ENTREVISTA A JAVIER ZULOAGA

1.Eres periodista y posees un enorme bagaje de escritura en prensa, pero ¿cuándo tomaste conciencia de tu vocación literaria?

He ejercido el periodismo en diarios, agencias de prensa, radio, televisión…Creo que en muchas ocasiones pensé que aquella noticia hubiera sido mucho más atractiva si el final hubiera sido diferente o los protagonistas hubieran actuado de otra manera. Nos ha pasado a todos los periodistas y algunos hemos decidido convertir aquella reflexión en una novela. Es mágico.

2.El título de la novela es contundente y refleja lo que le pasa a su protagonista. Es curioso que Los palos que da la vida salga a la luz a la vez que se da en el mundo una de las situaciones más inciertas y traumáticas de la historia.

Lo he pensado en más de una ocasión. El libro ya estaba impreso cuando estalló la pandemia, pero, aunque no hubiera sido así, creo que no hubiera optado por cambiar el título. Se trata, al fin y al cabo, en cualquier caso, de una opción que refleja lo que el lector leerá más adelante.
Lo que sí ha provocado esa coincidencia es una reflexión sobre lo que estamos viendo y lo que aún nos queda por ver. La verdad es que hay algo que me preocupa especialmente: lo que leemos en los diarios y vemos en televisión es un mal asunto, no solo en lo sanitario sino también en lo sociológico. Creo que están en juego nuestras libertades y que vivimos en un campo abonado para los peores populismos. Piénselo: vivimos en un estado de vigilancia y puede ser que volver a vivir con normalidad no sea ya lo mismo. Incluso desde el Gobierno español se ha acuñado el término «nueva normalidad» como algo novedoso, y casi casi todo el mundo lo ha comprado, pero a mí me inquieta, me quita el sueño.

3.¿Cómo surge Los palos que da la vida?

Los palos que da la vida es un dicho popular español que ilustra muy bien lo que sentimos cuando algo nos ha salido muy mal o ha ocurrido un desastre humano y emocional cerca de nosotros. Sí, es un lamento universal.

Cuando acabé de escribir lo que le ocurre a Juan García, en esta novela, pensé que un buen titular sería el que da nombre al libro, porque seguramente esa frase pasó por su cabeza cuando las cosas se le torcieron.

4.¿Cuál es el argumento de la obra?

Una pista. Es la historia de un iluso que descubre cómo es la vida en realidad cuando, tras haber llegado al éxito social y económico, no sabe que las cosas reales son bastante más complejas, muy especialmente esas que no son lo que aparentan ser, en casi todos los órdenes.

5.El uso de las redes sociales, los antisistemas… ¿Qué otros temas que aparecen en la obra podrían estar ligados a la actualidad?

La Sociedad de la Información era un relato de ficción hace diez o quince años cuando yo la estudiaba en la UOC, pero hoy, con las redes sociales al alcance de cualquiera, es una realidad. Todo, o casi todo, ha cambiado: han cerrado los comercios de los barrios viejos, la gente pasea menos porque todo se hace desde un móvil, compras online, ves una serie desde una plataforma de televisión o entras un mundo de falsas apariencias. Esto último es lo peor y en la novela juega un papel importante.

6.¿Cómo es Kepa, el personaje principal?

Un triunfador social y un incauto, o como decía antes, un ingenuo. Kepa es carne de cañón para los pícaros y los malvados. Un antihéroe.

7.Háblanos de otros personajes importantes en la trama.

Laia, una catalana independiente, desde el punto de vista intelectual, Jonhy un okupa con mucho mundo a las espaldas, Constance, un pedazo de mujer…¡Oiga! No le quiero contar más.

8.¿En qué escenarios transcurre la historia?

Madrid, Madrid, Madrid, Buenos Aires, Azores y…

9.¿Cómo recomendarías tu libro a alguien?

Le diría que esta una historia de cosas que están ocurriendo muy cerca de él o de ella, y que pasan inadvertidas si alguien no te las relata poniendo especial interés en esos aspectos que son realmente importantes.

10.¿Qué aspectos de la trama y del estilo narrativo crees que podrían enganchar al lector?

Las reflexiones de Juan, el protagonista, sobre lo que le está ocurriendo. Sus monólogos acerca de lo que le pasa y por qué le ha pasado.

11.¿Suele servirte algún método de trabajo, sigues algún horario o escribes cuando sientes la necesidad?

Leer, escribir, ir a la Universidad Autónoma de Barcelona -como oyente- a la Facultad de Filosofía y escribir. Sin orden preestablecido.

12.¿Alguna anécdota a resaltar relacionada con el proceso creativo de Los palos que da la vida?

Sí. Desde que la novela cobró cuerpo, mi atención se detenía, cada vez más, en esa suerte de gregarismo en el que vivimos. Me explico: a veces pienso que ya no somos ciudadanos, personas individuales sino parte de un rebaño. Esa anécdota es hoy una certeza de que debemos reflexionar sobre la importancia de las convicciones propias.

13.Termina la fase: Caligrama es…La editorial para quien cree que ha escrito una buena novela.

Preguntas ráfaga

EL ÚLTIMO LIBRO QUE TE HA GUSTADO: Largo pétalo de mar de Isabel Allende.

UN LIBRO QUE QUIERAS LEER: La hijas de la tierra, de Alaitz Leceaga, espero que sea tan cautivador como El bosque sabe tu nombre.

UNA CANCIÓN COMO BANDA SONORA DE TU OBRA: Noche de boda de Sabina.

AUTORES QUE TE HAYAN INSPIRADO: En general, Ignacio Aldecoa, Miguel Delibes, Almudena Grandes, Jean Pierre Lemaitre, Isabel Allende, Vargas Llosa…y me dejo muchos otros

UNA FRASE DEL LIBRO LOS PALOS QUE DA LA VIDA:«De verdad que, hables con quien hables, oigas o veas cualquier tertulia en la radio o en la televisión, o si ojeas las portadas de los diarios, no ves casi signos de ilusión. Todo está crispado y la gente está comenzando a dejarse llevar por grupos de cantamañanas. Sí, García, lo que tienes que observar y averiguar es si tus amigos de Los palos que da la vida son trigo limpio o forman una pandilla de espabilados que lo que quieren es medrar sobre las desgracias sociales».

Deja una respuesta