ENTREVISTA A JOSÉ ANTONIO TORREALDAY LLONA

1.¿Por qué escribes?

Escribir siempre me ha ayudado a ahondar y mejorar la forma de ver y entender un concepto, me ha ayudado a madurar y profundizar sobre cualquier tema.

Empecé a escribir cada vez que quería reformular mis propias dudas y cuando hace unos diez años recopilé y ordené por materias las ideas que yo consideraba inteligentes de los cientos y cientos de libros leídos y subrayados, comprendí que mis dudas sobre nuestra historia y nuestra realidad socioeconómica actual crecían y crecían en mi mente.

¿Qué mejor fórmula que su estudio en profundidad y la reflexión por escrito para responder a tanta pregunta sin respuesta?

Me gusta escribir porque me ayuda a pensar.

3.¿Cómo surge El neoliberalismo contra la democracia?

Este segundo libro de la trilogía Iguales en lo diferente, somos uno ya estaba en el índice del primer libro Las tres leyes de la naturaleza humana y su influencia permanente, pero, como ya he comentado, a medida que escribía la obra se fue ampliando hasta considerar la conveniencia de convertirla en una trilogía.

La primera parte de la trilogía (Las tres leyes de la naturaleza humana y su influencia permanente) analiza al ser humano, las razones de nuestro eterno comportamiento servil con los poderosos, nuestra historia y nuestro pasado común que nos ayuda a comprender la necesidad de cambiar o atenernos a las consecuencias, por medio de una educación orientada a crear una utopía de convivencia diferente para toda la humanidad.

Este segundo volumen es su continuación y surgió cuando, al analizar el nacimiento y la evolución del neoliberalismo, comprendí que la democracia estaba siendo atacada y destruida con absoluto cinismo y sin piedad alguna por el pensamiento neoliberal, que se había adueñado de la educación en todo occidente y estaba, de forma solapada, convirtiendo a nuestros políticos en mercenarios.

4.¿Cómo definirías tu obra?

Este segundo volumen de la trilogía (El neoliberalismo contra la democracia) analiza la situación actual del mundo, controlado por el pensamiento neoliberal que en nada se diferencia de los «agentes singulares», los poderosos que han mantenido al 999 por mil de los mal llamados Homo sapiens dominados y maltratados durante los últimos 15.000 años.

En esta obra trato de reflexionar sobre las formas en las que seguimos estando el 999 por mil de los seres humanos dirigidos, controlados y utilizados como ganado por el 1 por mil restante, sobre las alternativas que tenemos para cambiar el curso de la historia, sobre la necesidad de despertar a la humanidad, de crear una educación diferente y de solicitar de las mujeres una apuesta plena en la lucha por nuestra utopía: la democracia verdadera.

Y lo sigo llamando utopía.

5.¿Qué temas principales tratas en el libro?

En primer lugar, trato de conocer en profundidad la verdadera esencia de nuestro verdadero enemigo: el neoliberalismo. Llevamos cuarenta años engañados y cada día más dominados.

En segundo lugar, analizo la real situación del mundo, en el que los demócratas y los utópicos seguimos cada vez más ciegos y dominados.

En tercer lugar, reflexiono sobre la Covid-19, para comprobar que la situación de la humanidad, del 999 por mil de las personas que la formamos, le importa un pito al pensamiento neoliberal.

En cuarto lugar, expongo las metas a las que aspirar en nuestra utopía de una defensa sin límites del 999 por mil de la humanidad, y los medios que para ello tenemos: la educación para la ciudadanía y la mujer.

6.En el libro hablas de reinventar la democracia. ¿Cuáles serían las bases de esa reinvención?

Democracia (administración de los bienes en favor del pueblo, del 999 por mil de las personas) y neoliberalismo (administración de los bienes en favor del uno por mil y que los demás arreen) son conceptos contradictorios.

Debemos revisar la forma de escoger y valorar a nuestros políticos haciendo posible que los mejores (aristos) de entre nosotros deseen ser políticos y debemos revisar la forma de controlarlos para que ninguno de ellos pueda ser corrompido por el dinero del neoliberalismo.

La democracia debe luchar por el bien de la inmensa mayoría y, por lo tanto, debe marcar al pensamiento neoliberal unas pautas de conducta tendentes a conseguir un mayor equilibrio en nuestras sociedades de los conceptos libertad, seguridad y justicia.

Necesitamos educar para la ciudadanía a nuestros niños y jóvenes, educarlos en actitudes más que en conocimientos.

Y necesitamos que la mujer se ponga al frente del cambio.

7.¿Cuál es tu valoración actual de nuestra sociedad?

Como estamos comprobando con las grandes farmacéuticas, la dependencia de los políticos y los países de las empresas multinacionales cada vez es mayor hasta convertirlos en títeres.

El veneno neoliberal ha convertido a la mayoría de nuestros políticos en mercenarios serviles demasiado sensibles a la corrupción y a los intereses del pensamiento neoliberal. La política es un oficio al que solo se dedican quienes quieren medrar y alcanzar el poder por el camino más rápido.

El atractivo de las democracias occidentales ha desaparecido y cada vez más países en vías de desarrollo optan por sistemas fascistas o de poder centralizado.

O cambiamos nuestra forma de actuar como «democracias aparentes», en las que el pueblo vota cada cuatro años y los políticos hacen y deshacen sin control, o el futuro cercano va a ser un verdadero desastre.

8.¿Qué te gustaría conseguir en el público lector?

Solo busco que quien lea estas páginas reflexione y se haga un poco más consciente de que seguimos siendo manipulados por una pequeña élite de personas y que el tiempo para reaccionar es cada vez menor.

La democracia está perdiendo batalla tras batalla desde 1979 y nuestros políticos, o al menos la mayoría de ellos, ni se han enterado, ya que quienes sí se han enterado ya están vendidos al pensamiento neoliberal y, por tanto, ya no defienden los intereses de la comunidad sino los del uno por mil.

También busco despertar a las mujeres, porque las necesitamos.

9.¿Cuál ha sido el mayor reto a la hora de escribir este libro?

Buscar respaldo a mis ideas. Parece que el mundo entero está dormido y que son muy pocos los intelectuales que tienen una mirada similar a la mía. El pensamiento neoliberal consistente en la exaltación del éxito personal y el desprecio por los perdedores (la inmensa mayoría) parece ser el único válido.

10.¿Cómo recomendarías tu libro a alguien?

La mayoría de la gente prefiere no saber, prefiere seguir viviendo sin complicaciones ni preocupaciones.

Creo que debemos dirigirnos a los jóvenes quienes son los que mejor lo van a entender, porque su futuro lo tendrán que vivir en este siglo XXI y no deberían dejarse controlar por el absolutamente egoísta pensamiento neoliberal.

Si tenemos que convivir en un mundo capitalista, conócelo.

Si quieres vivir plenamente en esta sociedad, conócela.

Si no quieres dejarte conducir por otros, aprende a conducir.

11.Una frase de tu libro El neoliberalismo contra la democracia.

«¿Podemos seguir llamándonos Homo sapiens mientras nos dejamos conducir como si fuéramos un rebaño por una minoría supuestamente superior?».

Deja una respuesta