ENTREVISTA A LUIS A. RIVERA ROSARIO

1.¿Desde cuándo escribes?  

Bueno, escribo desde joven, desde que preparaba bosquejos para predicar en la iglesia los domingos. Pero fue hace unos 18 ó 20 años, cuando comencé estudios graduados, que empecé a escribir seriamente ensayos y monografías en las distintas plataformas de internet disponibles para esos fines.  

2.¿Por qué escribes? 

Porque me apasiona. Además, me gusta transmitir y enseñar, dar de lo que he recibido. El conocimiento es fundamental para el desarrollo integral de las sociedades, y escribir es un medio tradicional y excelente para lograr ese cometido.

3.¿Cómo surge la idea de este libro? 

El libro es una adaptación de la tesis doctoral. Por lo general, cuando uno defiende una tesis con éxito, la aspiración inmediata es convertirla en el primer libro, y de ahí arranca la vida de autor.

4.¿Qué temas recoges en esta obra? 

El libro trata, esencialmente, sobre el concepto del Espíritu Santo, pero no desde el punto de vista de los dogmas eclesiásticos y enseñanzas tradicionales, sino desde la concepción hebrea, a través del uso en su literatura de los vocablos hebreo “ruah” y griego “pneuma”. En especial hay un análisis del griego “pneuma” en siete cartas de Pablo, además de los Sinópticos y Hechos, que nos permite ver los sentidos y matices en todos los usos que hace Pablo de la palabra, y adquirir un mejor entendimiento que nos acerca al pensamiento genuino del autor.  Esto, inevitablemente, toca el tema trinitario, pero lo abordamos con respeto y deferencia.

5.¿Cómo ha sido el método de trabajo y de investigación?

En términos de la metodología, el enfoque general es uno histórico-crítico y un análisis exegético del texto griego. En cuanto al enfoque histórico-crítico, trataremos la Biblia como un instrumento literario y sujeto al rigor de los estudios académicos. En cuanto al análisis exegético del texto, basamos el estudio en el texto original del Nuevo Testamento, el griego helenístico o koiné.

Investigaremos el uso de ר֫וּח (rȗah) en el Antiguo Testamento, en el judaísmo del Segundo Templo, incluyendo la literatura rabínica y los Rollos del Mar Muerto, y en Filón de Alejandría y Josefo, para establecer un marco de referencia sobre el uso y significado del término en el primer siglo, que fue el tiempo en que se compusieron los escritos que vinieron a ser canonizados.

6.¿Qué es lo que has aprendido?

Mucho: la experiencia de hacer un trabajo de investigación para una tesis doctoral y que culmine en un libro, el sacrificio que representa desarrollar ese trabajo, la satisfacción de un trabajo bien hecho; que estudiar y entender la Biblia va mucho más allá de aceptar dogmas y tradiciones; que son los textos originales, los estudios histórico-críticos y el contexto cultural, los que permiten que entendamos las Escrituras cristianas como la debieron entender sus lectores originales.

7.¿Cuál ha sido el mayor desafío a la hora de componer esta obra? 

El trabajo y esfuerzo que conllevó la tesis doctoral: 471 páginas, 929 notas al calce y 194 libros consultados, aparte de todos los recursos de internet. Luego adaptar esa tesis en un libro comprimiendo y sintetizando, pero reteniendo la esencia del trabajo de investigación.  

8.¿Qué quieres lograr en el lector que se adentre en la obra?

Que adquiera conocimientos. El libro provee mucha información provechosa en distintas áreas del saber bíblico. Hay un mundo al alcance del que quiere historia, arqueología, métodos críticos y literarios, entre otros. Que se apasione con la Biblia, mínimo que despierte su interés y se adentre en su estudio y que no se limite a lo que conoce o le hayan enseñado. Que pueda ver el concepto de “Espíritu” en su contexto cultural, o sea, en la vida y religión del pueblo hebreo y su literatura, incluyendo a Pablo, más allá de los dogmas y doctrinas tradicionales.

9.¿Cuánto tiempo te ha llevado escribir el libro? 

Debido a que por años estaba estudiando ese tema, que tengo una biblioteca personal especializada que sobrepasa los mil libros y que dediqué unas 12 a 14 horas diarias, terminé la tesis en unos ocho meses. La adaptación para el libro fue más fácil.  

10.¿Qué consejo le darías a los que empiezan a escribir una obra? 

Pasión, mucha pasión, tenacidad y perseverancia, sobrepasar los desánimos y no rendirse nunca. Esto, obviamente, acompañado de una actitud de estudiante, de aprendizaje, y ser un lector voraz.

Dominio amplio de los temas sobre los cuales se ha de escribir, con análisis y reflexión propia, y tener buen dominio gramatical del vernáculo. 

11.¿Cómo valoras el proceso de autoedición? 

¡Excelente! Profesionales muy responsables. Te llevan de la mano paso a paso con las guías escritas, por correo electrónico y a través de su página. No me arrepiento de seleccionar a Caligrama.

12.Termina la frase: Caligrama es…

para mí, el mejor instrumento para realizar el sueño de escribir un libro. 

Preguntas ráfaga

UN LIBRO QUE TE HAYA MARCADO EN TU VIDA: ninguno como la Biblia.

UN LUGAR INSPIRADOR: la naturaleza en todas sus manifestaciones.

UN AUTOR PARA SEGUIR: Raymond E. Brown.

UNA AUTORA: Paula Fredriksen.

UNA FRASE DE LIBRO: «Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora». Proverbio hindú.

Esta entrada tiene un comentario

  1. Conosco a Luis en lo personal, gran compañero y hermano, te deseo mucho éxito, y muchas bendiciones.
    Lo encuentro sumamente interesante.

Deja un comentario

Cerrar menú
×
×

Carrito