ENTREVISTA A LEÓN SACRO

1.¿Desde cuándo escribes?

Mis primeros versos nacen a los nueve años, después de casi morir en una imprevista cirugía y recorrer el llamado túnel de luz y oscuridad, que otros moribundos testifican a un último aliento de atravesar el umbral. Esta experiencia avivó en mí el deseo irrefrenable de profundizar en lo esencial de la vida. Los versos escritos en una pequeña libreta escolar más tarde caerían por accidente a la basura. Retomaría la poesía a los veintiún años.   

2.¿Por qué escribes? 

No puedo evitar hacerlo. En la ducha, mientras almuerzo, en el trabajo, esperando el transporte público o haciendo ejercicio, siempre estoy pensando en poesía, en escribir. Todo lo demás me aburre. Cualquiera diría que soy un obsesivo. Yo lo llamo libertad. Escribo porque no me gusta el mundo en que vivo y me otorgo la libertad para crear uno mejor. 

3.¿Cómo surge la idea de este libro? 

La idea de la poesía llegó a mi vida por accidente a los veintiún años. A raíz de una serie de eventos adversos. Empiezo a escribir Sentipensante tras perder mi apartamento, fallecer mi padre al que nunca conocí y terminar con mi novia. Todo ocurrió en cuatro semanas. En consecuencia, caigo en depresión y empiezo con una vida de excesos. Encima, coincido con una calvicie prematura y hereditaria, la cual se acentuó por el impacto emocional. Es cierto, todo fue un desastre, pero aquí estoy, escribiendo poesía como forma de resistencia y esperanza. Además, me gusta ser calvo, porque me ahorro el shampoo

  • ¿De qué trata el libro?

De la vida que soñamos pero que no vivimos. La capacidad innata que hemos olvidado: sentir con el pensamiento y pensar con el corazón. La necesidad imperiosa de unir la mente con el corazón y el sentir con el pensamiento. Nos hemos mentido. Nos han dicho que somos Homo sapiens. Supuesto hombre civilizado y racional, pero aún hoy existe un divorcio primitivo entre la mente y el corazón. Este desequilibrio interior aborta en muerte y autodestrucción en la humanidad, cuando confunde la intelectualidad con la inteligencia y predomina el conocimiento especializado por encima de la sabiduría de cómo vivir en nuestro planeta. El término Sentipensante lo inventaron los pescadores del Caribe colombiano y es un legado de la sabiduría indígena de América del Arcoíris.

5.¿Cómo definirías esta obra?

Es una mirada necesaria al interior de nuestra naturaleza como humanidad y condición esencial e irreemplazable. El reconocimiento a nuestra herencia como Homo sentipensante. La búsqueda de nuestra verdad más íntima como ser humano.El encuentro con el equilibrio vitaly reconciliación con la vida del planeta. Más que nunca lo necesitamos. Vivimos en la cima de la estupidez. Nos gobiernan psicópatas que amenazan con arrojarse bombas atómicas sobre las cabezas. Nuestro estilo de vida es insostenible. Nunca antes habíamos tenido tanto poder autodestructivo. El resultado de no saber vivir. El desequilibrio enfermizo.

6.¿Cómo está estructurada la obra?

El poemario está compuesto por cinco apartados de veinte poemas cada uno. Presenta una simetría en las cinco partes, cada una tiene un título propio. Todos los poemas, llevan también, una pequeña frase que sirve de síntesis conceptual o verso sentencioso para determinar el sentido de cada poema. De este modo, nos da las claves para adentrarnos en un poemario lucido y complejo que invita a la reflexión crítica del universo sentipensante.   

7.¿Cuál es ha sido el mayor reto a la hora de escribir el texto? 

Escribir desempleado. La crítica rumiante. El prejuicio desmoralizador. Los comentarios predadores. En suma, la tibia descreencia y desconfianza de personas cercanas a mi labor de escritor. Pero quien tiene fe en sí mismo, no vino a vender humo ni promesas vanas, sino a cumplir con la libertad de su vuelo y consciencia.

8.¿Qué quieres lograr en el lector que se adentre en la obra? 

En lo posible, que reconozca su identidad y condición como ser sentipensante. Es nuestra verdadera esencia y naturaleza original. De lo contrario, insistir en perpetrar este divorcio obstinado, entre la mente y el corazón, como una tradición de prejuicios y una programación condicionada que se aprende, nos conduce inevitable a ser un mal viviente y un potencial enemigo de todo lo que se llama vida.    

9.¿Cómo definirías tu estilo literario? 

Un pensamiento sentipensante y complejo en un lenguaje simple. Complejo en cuanto al registro reflexivo, pero claro con su forma de escritura. La pulcritud del contenido elevado y profundo del poemario con la forma sobria y sencilla de la composición de cada poema, cada imagen y cada verso.

10.¿Cuánto tiempo te ha llevado escribir la obra? 

Siete años y una oportuna lista de adversos. Situaciones que forjan la paciencia o la ciencia de la paz. Agradezco a los errores que me han enseñado mucho. Si tienes mala suerte y eres lo suficientemente imaginativo, te convertirás con seguridad en un escritor. Es la mejor cosa que te podrá suceder en la vida. Jamás te sentirás solo escribiendo. Tendrás siempre una llama encendida en el pecho abrazando a la humanidad y comprenderías que una sencilla forma de inmortalidad es poder trascender en el corazón del otro.

11.¿Cuál es tu método de escritura? 

La disciplina, la concentración y mi única compañía a la hora de escribir. No acepto otra. Esto combinado con la sencilla y noble capacidad de extraer la substancia del aprendizaje de cada experiencia feliz o adversa. La materia prima para la obra. El saber innato de mi vida, la voz interior. 

12.¿Cumples un horario o cualquier momento del día es ideal para escribir? ¿Cómo es el lugar en el que sueles escribir?

Cualquier momento del día es bueno para escribir siempre que tengas la voluntad de hacerlo. Cuando la vocación y el talento se encuentran, engendran la obra innata. Por otra parte, el lugar donde escribo debe ser como un “templo”, no soporto las interrupciones. En las paredes de mi habitación cuelgan más de setenta retratos de escritores, me sirven de animoso recordatorio y breviario literario para no adormecer mi voz.

13.¿Buscas la inspiración o sueles dejar que sean las ideas las que sigan su ritmo? 

Las dos cosas. La inspiración la obtienes cuando estás concentrado. En uno de mis poemas escribo: La inspiración súbita no es más que vivir aquí y ahora. Sientes, piensas e intuyes la idea, luego la sigues con un olfato agudo y con los sentidos abiertos. Quintaesenciar la idea es crear la obra, sentipensar mi ser.  

14.¿Qué consejo le darías a los que empiezan a escribir una obra? 

Que sean incansables, consagrados y decididos. Sino dan lo mejor, no lo hagan. Sino nace desde las entrañas, no lo hagan. Sino pierden el miedo a perder, no lo hagan. Y lo más importante, que disfruten lo que hacen.

15.¿Cómo valoras el proceso de autoedición?

De excelente calidad y muy profesional. Propositivo, autodidacta y visionario. Están cultivando el semillero de la próxima generación de talentosos escritores.

16.Termina la frase: Caligrama es… tierra fértil.

Preguntas ráfaga

UN LIBRO QUE HAYAS RELEÍDO: mi vida como un libro y sus páginas son mis errores, enseñanzas y vivencias.

LA MEJOR HORA DEL DÍA PARA ESCRIBIR: a cualquier hora del día.

UN AUTOR Y UNA AUTORA PARA SEGUIR: un escritor debe leer a todos pero no seguir o casarse con ninguno. Seguir a tu voz.

UNA MÁXIMA EN LA VIDA: el amor como ley. La desobediencia, un derecho. La libertad, un deber. 

Deja un comentario

Cerrar menú
×
×

Carrito