ENTREVISTA A LUIS BELTRÁN GUERRA G.

1.Eres abogado. ¿Cuándo te embarcaste en la aventura literaria?

Desde joven tuve inclinación por la escritura, enfocándome durante los primeros años en el análisis formal de las instituciones legales. De esa época puede citarse, entre otros, el ensayo Legitimación para recurrir las decisiones de la Administración Pública en la Corte Suprema de Justicia de los EEUU, el cual revela la inclinación por el derecho público. El libro Democracia y Estado Contemporáneo, publicado por la Universidad Católica de Caracas, es otra evidencia, así como El acto administrativo. La Teoría del Procedimiento Administrativo, editado por la Procuraduría General de la República (Venezuela). Para esa ocasión sentía ya la inquietud de una metodología que permitiera explicar temas formales de manera más asequible para el lector, circunstancia que me llevó a escribir El dilema venezolano, La teoría de desarrollo social en la constitución. La tendencia prosiguió con Tirso Martínez, venezolano, glotón, sociólogo y confundido, desempleado, cojo y navegante, Leticia Harentz Pérez, Una venezolana que comenta la Constitución de la V República, Pedro Manuel Tillero Gómez, El Abogado Constitucionalista y Gregorio. El conservador en una Venezuela aturdida. Estos últimos libros son prueba de que la aventura literaria se inició desde joven y prosigue, precisamente, con la Sociedad Justa. El laberinto de Ifigenia Fernández.

2.¿Por qué escribes?

Para compartir con terceros lo que leo, estudio y analizo, lo cual considero útil, pero, asimismo, por inquietud y satisfacción personales.

3.¿Cómo surge el libro La sociedad justa. El laberinto de Ifigenia Fernández?

El libro se integra en una saga alimentada con dar un sentido menos formal a la escritura sobre problemas complicados, con la finalidad de tratar de conquistar un abanico más amplio de lectores, buscando un camino para una mayor divulgación del conocimiento. Es difícil negar que la humanidad atraviesa por capítulos preocupantes que conviene analizar, por lo que aquello que se diga con respecto a los problemas y sus posibles soluciones, en la medida en que más preocupe a la gente, esta se inclinará a buscar alternativas. En La sociedad justa, Ifigenia Fernández dedica parte considerable de su vida a esa tarea, involucrando a su enamorado Nicanor Zubizarreta, propiciando encuentros con respecto al qué hacer. Parte considerable de sus vidas transcurre en dicha tarea. Convenciéndose de que componer el mundo es imposible. Por ello deciden disfrutar su vida de pareja, se convierten en esposo y esposa, tanto por civil como de manera religiosa, y llenan sus vidas con otras miras, elevadas también, pero más asequibles.

4.¿Cómo definiríais esta obra?

Permítame responderle anecdóticamente, ya que cuando terminé el libro Tirso Martínez, arriba mencionado, pregunté a mi discípulo y destacado escritor venezolano Rafael Arraiz Lucca, cómo lo calificaría. Me respondió que «una novela». Por tanto, provisto de esa lección, calificaría de igual manera a la Sociedad Justa.

5.¿Cuál es el argumento?

El argumento pasa por tomar en consideración que Ifigenia se destaca en sus estudios desde los primeros años en Córdoba, Argentina, tendencia que prosigue en las prestigiosas universidades en las cuales es admitida. Se gana la admiración de destacados profesores dedicados a arbitrar mecanismos para un mundo socialmente más justo. Y en ello coincide la Bonarense, como terminan calificándola sus colegas, resultando atrapada en el porqué de las injusticias humanas y tratando de conocer la razón por la que personalidades tan valiosas no entienden el mundo, acudiendo, ante sus frustraciones, a quitarse la vida.

6.¿Quiénes son los personajes principales y con qué características los has creado?

Ifigenia Fernández es sin dudas el personaje principal, como lo revelan las múltiples gestiones, tareas y hasta conflictos para demostrar que el mundo es una desgracia. Es una mujer ducha y activa, simpática y preparada y convencida de que mucho ha de hacerse por evitar la debacle humanitaria, la cual muy pocos niegan, pero ninguno hace algo por evitarla, o, por lo menos, para  atenuar una situación tan terrible; Nicanor Zubizarreta, su novio; Monseñor Julio Oliveros es otro de los personajes importantes, pues media entre Ifigenia y su pareja para procurar que se entiendan.

7.¿Por qué escenarios y en qué época transcurre la trama?

Comienza en Argentina, en la ciudad de Córdoba, país de origen de la protagonista.  A partir de allí serán las diferentes universidades que visitará Ifigenia, en principio en Europa, pasando luego a EEUU. Y más tarde España. La trama abarca de  2019 a 2021.

8.¿Qué retrato de la sociedad haces en tu obra?

La de una sociedad duramente golpeada por las desigualdades humanas, generadas por el desequilibrio del 1% y el 99% pobre. Esto lleva a una injusticia social aguda. Se hacen muchos estudios, pero esto solo no es suficiente.

9.Algunos hablan de que has creado el «constitucionalismo literario». ¿En qué consiste?

Es un intento de explicar un tema tan formal como el constitucionalismo mediante diálogos, en los cuales quienes participan exponen sus puntos de vista. También se ha dicho que se acerca a la metodología de Sócrates.

10.¿Qué temas tratas en esta obra?

La crisis de una profesional bien formada ante la debacle humanitaria, ante lo que decide denunciar y procurar la cooperación para evitar un cataclismo. Este no conformarse con todo lo analizado hasta el momento es lo que lleva a la protagonista a entrar en crisis.

11.¿Qué te gustaría conseguir en el público lector?

Interés por un tema tan preocupante como la crisis del mundo. Que tome una mayor conciencia de la situación que se vive en el presente y que busque cómo aportar su colaboración, que no sea indiferente. Pero, también, que se mire en el espejo de Ifigenia, quien se propone, sin lograrlo, evidenciar que el conflicto entre países, el poco acceso al bienestar, la discriminación y el hambre, conspiran contra tan loable propósito de la Bonarense.

12.¿Cómo recomendarías tu libro a alguien?

César Vidal lo compara con El Mundo de Sofia, dice que la lectura es amena y tan simpática que puede generar más de una carcajada. Ese sería un buen mensaje para los lectores. Estimo que se entretendrán, pero adquirirán más conciencia de la problemática del mundo.

13.¿Cuál ha sido el mayor reto a la hora de escribir esta obra?

Denunciar la crisis, llamando la atención con respecto a ella. Sin caer en el alarmismo y sin darle un sentido demagógico.

14.¿Qué aspectos crees que definen tu estilo literario?

Escribir sobre temas complejos con ironía y a través de diálogos. Mi idea es hacer que la obra sea asequible a personas no especializadas, aun tratando temas que escapan a su formación, pero que son importantes e interesantes y que pueden despertar su interés.

15.¿Suele servirte algún método de trabajo a la hora de escribir?

Trabajo y disciplina para ordenar concienzudamente toda la información que busco. Luego ordenar dicha información y darle forma. El trabajo es intenso.

16.Termina la frase: Caligrama es…

Una editorial eficiente. Mi experiencia es positiva, la calidad de la edición es de primera y en todo momento están en comunicación con uno.

Preguntas ráfaga

EL ÚLTIMO LIBRO QUE TE HA GUSTADO: Más que un Rabino, de César Vidal.

UN LIBRO QUE QUIERAS LEER: Simón Bolívar. A Life, de John Lynch.

UNA CANCIÓN O PIEZA MUSICAL COMO BANDA SONORA DE ESTA OBRA: La Heroica de Beethoven.

UNO DE TUS AUTORES PREFERIDOS: Stefan Zweig.

UNA DE TUS AUTORAS PREFERIDAS: Hannah Arendt.

UNA FRASE DE DEL LIBRO LA SOCIEDAD JUSTA: «Las caricias en el comportamiento humano, las cuales relajan alma y cuerpo, por lo menos momentáneamente, pues cuando la pasión termina, la gente vuelve a la difícil realidad».

 

Deja una respuesta