis sueños literarios para echar una mano en el gobierno local de mi ciudad. 

13.¿Cómo valoras el proceso de edición?

Buena. Se ha ajustado a mis tiempos, que ahora mismo son complicados, con un trato siempre cercano y con una realización del trabajo bastante satisfactoria.

14. Termina la fase: Caligrama es… oportunidad.

Preguntas ráfaga

EL ÚLTIMO LIBRO QUE TE HA GUSTADO: Soy un lector que va a tiro hecho. Ahora mismo estoy con la trilogía de Falcó de Pérez Reverte y me está gustando bastante.

UN LIBRO QUE QUIERAS LEER: Como buen lector tengo muchísimos pendientes. Reina Roja y Loba negra de Juan Gómez-Jurado. Sidi de Pérez Reverte. La cara norte del corazón de Dolores Redondo,…

UN AUTOR QUE TE HAYA INSPIRADO: Muchísimos:Fiódor Dostoievski, Sartre, Paco Ignacio Taibo II, Vázquez Montalbán,…

UNA AUTORA QUE TE HAYA INSPIRADO: Es algo pendiente, incluir más escritoras, pero podría decir que Agatha Christie. De literatura nacional a Dolores Redondo. Tengo pendientes a Margaret Atwood, Camilla Läckberg y Paula Hawkins.

UNA FRASE DEL LIBRO EL MANUSCRITO PERDIDO«Los sentimientos, que nacen de la irracionalidad del propio ser, transforman la percepción de todo lo que rodea. Y, partiendo de un análisis equivocado del entorno, interpretó el mundo según sus deseos».

Deja una respuesta