ENTREVISTA A JOSÉ LUIS DÍAZ ARÁEZ

1.Has estudiado paleontología. ¿En qué momento cambias la ciencia por la escritura?

Desde niño viví la pasión por los dinosaurios y, ya adulto, fui ampliando mi interés por la ciencia. No obstante, también he sido siempre un aficionado a la literatura fantástica y de ficción.

Creo que, precisamente, los dinosaurios constituyen el nexo perfecto entre el mundo de la fantasía y nuestra realidad, como demostró con su novela Michael Crichton (aunque confieso que yo conocí Parque Jurásico por la película de Steven Spielberg). Además, la ciencia siempre ha alimentado a la fantasía y viceversa (hubo un tiempo en que lo de volar en aviones eran solo cuentos y hay mucha gente que está deseando que la ciencia desarrolle la tecnología capaz de crear espadas de luz de calidad, aunque las personas ya pueden ser bastante peligrosas de por sí), de modo que siempre he compaginado ambos intereses.

2.¿Por qué escribes?

Comencé a escribir como mera forma de entretenimiento. A menudo, como la mayoría, me gusta pensar cómo sería la vida en situaciones “poco convencionales” y me divierte plasmarlas en papel (o en Word desde hace ya varios años). Una de las historias que escribí empezó a ganar relevancia en cierto momento y desde entonces me concentré en desarrollarla, convirtiéndose en lo que hoy es El arca de la existencia.

3.¿Qué inquietudes personales plasmas en el libro El arca de la existencia?

Creo que uno de los aspectos más significativos de nuestra sociedad con los que lidia este libro es la precariedad laboral, que es uno de los elementos que marcan la vida del protagonista en su punto de partida.

No es ningún secreto que hoy día la situación laboral de una proporción considerable de la población es, cuanto menos, complicada. Detalles como la tasa de paro, los tipos de contratos o las condiciones de trabajo, entre otros, han llevado a la creación de nuevas terminologías como la de “adulescencia” (aquellas personas que por edad son consideradas adultas pero cuya incapacidad para ejercer su autosuficiencia los condiciona a llevar una vida más propia de adolescentes).

Es precisamente este problema el que lleva al protagonista a buscar una forma de mejorar su calidad de vida, llegando incluso a tomar decisiones, digamos, poco recomendables con la esperanza de salir de su triste día a día.

Desde luego este es solo uno de muchos problemas, pero estos se desarrollarán más adelante en la historia.

4. ¿Cuál es el argumento de la historia?

Como se menciona antes, el protagonista sufre un estilo de vida desgraciado, pero pronto recibe la oportunidad de cambiarlo todo, una oferta de trabajo.

Así, comienza un viaje en apariencia inofensivo que, poco a poco, irá complicándose cada vez más a medida que se cruza en el camino de personas extrañas que afirman no ser de este mundo y de criaturas desconocidas por la ciencia. En este viaje descubrirá que lo que creemos saber de la realidad no es más que una parte diminuta de la Existencia (la totalidad de todo lo que existe, lo consideremos real o no).

5.¿Quiénes son los protagonistas?

Podríamos decir que el hilo principal de la historia lo acarrea Héctor, un joven sin perspectiva de futuro que ha superado la veintena y cuyo mayor anhelo es encontrar algo que dé un giro a su vida, pero la historia no estaría completa sin la perspectiva de las dos chicas que lo acompañan, quienes comparten estrechamente el protagonismo con él.

Una de ellas es una jovencita francesa con un estilo de vida más que cuestionable y cierta dificultad para hacer amigos que dice llamarse Libératrice (o Liby, para los amigos). La otra es también joven y con una personalidad mucho más abierta y cautivadora, pero no tiene nombre (o, por lo menos, sus dos compañeros lo desconocen), de modo que terminan por ponerle el de Elisabet.

6.Esta es tu primera novela. ¿Cuál ha sido el mayor desafío a la hora de escribir la obra?

Si entrase en detalles con la lista de desafíos creo que nos da para cubrir una miniserie, pero, puestos a resaltar uno, creo que me quedaría con el desarrollo de las relaciones entre los protagonistas. Desde que comencé a escribir la historia han existido muchas versiones diferentes, muchas de ellas con detalles del argumento bastante diferentes entre sí, pero creo que el modo de enfocar el tipo de relación entre los tres protagonistas y la manera de actuar y responder los unos con los otros es lo que más veces me ha hecho cambiar la historia.

Y no me cabe duda de que podría revisarla y repetirla muchas más veces, pero entonces jamás saldría a la luz.

7.¿Cuál es tu objetivo de cara a los lectores? ¿Qué te gustaría que experimentaran al adentrarse en este libro?

Como aficionado a la novela de ficción y fantasía, siempre me ha gustado la sensación de vivir la aventura que estoy leyendo y de imaginarme a mí mismo dentro de ella, cómo afrontaría determinadas situaciones o qué decisiones tomaría.

Consideraría que la historia ha tenido éxito si consiguiese que alguien pudiera experimentar lo mismo con ella. Además, opino que el hecho de tener un marco más o menos cercano a nuestra realidad (o a nuestro concepto de lo que es real) favorecerá esa experiencia.

8.¿Cómo definirías tu estilo literario?

Sinceramente, no creo tener un estilo literario definido. Si tuviese que catalogarlo de alguna manera creo que lo más aproximado sería “novicio”.

Inicialmente me entretenía mucho con la descripción, probablemente influenciado por las obras que me gusta leer, como los relatos de Howard P. Lovecraft o incluso los del señor Stephen King, pero visto que yo no tengo el talento para hacer de las largas descripciones un elemento entretenido de la lectura, empeoraba la historia más que otra cosa, de modo que empecé a intentar usar un estilo más sencillo, intentando que las descripciones fuesen más modestas sin perder por ello su colorido, y dándole algo más de protagonismo al diálogo.

Creo que el resultado ha sido bastante satisfactorio, aunque no me cabe duda de que queda aún mucho margen para el perfeccionamiento.

9.¿Cómo compaginas tu trabajo con la dedicación a la literatura?

Actualmente estoy preparando las oposiciones para ser profesor de Biología y Geología en secundaria, de modo que me paso gran parte del día frente al ordenador, entre temas y capítulos.

Afortunadamente, mi dedicación a la literatura representa una de mis formas de ocio, de modo que no me resta tiempo del día sino que complementa mi rutina. Y aunque hay épocas en las que puedo escribir más y otras en las que menos, considero que me faltaría algo si dejase totalmente de lado la narración.

10.¿Cuál es tu método de escritura?

Principalmente trabajo con lo que sería un «esqueleto argumental» de la historia (imagino que como todo el que se dedique a la literatura). Conozco cuales son los puntos principales de la trama y también el desenlace, de modo que solo debo concentrarme en los detalles que van teniendo lugar conforme esta avanza.

Una vez lo tengo escrito todo vuelvo a releerlo y modifico los aspectos convenientes para destacar ciertos hechos o para darle más coherencia al trasfondo o a las acciones de los personajes (y opino que esta parte podría repetirse hasta el infinito, pero entonces nadie publicaría nada).

11.¿Cumples un horario?¿Cómo es el lugar en el que sueles escribir?

Debo confesar que no, no cumplo un horario, aunque sí es cierto que el momento en el que más disfruto escribiendo es por la noche, especialmente a horas intempestivas, cuando está oscuro y se ve poco más que las luces de las farolas al otro lado de la ventana.

Pero claro, no siempre puedo permitirme el lujo de estar despierto hasta las tantas así que termino escribiendo cuando puedo, sea la hora que sea. Eso sí, siempre lo hago en la bendita soledad de mi habitación, donde hay pocos ruidos y las vistas del panorama son bastante evocadoras.

12.¿Buscas la inspiración o sueles dejar que sean las ideas las que sigan su ritmo?

Considero que la música es una de las mayores fuentes de inspiración, independientemente del ámbito en el que manejes tu arte. Es frecuente que escuche música ambiental mientras escribo y, reconozco, algunas escenas concretas están influenciadas por esa música.

No obstante, el proceso imaginativo transcurre por su cuenta y las ideas surgen cuando las neuronas adecuadas deciden hablarse. Por suerte para mí ando la mayor parte del día con “el piloto automático puesto”, de modo que tengo muchas oportunidades para que se me ocurra algo (aunque es aconsejable tomar el control cuando vas a cruzar la calle).

13.¿Qué consejo le darías a los que empiezan a escribir una obra?

Dejando a un lado el hecho de que no me considero en posición de dar consejos a nadie, yo diría que una de las principales cualidades para todo el que quiera publicar es la perseverancia. Si hubiese abandonado mi hobby a la primera ocasión en que alguien me dijo que no funcionaba, hace años que lo hubiese olvidado. La capacidad para aprovechar la crítica constructiva como herramienta de mejora es crucial para desarrollarse uno mismo, independientemente de que quieras escribir un libro o cruzar a nado el Canal de la Mancha.

Después de todo, un libro es el intento del autor de compartir sus pensamientos con otros. Si uno no está dispuesto a adecuar esa idea para que alcance mejor al público, el libro pierde parte de su significado, ¿no?

14.¿Cómo valoras el proceso de autoedición?

Cuando descubrí Caligrama no estaba totalmente convencido con la autoedición. Ahora que he trabajado con ellos considero que es una oportunidad estupenda para poder dar a conocer tu trabajo.

Por supuesto, ello no es una garantía de éxito (si la novela en cuestión no consigue cautivar a los lectores jamás lo tendrá) pero para alguien totalmente ajeno al mundillo de la literatura como un servidor, el contar con el apoyo de profesionales del sector para llevar a cabo el intento de compartir la obra con el público resulta reconfortante.

Así que, para todo aquel que desee publicar un libro y no tenga nada que perder, recomiendo sin duda la autoedición.

15.Termina la frase: Caligrama es…

… una oportunidad para mostrarle al mundo una nueva perspectiva literaria.

Preguntas ráfaga

UN LIBRO QUE TE HAYA MARCADO EN TU VIDA: Diez negritos, de Agatha Christie.

UN LUGAR INSPIRADOR: Una habitación oscura con un escritorio iluminado por una lámpara y amplias ventanas desde las que ver el cielo nocturno.

UN AUTOR PARA SEGUIR: Stephen King.

UNA AUTORA: Agatha Christie.

UNA FRASE DE EL ARCA DE LA EXISTENCIA: «La realidad obedece a la percepción. Lo que para unos es real, para otros son solo imaginaciones, sueños o delirios. Todo ello existe en diferentes facetas de la existencia. Más allá no hay nada».

Deja un comentario

Cerrar menú
×
×

Carrito