ENTREVISTA A LEVANNE AGUILAR

1.¿Cuándo te embarcaste en la aventura literaria?

Mis primeros contactos con la escritura tuvieron lugar mientras cursaba 5.º de Primaria: la profesora de Lengua nos animaba a escribir cuentos los fines de semana, para luego leerlos en clase todos los lunes de forma voluntaria. Después votábamos para escoger el que más nos había gustado y durante la semana trabajábamos sobre él, corrigiendo expresiones, modificando o eliminando palabras y frases, puliéndolo para dejarlo prácticamente perfecto. Después de aquel curso comencé a escribir a menudo, cada vez que me apetecía contar algo, cualquier cosa, pero siempre para mí misma. Nunca escribí un diario, porque no quería escribir sobre mí, solamente historias que se me ocurrían.

2.¿Por qué escribes?

Pues he descubierto que me resulta una vía de escape muy efectiva para la vida rutinaria. Me atrae la idea de poder salir de mi vida durante un rato y guiar a mi antojo una historia desde el principio, muchas veces sin saber ni siquiera cómo terminarla, simplemente la voy llevando por un camino sinuoso, según me convenga. Me gusta ese reto, me sienta bien.

3.¿Cómo surge el libro Prefiero los tulipanes?

La novela nació hace unos años sin ninguna pretensión. Sí que es verdad que en algún momento, al empezar a escribirla, se me pasó por la cabeza la idea de llegar a publicarla algún día, pero no le di mayor importancia, sobre todo porque no sabía cómo iba a continuar la novela ni mucho menos tenía claro el final. Pasaba largas temporadas sin escribir una palabra y cada vez que la recuperaba en mi ordenador para continuarla la releía desde el principio, quitaba y añadía frases, cambiaba párrafos enteros… Incluso eliminé algunas ideas anotadas en un primer momento y que luego me parecía que no venían a cuento. La novela dio muchas vueltas antes de llegar a encaminarla. Al final, cuanto más tiempo le dedicaba, más ideas se me iban ocurriendo, hasta que la pandemia —con su correspondiente confinamiento— y el parón laboral al que me vi obligada a acogerme hicieron el resto.

4.¿Cómo definirías esta obra?

Es una historia muy sencilla, muy del día a día. Algo que es muy posible que pueda pasar y que no deja de ser la vida de una mujer joven, aspirante a ser feliz y que, con esfuerzo, comienza a hacer su sueño realidad. En esta primera novela nunca pretendí crear una historia profunda con personajes complicados ni rincones oscuros, sino algo fácil de leer, más un entretenimiento que una obra que te haga pensar en el sentido de la vida. Ya tenemos bastantes complicaciones a diario. Al igual que para mí fue una vía de escape, mi idea al escribirla es que quien quiera que la lea pueda evadirse también durante un rato.

5.¿Quiénes son los personajes y cómo son?

Estela es mi protagonista: una chica con ganas de comerse el mundo, aunque no está ansiosa por hacerlo, porque no le importa empezar desde cero en su empresa. Aparentemente algo inestable, porque no para de tener conversaciones con su yo más racional hasta crear auténticos diálogos como si se tratase de dos personas distintas; pero en el fondo es una chica centrada que sabe lo que quiere. Hugo es un hombre tan seguro de sí mismo que roza peligrosamente la egolatría, y que vuelve a Estela loca de pasión y amor. Richard es el mejor apoyo de Estela, totalmente incondicional, que la hace reír y la saca de sus momentos más tristes con mucha facilidad, el único que la hace razonar para ayudarla a poner las cosas en perspectiva. Javier es su jefe, un hombre cabal que lleva la empresa de forma impecable y su prácticamente roto matrimonio con Ruth con auténtica resignación. David es el hermano de Estela, representante de músicos, libre como el viento, hasta que se enamora de Luna.

6.¿Qué temas tratas en el trasfondo de la obra?

Creo que lo principal es la libertad para escoger el camino por el que quieres llevar tu vida y cómo la quieres vivir. Estela es una mujer joven, que puede elegir, sabe lo que le conviene y lo que no, y actúa en consecuencia, con más o menos aciertos, pero siendo siempre fiel a sí misma.

7.¿Cómo ha sido esta experiencia literaria? 

Totalmente fascinante, sin duda. En mis ratos de silencio y concentración frente a la pantalla de mi ordenador, he descubierto facetas mías que desconocía y que me apetece seguir explorando con la segunda parte de Prefiero los tulipanes, que ya está en marcha.

8.¿Qué has aprendido escribiendo este libro?

En general, que cualquier historia puede escribirse, hasta las más mundanas y sencillas del mundo, y eso no les resta belleza. De mí, en particular, que no era tan difícil el encontrar finalmente la fuerza necesaria para sacar afuera mi auténtica pasión, que estuvo oculta tanto tiempo y que ahora me apetece mostrar al mundo. Y eso me hace feliz.

9.¿A qué público van dirigidas tus obras?

Esta es mi primera novela, así que, aunque todavía es muy pronto para asegurarlo, imagino que las que vengan llevarán la misma dirección. Diría que van dirigidas sobre todo a un público mayormente femenino, aunque he descubierto que también hay hombres a los que les ha gustado Prefiero los tulipanes. Así que debería decir que mi novela va dirigida a todo aquel que quiera desconectar por un rato. Desde luego, debo avisar de que hay situaciones pasionales no recomendadas a menores, pero tampoco me he propuesto describirlas con pelos y señales. Por propio pudor, principalmente.

10.¿Cómo crees que ha sido tu evolución como escritora?

Cuando empecé a escribir Prefiero los tulipanes realmente no me creí capaz de crear una historia completa para ser leída; de hecho, el tema de los tulipanes llegó casi a mitad de la novela. Finalmente pude hacer que el título tuviese cierto sentido y fuese una forma muy sutil de resumir la historia. ¿Cuál ha sido mi evolución? Siendo realistas, cuando empecé a escribir no tenía la facilidad que conseguí con el tiempo para poder crear un mundo casi completo para Estela. Soy consciente de que acabo de empezar y de que me queda muchísimo por aprender para seguir evolucionando. Aún tengo un largo camino por recorrer y eso me hace estar felizmente ansiosa e impaciente por avanzar.

11.¿Cuál ha sido el mayor reto a la hora de llevar a cabo este trabajo?

Si hablamos del trabajo en su conjunto, para ser sincera, el mayor reto ha venido después de terminar la novela. Leí hace poco a una autora que decía que lo peor de intentar corregir tu propia historia es que la conoces tan bien que ya no ves realmente lo que has escrito, sino que tus ojos pasan por encima de las palabras y no te das ni cuenta. Es difícil aceptar que alguien ha visto fallos en tu escrito que tú habías pasado por alto, a pesar de haber leído y releído tu obra cien veces. Pero también es verdad que es una buena cura de humildad. Al final es una satisfacción trabajar con un equipo en el que confías para que tu creación quede prácticamente perfecta.

12.¿Te sirve algún método de escritura?

He descubierto que me gusta escribir la obra por partes. Es decir, si se me ocurre algo ahora que les puede ocurrir a mis protagonistas en un futuro, me gusta desarrollarlo en el mismo momento. Quizás no esté en ese punto en la historia, pero me gusta el reto de conectarlo después con lo que lleve escrito hasta entonces. Es verdad que en Prefiero los tulipanes había momentos en los que este hecho se me complicaba por incoherencias de tiempo, pero poder hacerlo de forma correcta hacía que me sintiese aún más satisfecha, como si hubiese resuelto un puzle complicado. Parece una locura, pero es muy satisfactorio para mí ver cómo cuadra al final. Lo hice en la primera parte y me está pasando lo mismo ahora que estoy escribiendo la segunda. Y estoy muy contenta con el resultado que estoy obteniendo.

13.¿Qué te gustaría conseguir en el público lector?

Espero conectar con el lector en algún momento de la novela, que alguien se pueda sentir identificado con alguna situación o con alguna frase, incluso con alguna definición o una palabra pronunciada en un momento clave. Yo también soy lectora, por supuesto, y, sinceramente, prefiero las obras en las que, por algún motivo, pueda sentirme identificada con él o la protagonista, ya sea en una situación compleja o en un punto casi insignificante de una conversación.

15.Termina la fase: Caligrama es… 

Mi puente hacia el mundo al que he soñado pertenecer desde hace mucho tiempo y que estoy decidida a cruzar, es mi oportunidad de vivir disfrutando de la magia de la escritura.

Preguntas ráfaga

EL ÚLTIMO LIBRO QUE TE HA GUSTADO: Ena de Pilar Eyre.

UN LIBRO QUE QUIERAS LEER:Llevadme a ver el mar de Jorge Fonte.

UNA CANCIÓN O PIEZA MUSICAL COMO BANDA SONORA DE ESTA OBRA:Te espero aquíde Pablo López.

UNO DE TUS AUTORES PREFERIDOS: John Grisham.

UNA DE TUS AUTORAS PREFERIDAS: Marian Keyes.

UNA FRASE DEL LIBRO Prefiero los tulipanes: «No quise reconocerlo, pero, por muy grande que fuese el ramo, era de rosas de color rosa, flor que aún no sé por qué odiaba».

 

Esta entrada tiene un comentario

  1. Jonay cano Cruz

    Que grande mi Vane

Deja una respuesta