ENTREVISTA A JAIRO MEJÍA CUELLO

1.Eres abogado. ¿Cuándo comenzasteis a escribir?

Sí, soy abogado. Comencé a escribir a la edad de 10 años. Terminaba mi educación primaria cuando escribí mi primer poema, podría llamarlo así, con ocasión de la despedida del colegio en donde estudiaba. Desde ese momento no he dejado de escribir. 

2.¿Por qué escribes?

Es inexplicable. Sencillamente escribo porque siento la necesidad de hacerlo. Considero que hay muchas personas que sienten lo mismo que yo leyendo lo que escribo y eso me obliga, podría decirlo así, a escribir. Si yo sueño, ¿por qué no permitir que otros lo hagan con lo que escribo?

 3.¿Cómo surge El alcalde de Macondo?

Hace algún tiempo recordé las anécdotas de un amigo alcalde que me inspiró en esta historia, y decidí plasmarlas en un manuscrito que, aunque pareciera increíble creer lo que relataba, son las verdades. De ahí surge la imperante necesidad de darle a conocer al mundo lo que verdaderamente somos en cualquier parte. 

4.¿Cómo definirías tu libro?

Lo defino como la realidad de nuestra idiosincrasia, como la realidad de nuestros pueblos, como la realidad de nuestros sueños, como la realidad de nuestras desgracias y también de nuestras alegrías. Es el testimonio del relato, como lo dije anteriormente, de un amigo alcalde, ayudado un poco por la fantasía en la que vivimos constantemente.

  5.¿Quiénes son los personajes?

Yo separaría a los personajes. El principal, indudablemente, es el alcalde, el médico. Pero también diría que existe un personaje plural y principal reflejado en muchos dentro de la novela, el político, que es independiente al cargo de concejal, diputado, congresista o gobernador. Ahora bien, hay otros personajes que aunque no son principales, poseen relevancia, como la prostituta, que se refleja en muchas mujeres dentro de la novela. El pintor Gámez, la Mima, esposa del alcalde y que es el reflejo de la mujer abnegada y sumisa dentro de la sociedad machista.

6.¿En qué escenarios y en qué época sucede la historia?

El escenario es básicamente el pueblo de Macondo. Es un pueblo que visiono en un presente no muy distante de un pasado bastante próximo, dentro del caribe situados en cualquier otro pueblo del mundo, y en cualquier época.

7.¿Qué temas pueblan las páginas de este libro?

La realidad de la política, la corrupción dentro de ella; la prostitución, la pobreza del espíritu humano en muchos aspectos, situaciones escatológicas.

8.¿Qué te gustaría conseguir en el público lector?

Que se sienta atrapado en una historia narrada por algún cuentero del pueblo que todos conocen. Que sonría al conocer los personajes. Que los gestos de incredulidad ante la fantasía de la lectura sean, simplemente, la negación sarcástica de la realidad en la que viven.

 9.¿Cuál ha sido el mayor reto a la hora de escribir esta obra?

Creería que plasmar una realidad que todo el mundo vería como una fantasía. Pensaba si era conveniente o no.

10.¿Cómo recomendarías tu libro?

Pues le diría a los lectores que no se arrepentirán de engancharse en este relato. Que su fantasía, que no es más que la realidad, lo atrapará con absoluta seguridad.

11.¿Suele servirte algún método de trabajo a la hora de escribir?

Método, como tal, no tengo. Sin embargo, lo hago con mayor facilidad en la madrugada, después de una especie de duermevela, en donde pareciera que las palabras quedaran colgadas en el aire y que, simplemente, cuando despierto totalmente, las atrapo y las uso.

12.Termina la fase: Caligrama es…

Una gran oportunidad.

Preguntas ráfaga

EL ÚLTIMO LIBRO QUE TE HA GUSTADO: La trilogía de Cixin Liu.

UN LIBRO QUE QUIERAS LEER: Todos los de Carlos Ruiz Zafón.

UNA CANCIÓN O PIEZA MUSICAL COMO BANDA SONORA DE ESTA OBRA: La butaca. Es un porro, un tipo de música originario de Colombia.

UNO DE TUS AUTORES PREFERIDOS: Indudablemente, Gabriel García Márquez.

UNA DE TUS AUTORAS PREFERIDAS: Eva García Sáenz de Urturi.

UNA FRASE DE DEL LIBRO EL ALCALDE DE MACONDO: «La angustia, quizás, de no olvidar lo que sueñas, es lo que motiva a seguir soñando u otras veces a rogar que nos cubra el insomnio para no soñar».

Deja una respuesta