ENTREVISTA A MANUELA JARAMILLO VÉLEZ

1.Estudiaste Filosofía y Física y eres campeona de esquí naútico. ¿Cuándo comenzaste a escribir?

Desde los 9 ó 10 años tengo una libreta en la mesa de noche. Antes de acostarme escribía algo, por lo general acerca de algún aprendizaje que hubiera traído el día. El ejercicio era, y sigue siendo, tremendamente liberador. Mantuve la escritura como una compañera que me ayudó a sobrellevar la dificultad que supuso estudiar Física y Filosofía.

2.¿Por qué escribes?

Para «ver» mis pensamientos y en la hoja profundizarlos, organizarlos y darles un significado que le dé mayor sentido a la existencia. 

3.¿Cómo se te ocurrió la idea de La vida vivida?

En el proceso de dejar las impresiones de la mente en el papel y de querer darles un significado que le aporte a mi vida, inevitablemente recurro siempre a experiencias que he tenido. Decidí recoger algunas de las más significativas e ir entrelazando las historias con el aprendizaje que van dejando, si así estamos dispuestos a verlo. 

4.¿Cómo definirías tu obra?

Como una necesidad de contarles a mis hijos que, ante una misma situación, siempre tenemos dos opciones: la de victimizarnos o la de aprender. 

5.¿Lo que narras en este libro es «tu vida vivida»?

Parte de ella. Son las situaciones que en ese momento en que escribí el libro eran las que aparecían una y otra vez como bifurcaciones en el camino, o como hitos.

6.¿Cómo ha sido la experiencia de darle forma literaria a tu historia?

Con la idea en mente, pero sin ninguna sobre cómo empezar, tuve la suerte de pasar un día con una amiga de infancia a quien quiero mucho y a quien admiro como escritora. Ella es Melba Escobar. Al contarle de mi idea me presentó a una editora colombiana que se llama Carolina López Bernal. Carolina me acompañó durante casi todo el proceso de escritura y me dio la seguridad, en medio de un trabajo juicioso de las dos, de que iba a ver finalmente esa idea hecha libro. Más allá de todo lo que pase en adelante, escribirlo terminó un ciclo (el de sentir la tarea como imposible) y abrió otro (el de seguir escribiendo), los dos, leña para el fuego interior que quiere seguir encontrando oportunidades de crecimiento en cualquier situación. 

7.¿Qué temas principales tratas en el libro?

El tema principal del libro es que en todas las dificultades, si nos ponemos a ello, encontraremos una oportunidad. Esta es una idea bastante sencilla, así que la expongo mientras voy contando algunos desafíos propios en diferentes ámbitos de la vida (el deporte, las relaciones, el autoconocimiento, la maternidad y el diagnóstico de un hijo entre otros), con el fin de ilustrar cómo esa idea puede dar frutos independientemente de las historias. Creo que hay un poder sanador y muy edificante en el poder interpretar y contar nuestra historia como mejor creamos que nos aporta a nosotros mismos y a los demás, alejándonos de la victimización. 

8.¿Qué te gustaría conseguir en el público lector?

Que revise su propia historia y que la reinterprete si no le ha dejado algo edificante. 

9.¿Cuál ha sido el mayor reto a la hora de escribir este libro?

Sobreponerme a la autocrítica. 

10.¿Cómo recomendarías tu libro a alguien? 

La vida vivida es la historia de una mujer cualquiera que hace un gesto consciente a diario de agradecer por lo que se presenta en su vida, porque todo, todo, supone una oportunidad. 

11.¿Suele servirte algún método de trabajo a la hora de escribir?

Saber que mis hijos están en buenas manos y que tengo 3 horas seguidas sin interrupciones y con el silencio de la buena música. 

12.¿Alguna anécdota a resaltar relacionada con el proceso creativo de La vida vivida?

En el capítulo que se titula Perdidos en el retiro, describo la pérdida de mi hijo unos días después de haber recibido su diagnóstico de autismo. Mientras escribía, sentía en una menor intensidad, pero igual de real, todas las sensaciones físicas de aquel día de verano en Madrid cuando lo perdimos durante casi una hora: el corazón bombeaba fuerte, me calenté, temblaba y cuando terminé, lloré un rato como lo hice inconsolablemente aquel día. Me di cuenta del poder que tiene la escritura a la hora de revivir las experiencias y el de sanar en la medida en que veo en retrospectiva y que interpreto de nuevo lo que pasó. La libertad que confiere el estar vivo y escribiendo en el futuro de ese hecho pasado difícil o desafiante, es catártica.

13.Termina la fase: Caligrama es…

Lo que le falta a quien tenga algo que contar.

Preguntas ráfaga

EL ÚLTIMO LIBRO QUE TE HA GUSTADO: Cómo maté a mi padre, de Sara Jaramillo.

UN LIBRO QUE QUIERAS LEER: De qué hablo cuando hablo de correr, de Haruki Murakami.

UNA CANCIÓN O PIEZA MUSICAL COMO BANDA SONORA DE TU OBRA: On the nature of daylight, de Max Richter, o Für Alina, de Arvo Part.

UNO DE TUS AUTORES PREFERIDOS: Sri Aurobindo.

UNA DE TUS AUTORAS PREFERIDAS: Melba Escobar.

UNA FRASE DE TU LIBRO LA VIDA VIVIDA: «Nuestras máximas dificultades son nuestras mejores oportunidades».

Deja una respuesta