ENTREVISTA A LAURA RUIZ RIVAS

1.¿Por qué decidiste autoeditarte?

Porque me pareció una opción estupenda. El mundo editorial es complejo. Soñar que alguien se fije en tu obra y apueste por ti es desalentador si esperas sentado en casa la respuesta de editoriales que muchas veces están centradas en autores conocidos o consagrados.

Yo decidí ampliar mi estrategia. Primero, presentándome a concursos literarios para hacerme un currículo con el que dar valor a mi obra… Y después, la autoedición, sí: para dar visibilidad a mi sueño: Edy Gualdrapas era un proyecto en el que yo había puesto todas mis ganas.

Y con el libro en las manos ya podía dar el siguiente paso: la divulgación. Hacer presentaciones, llevar tu novela a bibliotecas, librerías, colegios… Una vez plantas la semilla, la gente empieza a leer, comenta, recomienda… Y poco a poco, te das a conocer. ¡Se ha hecho la magia!

2. ¿Por qué decidiste hacerlo con Caligrama?

Me llevó mucho tiempo investigar editoriales, condiciones y riesgos… Porque he de advertir que hay mucho fraude en este terreno y puedes verte en manos de empresas que arruinarán tus esperanzas. Yo me asesoré gracias a compañeros que habían autoeditado y, sobre todo, gracias a la AEN -Asociación de Escritores Noveles, que me arropó en este proceso.

Caligrama no solo forma parte de uno de los grupos editoriales más importantes, Penguin Random House. Es un referente editorial con un equipo de profesionales motivado, serio y de calidad, que te ayudará a llegar y situarte en librerías más allá de tus posibilidades.

3. ¿Recomendarías la autoedición? ¿Por qué?

Sí, claro. Del mismo modo que hay trabajadores autónomos en todas las profesiones. Igual que hay cantantes con su sello discográfico o actores que invierten en sus propias películas.

Autoeditar te ofrece posibilidades que no están reñidas con la edición tradicional. Al contrario, una vez que das visibilidad a tu obra y te rodeas de lectores, avanzas en esta carrera de fondo que al principio parece imposible.

Creo que lo esencial es no temer los retos y apostar. La rendición y el desánimo tuercen los renglones de tu trayectoria profesional y quedarme parada o esperar que los sueños ocurran por sí solos no estaba en mis páginas.

Y seamos francos: la sociedad cambia a velocidad vertiginosa y el mundo editorial con ella. Podemos, o no, aprovechar las oportunidades. Y es una decisión personal: ¡Te subes a la ola o te quedas en la orilla!

4. ¿Qué es lo que más te gusta de Caligrama?

La profesionalidad y a la vez cercanía con el autor. El equipo de Caligrama te acompaña y te escucha, para que tu libro sea como lo habías imaginado. No descansan hasta que el resultado final sea de calidad.

5. ¿Qué le dirías a un autor novel que desee publicar su obra?

Que no se precipite, que las ganas de ver publicado un libro pueden dar al traste con nuestros sueños. Que investigue y se asegure de elegir una buena editorial. Porque el libro es una carta de presentación que marcará toda una trayectoria. Si no gusta, nadie se arriesgará a leerte una segunda vez. Cada paso ha de ser firme para garantizar el éxito.

6. ¿Qué te ha supuesto a ti ganar la categoría Promesa de los Premios Caligrama?

Ilusión, confianza y oportunidades. El premio da valor a la obra. Pero además, llena de confianza y de ánimo al autor, porque eso supone que ha destacado sobre otros libros y buenos escritores. Un equipo de profesionales te ha leído y ha visto en ti posibilidades.

Así que ya puedo presentar el libro con emoción y orgullo, y segura de que gustará al lector: Edy Gualdrapas es la apuesta que enganchará a los lectores. Y con esa convicción lo presento en las librerías, que te atienden de otro modo cuando saben que tu libro ha sido premiado.

7. ¿Qué opinas de los premios Caligrama?

Son un referente importante. Su publicidad llega a todas las librerías, bajo un gran grupo editorial: Pengin Random House. Son una oportunidad increíble y te dejan una impronta agradable, de energía renovada, para seguir aprendiendo y creciendo como autor.

8. ¿Cuál es tu sueño como autora?

Aprender, disfrutar y sorprenderme. Conocer y compartir ilusiones con otros autores. Desatar emociones e imaginar, en los ojos del lector, la misma pasión que yo he vertido en cada palabra, dejándose llevar por mi mundo inventado…

Y ayudar a los niños a crecer con valentía y coraje, en este frenético y complejo mundo que les hemos dejado. Educar desde las palabras para fortalecer valores, guiar sus miedos, construir puentes de respeto y ayuda por los que caminar sobre las risas frescas y la confianza en un mundo mejor.

Me gustaría contribuir a crear un mundo mejor. Porque creo que los escritores tenemos la responsabilidad y el privilegio de llegar con nuestras ideas y emociones, al alma de cada lector.

Deja un comentario

Cerrar menú
×
×

Carrito

Carrito