ENTREVISTA A OSCAR MONTEJO

1.¿Cuándo comenzaste a escribir? 

Mi pasión por la escritura comenzó desde muy niño. Ya en el colegio gané algún concurso literario, pero realmente me aparté de la escritura durante muchos años. Aunque para no perder el gusanillo formé parte de un grupo musical en el que era uno de los letristas así que creo que siempre estuve en contacto con la literatura. Años más tarde tuve la idea de crear mi propio blog de crecimiento personal llamado Reflejas y a partir de ahí escribir se ha convertido en una constante en mi vida. 

2.¿Cómo surge No quiero ir a trabajar? 

Durante el año pasado y parte de este realicé un máster de coaching y una de las cosas que nos pidieron fue un proyecto de fin de curso. Empecé analizar qué tipo de cualidades tenía y de qué podía ir ese proyecto, y llegué a la conclusión de que un libro podría ser una buena idea. Que el tema se centrará en el mundo laboral tampoco es casualidad puesto que a lo largo de mi vida profesional he tenido la oportunidad de tener muy diferentes trabajos que me han dado una perspectiva bastante amplia de cómo funciona este mundo y de cómo son sus actores. 

3.La obra tiene como objetivo entender el papel interpersonal en las relaciones laborales. ¿Cómo has planteado este proyecto en forma de libro? 

Todos en mayor o menor medida hemos tenido algún trabajo alguna vez o estamos trabajando y pasamos con nuestros compañeros y jefes más tiempo al día que con nuestra familia. Eso crea un caldo de cultivo muy rico en cuanto a relaciones se refiere. Y después de mucho observar y analizar algunos de los compañeros y jefes que he tenido a lo largo de mi trayectoria profesional, verdaderamente escribir este libro salió casi del tirón. Pero tampoco quería que se convirtiera en una especie de tratado acerca del mundo laboral, sino darle un enfoque algo más divertido sin perder por ello ese puntito reflexivo que creo que podemos conseguir cuando nos identificamos con personas que pasan o han pasado cosas muy parecidas a las nuestras. Aunque sí es cierto que todo el libro está pasado bajo el tamiz del coaching

4.¿Por qué cuesta tanto empatizar en el entorno laboral? 

Creo que tanto en el entorno laboral como en nuestra vida personal nos cuesta empatizar un montón. Cuando la otra persona tiene características que nos gustan y nos agradan nos resulta muy fácil, pero el problema viene cuando la otra persona tiene aspectos en su personalidad que nos repatean. Ahí ya empatizar termina por convertirse en un auténtico logro cuando se consigue, que son muy pocas veces. Empatizar con el otro no quiere decir que estemos de acuerdo con su comportamiento su manera de pensar, es simplemente aceptar que esta persona es completamente distinta a ti, con una historia que no conoces y un enfoque vital que aunque a ti te saque de quicio a él le sirve y no te queda más narices que aceptarlo. 

5.¿Cuál ha sido el mayor reto a la hora de escribir esta novela?

Encontrar el tiempo necesario para sacar ratos donde poder escribir, teniendo en cuenta que mi horario de trabajo es bastante complicado, creo que ha sido un auténtico reto y me siento orgulloso de haber podido compaginar ambas cosas. En cuanto al libro lo más complejo ha sido jugar con mi parte irónica pero sin extralimitarse. Reconozco que en algunas partes me he tenido que controlar muy mucho para encontrar ese puntito de objetividad que consideraba necesario que tuviera el libro. 

6.¿Qué temas pueblan la obra? 

Durante todo el libro he procurado jugar con los dos puntos de vista principales dentro de lo que puede ser una empresa: el del trabajador y el del empresario. Y en ese abanico tan amplio de posibilidades que me ofrecía he tratado temas como el mobbing laboral, las distintas tipologías dentro de jefes y empleados, diferentes herramientas para poder solucionar algunos de los problemas más comunes en el entorno laboral, y todo ello salpicado con sentido del humor que creo que es el punto diferenciador de la obra respecto a otros libros que tratan estos mismos temas. Digamos que no tiene un estilo literario al uso. 

7.¿Qué te gustaría conseguir en el público lector? 

Fundamentalmente, que se paren a pensar un poquito. Estamos acostumbrados a vivir nuestra vida a demasiada velocidad y pocas veces nos paramos a reflexionar sobre cómo nos sentimos verdaderamente y por qué hacemos las cosas que hacemos. Con el libro intento que se cuestionen las cosas, incluso aquello que están leyendo. No pretendo que estén de acuerdo con mi punto de vista pero sí me gustaría que indagasen en el suyo propio. Y si además de todo esto se pueden echar unas risas, pues estupendo. 

8.¿Cómo recomendarías tu libro a alguien? 

Le diría que es un libro escrito con mucho cariño, que como mínimo les va a entretener un buen rato y que seguro les va a hacer replantearse algunas de las cosas que dan por seguras en su vida, de su trabajo y de quiénes son. Y alguna sonrisa a lo mejor esbozan… 

9.¿Suele servirte algún método de trabajo a la hora de escribir? 

Intento ser todo lo constante que puedo a la hora de escribir. Hay temporadas que el cuerpo me pide escribir todos los días dos o tres horas y, en otras, el trabajo no me permite tanto tiempo. Las nuevas tecnologías me han servido mucho a la hora de escribir el libro. De hecho, algunos capítulos del libro están escritos desde el teléfono móvil mientras esperaba el autobús o me tomaba un café en una terraza pero es cierto que como el ordenador y mi saloncito de casa no hay nada. 

10.¿Qué es lo que te resulta más fascinante y más difícil a la hora de escribir? 

Ese momento en el que te sientes completamente conectado con tus pensamientos y las frases y palabras brotan sin parar sin apenas esfuerzo, para mí es algo mágico. Pero no siempre es así. En ocasiones te aparece eso que llaman el bloqueo del escritor y no tienes ni puñetera idea de por dónde tirar. Pero al final, sin saber cómo ni por qué, ese concepto o esa idea que buscabas aparece de repente y es un auténtico subidón. 

El poder plasmar algo tan íntimo como tus pensamientos en palabras y que tengan un sentido para ti y para otros es algo verdaderamente fascinante. 

11.¿Alguna anécdota a resaltar con el proceso creativo de No quiero ir a trabajar? 

El tema dedicado a las tipologías tanto de jefes como de compañeros, casi se me va de madre. Empezaron a surgir decenas de tipologías y cada una más cañera que la anterior así que hubo un momento en el que tuve que decir basta, porque estaba viendo que si no el capítulo iba a tener más de 80 páginas y no era plan. Eso sí, aquellas tipologías que no han entrado en el libro las tengo guardaditas a buen recaudo por si acaso. 

12. Termina la frase: Caligrama es… 

Profesionalidad al servicio del escritor.

Preguntas ráfaga

EL ÚLTIMO LIBRO QUE TE HA GUSTADO: ¿De qué se ríe Dios? de Depaak Chopra.

UN LIBRO QUE QUIERAS LEER: Encantado de conocerme de Borja Vilaseca.

UNA CANCIÓN O PIEZA MUSICAL COMO BANDA SONORA DE TU OBRA: Always look on the bright side of life de Monty Python.

UN AUTOR PREFERIDO: Wayne Dyer y Deepak Chopra.

UNA AUTORA PREFERIDA: Almudena Grandes.

UNA FRASE DE TU LIBRO NO QUIERO IR A TRABAJAR:  «La incertidumbre no son más que posibilidades que se abren».

Deja una respuesta