ENTREVISTA A IAN CUERVO

1.¿Cuándo emprendiste la aventura literaria?

Si nos ceñimos a la escritura, comencé a escribir y diseñar mundos de forma muy intermitente desde los trece años, tras leer El Señor de los Anillos, un libro que me llevó a lugares a los que ningún otro ha conseguido hasta ahora. Con la poesía empecé en mi adolescencia tardía, y sigo recopilando poemas y canciones. A los veinte años escribí mi primer libro coherente y con conclusión, y permanece por ahí guardado esperando una segunda oportunidad. Y aproximadamente década y media después comencé a escribir Ghosting.

2.¿Por qué escribes?

Por pura necesidad vital, es algo a lo que siempre he querido dedicarme, a lo que me he visto avocado por un anhelo irrefrenable. Antes de empezar a escribir en serio estaba la soledad y las historias que mi imaginación comenzó a alumbrar en ella, luego estuvo el ansia por escribir, por ser capaz de crear mundos o describirlos, era algo que me obsesionaba y en parte me atenazaba.

3.¿Cómo surge el libro Ghosting?

El mundo de «Más Allá de la Bruma» es la cristalización de un mundo que necesité crear en mi cabeza para mantener los pies en el mundo real, un lugar en el que encontrar las fuerzas necesarias para seguir adelante, cuando no había nada hermoso a mi alrededor. Ese mundo fue entretejiéndose en mi mente desde la infancia, simplemente un día decidí darle forma, ampliarlo y dejarlo por escrito.

4.¿Cómo definirías esta obra?

Claramente es una obra de fantasía, con sus peculiaridades, que hace que linde con otros géneros, como esa dualidad entre un mundo fantástico, hermoso y cruel, donde la magia es posible, y un mundo urbano de autobuses y oficinas, tedioso, en el que la magia parece solo la fantasía de una mente ingenua y hambrienta.

5.¿Quiénes son los personajes y cómo son?

Bueno, hay un elenco de personajes que hacen aparición en un momento u otro, pero los principales son Làidir y Caithris. Son dos jóvenes llenos de dudas e ímpetu, de miedos y de deseos, que tratan de afirmarse en el devenir y no dejarse arrastrar por la vorágine de los acontecimientos. Y especialmente Caithris, una joven que trata desesperadamente de averiguar quién es en realidad.

6.¿Qué temas tratas en el trasfondo de la obra?

Uno de los temas principales que trato es el olvido, los mundos que mueren cuando él se impone y el dolor que puede provocar en quien recuerda esos mundos que otros olvidaron y no es capaz de desterrar sus fantasmas. Pero, por supuesto, hay muchos más temas, la lucha por encontrar el valor para afrontar con dignidad un mundo despiadado y una vida llena de sinsabores, la búsqueda de la magia y la belleza, la capacidad de seducción de la ambición desmedida…

7.¿Cómo ha sido esta experiencia literaria?

Ardua y gratificante. He tenido que robarle muchas horas al sueño. Nunca he tenido una posición cómoda, trabajo y estudio y, además, escribo, como he dicho antes, por necesidad, porque satisface un anhelo y simplemente no podría dejar de hacerlo.

Escribir de esa forma dificulta el entretejido de los lazos de unión que dotan de una cohesión sólida al corpus del relato, por eso, luego, una vez acabado el borrador, he leído y releído una y otra vez la obra, sin descanso, para ir puliéndola en cada revisión. Me viene a la mente el proceso de la escultura, cada día se retira o añade una cantidad de material y se va dando forma a lo que se quiere esculpir, hasta que de pronto empiezas a vislumbrar las formas y finalmente un día te das cuenta de que frente a ti está la imagen que buscabas. Ha sido duro, divertido, frustrante, ilusionante…

8.¿Qué has aprendido escribiendo este libro?

A entretejer una historia, armonizar sus partes para que fluyan como un todo; para eso he tenido que dotarme de cierta paciencia, mi gran problema junto con la falta de tiempo era que mi impaciencia provocaba que de primeras todo pasase al papel demasiado en bruto y eso me frustraba, porque luego requería mucho trabajo de pulido. También he aprendido que soy capaz de hacerlo y que no hay nada que me haga disfrutar más.

9.¿A qué público van dirigidas tus obras?

Probablemente el público al que más pueda atraer la obra es al joven-adulto que guste de la fantasía, del misterio, pero también va dirigida a todos aquellos a los que les gusten las historias en las que tienen cabida los grandes sentimientos humanos, los sentimientos que acompañan la literatura desde el principio de los tiempos, el amor, el odio… Gottfried Von Strassburg, autor de Tristán e Isolda, dijo: «Es a otro mundo al que me dirijo, al mundo que lleva en su corazón una carga de dulce amargura, que se deleita con ello y con el dolor de la nostalgia, que ama la vida y se entristece con la muerte, que ama la muerte y se entristece con la vida. Dejad que tenga mi mundo en ese mundo, que me condene o me salve con él». Me gusta pensar que mi obra está dedicada al mismo tipo de gente.

10.¿Cómo crees que ha sido tu evolución como escritora?

De un escritor titubeante, con muchas ganas y lleno de miedos y dudas, a un escritor lleno de miedos, con muchas ganas, pero mucho más seguro. Como he comentado más arriba, he aprendido a hilar historias, a crear un mundo en el que sus personajes puedan desenvolverse sin desentonar con él, sino como partes indisolubles de él.

11.¿Cuál ha sido el mayor reto a la hora de llevar a cabo este trabajo?

Hacerme un hueco en el tiempo, el espacio… La lucha continua contra la duda y la frustración, pensar que no servía de nada, que no tenía sentido seguir escribiendo, que mi sueño no podría hacerse realidad. A veces, todavía me pasa, pero entonces me fuerzo a escribir, aunque sea una línea.

12.¿Te sirve algún método de escritura?

Bueno, creo que soy un escritor tipo brújula, me lanzo sobre el cuaderno y escribo, por supuesto, a menudo con una idea parcial de adónde me quiero dirigir, pero todo va emergiendo de las sombras hasta ir tomando forma durante el viaje. En ocasiones, tomo alguna nota somera o esquemática que me sirve de punto de partida, o escribo una frase que se convertirá en una línea argumental paralela… Aun así, después de mucho meditar, tengo claros ciertos hitos que jalonarán los próximos libros hasta el final de la historia.

Por otro lado, cuando al fin tengo un borrador, lo reviso una y otra vez, modificando y puliendo en cada pasada sobre todo el ritmo y la estética de la escritura, y limando también las divergencias y contradicciones que hayan podido surgir en relación con el argumento y el desarrollo de los acontecimientos. También he de decir que necesito tener música que me inspire, aislarme de alguna forma, algún tipo de iluminación tenue y siempre lo hago más cómodo de noche y de madrugada.

13.¿Qué te gustaría conseguir en el público lector?

Emoción, que en algún momento sientan que por encima del ruido de nuestro mundo actual están las historias.

14.Termina la fase: Caligrama es… 

Una oportunidad, un grupo de profesionales atentos y considerados que pueden ayudarte a lograr que esto tan difícil de dedicarte a la escritura esté más próximo que antes de conocerlos.

 

Preguntas ráfaga

EL ÚLTIMO LIBRO QUE TE HA GUSTADO: Nuestra Señora de París de Victor Hugo.

UN LIBRO QUE QUIERAS LEER: El próximo libro de la segunda tetralogía de la saga «Añoranzas y Pesares», el tercer libro de «The Last King of Osten Ard», que se llama Into the Narrowdark; incomprensiblemente no está editado en español, de hecho. Nunca he entendido la poca difusión que tiene Tad Williams.

UNA CANCIÓN O PIEZA MUSICAL COMO BANDA SONORA DE ESTA OBRA:Just Drive de In This Moment, Better Place de Sevendust, pero creo que la cosa estaría entre Sleepwalking de Bring Me the Horizon y Be Quiet and Drive de Deftones, no consigo decidirme.

UNO DE TUS AUTORES PREFERIDOS: Esto es muy complicado, dependiendo del género; Dostoievski, Cervantes, Bram Stoker, Camus, Tad Williams, Philip K. Dick, Orwell, Stendhal, Lovecraft… Pero si he de quedarme con uno, me quedo con Tolkien, su obra consigue emocionarme de una forma que ningún otro autor ha conseguido jamás.

UNA DE TUS AUTORAS PREFERIDAS: También complicado; Mary Shelley, Betty Smith, P. D. James, Marguerite Yourcenar, Lindsay Davis, le estoy cogiendo el gusto a Cornelia Funke… Pero me quedo con Mary Shelley.

UNA FRASE DEL LIBRO Ghosting: «Es sabido que de la relación entre sueños y pesadillas pueden nacer mundos y, por la misma, pueden ser destruidos».

 

 

 

Deja una respuesta