ENTREVISTA A JANO VLASCO

1.¿Desde cuándo escribes?

Creo que he escrito toda mi vida. Profesionalmente, cuando empecé a escribir anuncios publicitarios, corporativos, y colaboré en varios guiones, proyectos de películas y TV. Finalmente, cuando cerré el estudio de cine, Impresión Creativa de Material Sensible, empecé a plantearme escribir profesionalmente, aunque por diversas circunstancias no pude dedicarme enteramente hasta hace, aproximadamente, diez años.

2.¿Por qué escribes?

Buena pregunta. Siempre he creído que si a un escalador le preguntas por qué le gustaría alcanzar la cima del Everest, seguro que su respuesta seria: «Es un reto; me gusta. Y si lo consigo una inmensa satisfacción». A mi escribir me genera exactamente esos sentimientos. Pienso que escribir es igual.

3.¿Cómo surge la idea de este libro?

Un otoño en Madrid. En una de mis aventuras como piloto deportivo llegué a Cuatro Vientos. Ese fin de semana coincidí con varios pilotos y uno de ellos, con una buena mochila de recuerdos de la Guerra Civil, me contó lo del primer bombardeo de Madrid y aquello fue el principio. Durante dos años estuve reuniendo material, investigando, tomando notas. No tenía prisa, estaba disfrutando e imaginando lo que sería Valentina, la chica de los ojos color violeta.

4.¿De qué trata el libro?

La mayor parte de las obras escritas sobre nuestra guerra siempre han sido contadas desde la confrontación entre los hombres, y fue cuando surgió en mí la idea de esta historia, una chica contra todo y contra todos a partir de un mundo violento. Un ser bello, inteligente, valiente que pasa de tenerlo todo a no tener nada. Y resurge la chica a la que nadie puede detener porque quiere recuperar lo que fue suyo.

5.¿Quiénes son los protagonistas? ¿Qué rasgos caracterizan a los personajes principales?

Valentina es la protagonista. De madre francesa y padre español, educación liberal por la influencia de la madre. Autosuficiente en una sociedad encorsetada. Sobre ella giran todos los demás personajes. Manuel, «hermoso como un dios griego»; Martín, el eje del mal en la novela; La Trini, «medio paya, medio gitana» que se convierte en la amiga íntima de Valentina; Sara, una mujer que expone su vida por ayudarla y que al final la saca del pozo oscuro de la desesperación; y finalmente Erkan, al que apodan el Turco, un traficante-contrabandista que la vuelve a enamorar. Pero hay otros personajes muy interesantes, con mucha fuerza en la historia. Hasta un perro pastor: Pulgoso.

6.¿Cómo está estructurada la obra?

Tiene 12 capítulos. Y cada uno se inicia con un haiku del poeta Matsuo Basho cuyo pensamiento, por así decirlo, es la puerta que conduce a la historia de cada capítulo. Un ejemplo claro es la décima parte: «Nos separamoscomo concha y almeja,se va el otoño». Valentina y Erkan, a pesar del amor que les une, se separan y cada uno sigue su camino.

7.¿Cuál ha sido el mayor reto al escribir el texto?

Sin duda, los diálogos. La lectora, el lector, los tienen que sentir, percibir y, me atrevo a decir, que formar parte de ellos. En los diálogos no puede haber paja, excesiva retorica.

8.¿Qué quieres lograr en lector que se adentre en la obra?

Que la viva, que se sienta un protagonista más, que esté deseando llegar a casa para reiniciar la lectura donde la dejó. Que pase momentos dulces leyendo.

9.¿Cómo definirías tu estilo literario?

En mi primera etapa, mi estilo narrativo era un tanto lento, me desviaba con facilidad del guion, y eso distraía al lector, ralentizaba la trama. Cuando empecé a publicar con Caligrama-Random House Mondadori, me tiraron de las orejas y ahora mi estilo no es tan enrollado ni denso, es máss directo.

10.¿Cuánto tiempo te ha llevado escribir la obra?

Dos años de estudio y recopilación de datos y dos más para escribirla.

11.¿Cuál es tu método de escritura?

Cada escritor escribe en función de su formaciónn e imaginación. Yo tengo una escuela definida: dinámica, sensible, y con argumentos que no necesiten traducción. Los planteamientos de mis novelas son, ante todo, intimistas y emocionalmente consecuentes.  

12.¿Cumples un horario o cualquier momento del día es ideal para escribir? ¿Cómo es el lugar en el que sueles escribir?

Siempre por la mañana. Escribo de siete a una, y durante la tarde releo lo escrito y me convierto en mi máss duro crítico. En cuanto a mi lugar preferido para escribir, es el estudio que tengo montado en una vieja cambra buhardilla en Ademuz. Allí, envuelto en el silencio del pueblo, es cuando mejor escribo.

13.¿Buscas la inspiración o sueles dejar que sean las ideas las que sigan su ritmo?

La inspiración no se puede buscar, fluye de uno mismo. En cuanto a las ideas, tienes que darles forma.

14.¿Qué consejo le darías a los que empiezan a escribir una obra?

Primero, una idea original; segundo una sinopsis lo más completa posible, un guion estructurado, y una vez empiecen a escribir, que no se pierdan en el tecnicismo de las palabras, que dejen fluir lo que llevan dentro.

15.¿Cómo valoras el proceso de autoedición?

Ideal para las escritoras y escritores que empiezan.

16.Termina la frase: Caligrama es…

Mi editorial. Un gran equipo que me han ayudado a mejorar mis obras. Y estoy feliz de haber firmado con ellos y de confiarles la divulgación y venta de mis obras.

PREGUNTA RAFAGA:

UN LIBRO QUE HAYAS RELEÍDO: Los siete pilares de la sabiduría, de Thomas E. Lawrence (Lawrence de Arabia)

LA MEJOR HORA DEL DÍA PARA ESCRIBIR: cuando fluyen las ideas y estás creativo.

UN AUTOR PARA SEGUIR: tengo varios: Pérez Reverte, Javier Marías. Dos estilos diferentes de narrativa, pero magníficos.

UNA AUTORA: Julia Navarro.

UNA MÁXIMA EN LA VIDA: luchar por lo que quieres.

Deja un comentario

Cerrar menú
×
×

Carrito