ENTREVISTA A LORETO VEGA DURÁN

1.¿Cuándo te embarcaste en la aventura literaria? 

Escribir y publicar una novela siempre había sido mi sueño, pero era difícil encontrar el tiempo, máxime cuando ya me resultaba complicado conciliar vida personal y profesional. Y entonces llegó la pandemia y los meses de confinamiento, e intentando buscar algo positivo en la terrible situación, decidí que ya no tenía excusas; había llegado el momento de intentarlo.

2.¿Por qué escribes? 

Escribir es una forma maravillosa de compartir emociones, sentimientos, grandes y pequeñas historias… Escribo desde pequeña. Mi afición a la lectura pronto se convirtió en deseo de escribir y comencé a hacerlo, con mayor o menor acierto, y sin ninguna intención más allá del mero entretenimiento. En el año 2006 trabajaba en un despacho de abogados, me ocupaba de la comunicación y publicaba algunos artículos en medios especializados. Fue entonces cuando la editorial Thomson-Aranzadi me ofreció la oportunidad de escribir y publicar un libro sobre marketing y desarrollo de negocio para despachos de abogados. Fue mi primera incursión seria en el mundo de la escritura y la que me hizo plantearme intentar dar un paso más.

3.¿Cómo surge la novela La arpía de Roma?

Siempre me ha interesado la historia, especialmente la historia antigua. Un día, hace ya muchos años, descubrí la novela El primer hombre de Roma de Colleen McCullough en el escaparate de una pequeña librería de un pueblo de la sierra de Madrid. Devoré las páginas, sus muchas páginas, sin apenas darme cuenta y me sentí atrapada por la historia y sus protagonistas. Fue el detonante de mi pequeña gran obsesión por el tema. Desde entonces tuve claro que, si algún día me decidía a comenzar una novela, estaría inspirada en Roma, pero son tantas las obras que se han escrito sobre el tema, y tantas las que sin duda quedan por escribir, que mi intención me parecía una pretensión bastante absurda. Hasta que un día me descubrí pensando en Servilia.

Intenté documentarme, la busqué en fuentes y relatos, pero a pesar de que Suetonio la señala como la amante más querida del gran Julio César, no encontré demasiada información sobre ella, más allá de pequeñas referencias a su relación de amante y al hecho de ser la madre de Marco Junio Bruto. Entonces comencé a imaginar qué es lo que sentiría una madre, en Roma o en nuestra sociedad en pleno siglo XXI, cuando descubre que su hijo es el asesino del amor de su vida. De ese germen, de esa probable terrible experiencia, surge mi arpía. 

4.¿Cómo definiríais esta obra?

Como una novela histórica que aborda acontecimientos contrastados, pero los complementa con mi imaginada visión, «desde el fondo de su corazón», de una mujer a la que las circunstancias convierten en desgraciada protagonista de uno de los periodos más interesantes de la historia de Roma; una mujer que se debate en medio de una tormenta de pasiones, sentimientos encontrados y conflictos políticos. Arpía o enamorada de un imposible, la interpretación queda a criterio del lector.

5.¿Quién fue Servilia de los Cepiones?

Servilia era una patricia romana. Como decía, fue amante de Cayo Julio César (como refleja Suetonio, que la describe como «la amante más querida») y madre de Marco Junio Bruto, uno de los asesinos del dictador.

6.¿Qué otros personajes aparecen en tu libro?

La obra se centra en tres personajes principales: Servilia, Bruto y Julio César. Pero, en el marco del relato histórico, aparecen otros personajes relevantes del momento e íntimamente relacionados con los protagonistas como Cleopatra, Pompeyo, Catón u Octavio, sin olvidar figuras de su entorno familiar y personal como Julia, Aurelia, Pompeya o Calpurnia.

7.¿Qué retrato de la ciudad de Roma haces en esta obra?

Una ciudad poderosa pero que comienza a mostrar indicios de decadencia, que necesita renovarse, creando nuevos espacios. Una ciudad reflejo de un contexto político en el que se derrumban los pilares en los que descansa la república. Las guerras civiles, la corrupción y la ambición política desmedida han dejado su huella en la urbe igual que van a hacerlo en la forma de gobierno.

8.Eres una apasionada de la Roma antigua y del periodo final de la república romana. ¿Por qué?

Porque es difícil quedar indiferente ante la figura de Cayo Julio César, el protagonista indiscutible de esos años.

9.¿Qué temas pueblan las páginas de este libro?

Yo definiría La arpía de Roma como una obra de amor y traición, en un sentido amplio. 

10.¿Qué te gustaría conseguir en el público lector?

Me gustaría ser capaz de conseguir que los lectores conecten emocionalmente con alguno de los personajes, especialmente con Servilia, ya sea para amarla, ya sea para odiarla, pero que no queden indiferentes. También, por supuesto, que les permita transportarse a la apasionante antigua Roma. Además, si Servilia puede ayudar a que se conozca un poco mejor la historia de ese periodo, me consideraré más que satisfecha. Sin embargo, he de reconocer que uno de los comentarios más gratificantes que me ha llegado de uno de los lectores es que ha recuperado las ganas de leer. Y esto es lo mejor, sin duda, que podría aspirar a conseguir.

11.¿Cómo recomendarías tu libro a alguien?

Como una oportunidad de conocer, o recordar, la historia y la figura de César contada desde un punto de vista diferente; narrada desde la sensibilidad, desde los sentimientos, de una mujer que lo amó.

12.¿Cuál ha sido el mayor reto a la hora de escribir esta obra?

Para una aprendiz de escritora como yo, enfrentarse a esta obra ha supuesto muchos retos. Quizá el más importante ha sido conjugar la rigurosidad histórica con la visión de Servilia que, obviamente, es una interpretación totalmente personal, pero en la que he intentado tener siempre en cuenta el contexto histórico, social y político de la época.

13.¿Qué aspectos crees que definen tu estilo literario?

Es difícil definirse a uno mismo, pero, basándome en los comentarios y opiniones, diría que una prosa ágil. En esta novela he apostado por sustituir el diálogo por la voz de un narrador omnisciente y el pensamiento de la protagonista.

14.¿Suele servirte algún método de trabajo a la hora de escribir?

La verdad es que no; sencillamente conectar con la historia y los personajes y dejar que el texto fluya.

15.¿Alguna anécdota a resaltar relacionada con el proceso creativo de La arpía de Roma?

Más que una anécdota, quiero comentar que es un proceso que se vive como en una montaña rusa. Hay momentos buenos y malos, días en los que piensas que no merece la pena y otros en los que te sientes orgullosa del texto que va cobrando forma en la pantalla de tu ordenador. Al final, todo es un camino que hay que transitar paso a paso, un aprendizaje continuo.

16.Termina la fase: Caligrama es… 

La oportunidad de hacer realidad un sueño.

Preguntas ráfaga

EL ÚLTIMO LIBRO QUE TE HA GUSTADO: El medallón de fuego de Carla Montero.

UN LIBRO QUE QUIERAS LEER: La última condesa nazi de Viruca Yebra.

UNA CANCIÓN O PIEZA MUSICAL COMO BANDA SONORA DE ESTA OBRA: Sin duda la banda sonora de Gladiator, de Hans Zimmer. No consigo escucharla sin emocionarme.

UNO DE TUS AUTORES PREFERIDOS: Santiago Posteguillo.

UNA DE TUS AUTORAS PREFERIDAS: Colleen McCullough.

UNA FRASE DE DEL LIBRO LA ARPÍA DE ROMA: «Por primera vez en mi vida, no quiero que otros mueran. Quiero morir yo».

Deja una respuesta