ENTREVISTA A MANUEL SILVA GUASCH

1.¿Cuándo comenzaste a escribir?

Ya escribía desde mi tercer grado de escuela elemental. Recuerdo que gané un primer premio con un certamen que estaba abierto a todos los grados del colegio. Incluso, dudaron de mí pues no creían que un chiquillo de tercero hubiera podido originar aquel poema sobre El pensador de Rodin, y las conjeturas antiarmamentistas en él. 

2.¿Cómo surge tu novela Semillero?

Semillero fue una erupción visceral de cuando me enteré del robo de las 300 piezas de oro del museo de antropología MARTA, en Panamá; y una oportunidad de revelar algunas verdades ocultas de la historia, dándole un giro más humano y menos seco. Semillero es la contestación a intrigas históricas, pero no contado a secas, sino como vivencias más reales; es toda una aventura y contiene algunas lecciones de respeto hacia la madre naturaleza y a nosotros mismos.

3.¿Cuál es el argumento de la obra?

Semillero plantea que si es cierto que la historia se cuenta desde el punto de vista del que impone su voluntad, con héroes marmoleados justificando sus batallas, también está reclamando conveniencias que no se justifican, especialmente cuando se va en contra de la verdad y los recursos que la madre naturaleza brinda a todos de gratis.

4.Un investigador de un robo, la directora de un museo antropológico… ¿con qué características has dibujado a los protagonistas? 

Ambos personajes principales, Manuel y Mari, son de familias ricas en historia y orgullo, pero que fueron huérfanos a conveniencia, como lo son quienes se crían sin sus padres porque éstos no hacen más que dedicarse al trabajo, o porque la raíz de sus familias fueron arrancadas por estos sistemas económicos imperantes. Cuando ambos descubren que hay verdades ocultas a conveniencia en la historia, pero que encajan con los verdaderos valores de preservación humana, se encomiendan a una misión de exponer y salvar estas verdades, este despertar. ¡Claro que se enamoran! Podrías decir que son un par de justicieros dedicados al amor.

5.¿En qué época y en qué escenarios se desarrolla la historia de la novela?

Semillero, aunque se desarrolla en la época actual, toma varias referencias de la historia, como el declive del imperio maya en el 909 e. c. (era común), el coloniaje europeo de Panamá en 1502, las revueltas antimonárquicas españolas de 1868, el apoderamiento de Puerto Rico por EE.UU. en 1898, el ataque de EE.UU. a Panamá en 1989, y los hurtos de las 300 piezas de oro del MARTA en el 1989 y el 2003. También, se hace referencia a los huracanes Irma y María en su paso por Puerto Rico en 2017. Además de contar sobre un viaje en la vida del personaje Mari alrededor del mundo.

6.¿Cuál ha sido el mayor reto a la hora de escribir esta novela?

La dificultad está en cómo uno siembra las dudas sobre la historia que nos han inculcado. Semillero hilvana unos chismes no oficiales, aunque veraces, y les da una franqueza casi de cuento de familia, cuestión de que siembre la duda. La dificultad estriba en darles naturalidad, en darles un orden y que inspiren una confianza casi infantil, aunque los temas no son para niños.

7.¿Qué temas pueblan el trasfondo de la obra?

El abuso en contra de la naturaleza, contra la mujer y contra la verdad debido a oportunismos de control de poder son los temas que abundan. Pero también busca valorar y reconocer al amor personal, de las raíces de familia, y entre parejas.

8.¿Qué te gustaría conseguir en el lector?

Lo que Semillero persigue es sembrar la duda y motivar a soñar con un mundo donde se reconozcan las verdades, los hostigados por oportunismos, los sentimientos y el respeto entre todos, incluyendo la naturaleza.

9.¿Cómo recomendarías tu libro a alguien?

La novela Semillero es toda una aventura llena de moralejas. Es un logro al que debiera aspirar la humanidad, y así lo reconocerá quien lo lea, y querrá leerla varias veces.

10.¿Suele servirte algún método de trabajo a la hora de escribir?

Creo en el método de conciencia abierta; dejar que la idea brote como un manantial sin trabas, pero para esto necesito aislarme y vivir el momento sumergiéndome en la vivencia. Lo vivo al nivel que suele afectarme, y tanto llorar como emocionarme, o reír. Para esto hace falta sentarse con dedicación.

11.¿Qué es lo que te resulta más fascinante y lo más difícil de escribir?

Me fascina la psicología de las emociones, las decisiones y qué tan profundas son pensadas. Mi dificultad estriba en escribir esas emociones negativas; manipulaciones, abusos en los que tengo que sumergirme para vivirlos y describirlos de forma creíble. La dificultad está en limpiarme de ellas después.

12.¿Alguna anécdota a resaltar relacionada con el proceso creativo de Semillero?

Semillero fue parido en una época de huracanes violentos, como nunca habían pasado por mi isla. Primero pasó el huracán Irma, categoría 5, algo que nunca había presenciado en mi larga vida; y para asegurarse de que no olvidara la experiencia, pasó el huracán María menos de dos semanas después (que no se graduó a categoría 5 solo porque arrancó el radar Doppler del tope de la montaña dos millas antes de cualificar para esa categoría). Querían tumbarnos, pero no lo lograron. Seguí escribiendo con el ruido y peste de una planta eléctrica hasta durante cinco meses. Estas tormentas, aunque me obligaron a reescribir mucho, pues quería un relato veraz de los tiempos, también causaron partes que motivarán a muchos a pararse a aplaudir a un personaje muy particular. No lo menciono por nombre para no matar la sorpresa.

13.Termina la fase: Caligrama es…

Hoy en día, la mejor garantía para dar a conocer tu mensaje literario internacionalmente. Ahora que los mercados son cada vez menos prestos a invertir por amor al arte, queda claro que la mejor red de distribución es la del renombre de Penguin Random House, Caligrama.

Preguntas ráfaga

EL ÚLTIMO LIBRO QUE TE HA GUSTADO: Biografías en general. María Antonieta, Cleopatra VII, Mahatma Gandhi…, pero el primer libro que aún recuerdo muy allegado a mí, Siddhartha por Herman Hess.

UN LIBRO QUE QUIERAS LEER: Tengo que ser honesto (siempre). Lo poseo. Lo tengo en mi mesa de noche. Quiero empezarlo, pero algo siempre sucede que no me lo permite. Se trata de Rayuela, por Julio Cortázar.

UNA CANCIÓN O PIEZA MUSICAL COMO BANDA SONORA DE TU OBRA: Lakme, El dúo de las flores 

UN AUTOR PREFERIDO: Hay tantos, pero si hace falta escoger uno, aparte de Herman Hess, diría que Gene Roddenberry, por su visión humana de cómo llegar a un futuro real.

UNA AUTORA PREFERIDA: Además de la niña que reconoció que las paredes no son reales, Anna Frank, me gusta Markus Zusak, de la misma época, por su obra La ladrona de libros.

UNA FRASE DE TU LIBRO SEMILLERO: «Recoge esas lágrimas más preciadas que brillantes, de esos que envidian las coronas de otros países, porque nada es tan brillante como el sol del corazón».

Deja una respuesta