ENTREVISTA A NICOLÁS GARCÍA ARDURA

1.¿Desde cuándo escribes?

Llevo toda la vida, empecé con poesía porque me encanta la métrica y el ingenio en su composición.

2.¿Por qué escribes?

Me ayuda en la expresión, me ofrece una manera de entender el sentido de la palabra.

3.¿Cómo surge la novela el Silencio de la respiración?

En diferentes viajes de voluntariado y experiencias en centros de meditación, obtuve sensaciones que no supe describir, por eso me decidí a emprender un viaje de conocimiento en este mundo. Dudé entre el taichi y chikun o el yoga, me decanté por este último por la gran historia que gira en torno a esta filosofía. Durante mis formaciones se iba forjando la idea de escribir un libro. Mientras estudiaba por mi cuenta, a efectos pedagógicos, me formé como profesor de yoga, especializándome en educador infantil.

Pero fue, en un momento de mi vida determinado, cuando me senté delante del ordenador y me dediqué a escribir, a plasmar parte del conocimiento sobre la meditación desde una visión pedagógica y novelística a la vez.

4.Un periodista que ha perdido el rumbo de su vida, un monje oriental y su conocimiento… ¿Tuviste claro el contenido del libro o fue surgiendo a medida que escribías las páginas?

El libro está redactado para poder ser interpretado con diferentes perspectivas, como el concepto tiempo o los valores sociales. Pero, una de ellas, para mí la más importante, es la que muestra los diferentes estados en los que se puede encontrar una persona en función de los inputs o entradas de información que le alteran químicamente su estado corporal. Los tres personajes tienen personalidades comunes y cotidianas, pero ello no quita que esas personalidades oscilen en función del estado emocional o de las circunstancias que lo envuelvan.

5.¿Cómo son los personajes principales?

Juan es una persona desordenada, insegura, olvidadiza, impulsiva y que se deja llevar por las impresiones a primera vista. Se frustra ante las adversidades y se siente intimidado por las personas que lo menosprecian estando mejor posicionados jerárquicamente.

Andrea es una persona que ameniza, es tranquila y armoniosa, hábil en el manejo de las conversaciones y apasionada por su trabajo. Sabe manejar las situaciones tensas y conflictivas.

Jesús es metódico, tranquilo, callado, sensible a su entorno y a las pautas de su propio comportamiento, a su respiración. Inteligente y culto, aunque prefiere no indagar en razonamientos, ajustando así su consumo de energía. 

6.¿Por qué escenarios se mueven los personajes?

La obra se planteó para que fuera extrapolable a cualquier ciudad, país o pueblo grande. La descripción de los espacios es llana. Se pretende que el lector perciba su lectura desde un punto de vista neutral donde pueda trasladarlo a su vida diaria. La descripción de los espacios y texturas tienden a ser, a veces, cargada, con la idea de ofrecer al lector los detalles que compensan los momentos.

7.Defines la obra como una visión occidental de la meditación.  ¿Cuál es esta visión?

Se pretendió, en un mismo manuscrito, mezclar la ciencia occidental con la manera de comportarse de un monje, transmitiendo pausa y tranquilidad, buscando los equilibrios en los espacios y en los momentos, en los diálogos. Se apoya también en la ansiedad en la que vivimos, donde lo queremos conocer todo en el momento, a esto, como remedio, ofrece la templanza y el saber esperar desde la tranquilidad oriental. Además analiza la manera de comportarse del monje tradicional con una visión analítica y postural, se resaltan los beneficios en la pulcritud de sus movimientos. Se enfatiza la presencia en el momento y se pretende resaltar el evitar dejarse llevar por los pensamientos.

8.¿Qué temas pueblan el trasfondo de la obra?

Las personalidades del ser humano, el estado presente, la consciencia respiratoria, el análisis físico, químico, orgánico, etc. del cuerpo humano y los beneficios que le aporta la meditación. El ego, el apego a los bienes materiales, el egocentrismo del ser humano.

9.¿Cuál ha sido el mayor reto a la hora de escribir esta novela?

Intercalar el conocimiento sobre la materia que envuelve a la meditación con la trama de una novela.

10.¿Qué te gustaría conseguir en el público lector?

Que se parase a pensar, a intentar hacer ejercicios respiratorios y que, poco a poco, fuera despertando la consciencia respiratoria parándose a sensibilizar su cuerpo en los momentos en los que la frecuencia de su cerebro esté elevada, en los momentos de ansiedad, a conocerse.

11.¿Cómo recomendarías tu libro a alguien?

Este libro me ha enseñado algo que desconocía, me ha ayudado a comprender lo que soy.

12.¿Suele servirte algún método de trabajo a la hora de escribir?

Realmente depende de la frecuencia cerebral en la que me encuentre y el cóctel químico que corra por mis venas. Para poder escribir expresándome de una determinada manera, tanto mi cuerpo como mi mente deben encontrarse equilibrados. Es en ese momento en el cual tanto la prosa como la poesía fluyen.

13.¿Alguna anécdota a resaltar relacionada con el proceso creativo de El silencio de la respiración?

Sí, creo que sí, la novela la escribí en medio de una mudanza, de ahí vino que esta me llevase más tiempo de lo debido.

14.Termina la fase: Caligrama es…

Un lugar donde el autor tiene la posibilidad de mostrarse a sí mismo, donde le pulen y le moldean para que su expresión sea aceptada por el público.

Preguntas ráfaga

EL ÚLTIMO LIBRO QUE TE HA GUSTADO: El principito es un libro que cada vez que lo leo tengo una visión diferente de él, creo que es un libro que muestra las verdades del ser humano interpretadas por el lector de manera diferente dependiendo del estado emocional en el que se encuentre.

UN LIBRO QUE QUIERAS LEER: La obra maestra Don Quijote de la Mancha es un libro que tengo muchas ganas de leer, pero que, por circunstancias, aún no me he armado de valor para ello.

UNA CANCIÓN O PIEZA MUSICAL COMO BANDA SONORA DE TU OBRA: Cualquier pieza musical de frecuencia delta.

UNO DE TUS AUTORES PREFERIDOS: Joaquín Sabina es, a mi parecer, un trovador contemporáneo cuyas letras no pasan desapercibidas, ya sea en prosa como en verso.

UNA DE TUS AUTORAS PREFERIDAS: Maite Criado fue una de mis mentoras en la formación académica del yoga, gracias a sus enseñanzas aprendí mucho de esta filosofía, a mi parecer, tan necesitada en la sociedad en la que vivimos. Sus libros me ofrecieron una visión global.

UNA FRASE DE TU LIBRO EL SILENCIO DE LA RESPIRACIÓN: «Confinamos el sentir al espacio remoto».

Deja una respuesta