ENTREVISTA A HELIO TEJEDOR

 1.¿Desde cuándo escribes? 

Desde pequeño me dedico a programar y mi vida siempre ha estado rodeada de ordenadores, números, juegos y algoritmos. A veces, recuerdo las historias que me inventaba en las redacciones de las clases de lengua del instituto, pero nunca se me había pasado por la cabeza escribir de nuevo cosas tan serias como las que escribía en esas clases.

Hace más de cinco años, y tras varias enfermedades a mi alrededor, que tomé un día la libreta que siempre llevo y escribí el primer párrafo de Los viajes del alma. A partir de ahí, empecé a escribir pequeños textos en el ordenador. En ese momento, tan solo eran pequeñas historias sobre la vida y el porqué de todo lo que nos rodea.

2.¿Por qué escribes? 

No sé, ha sido todo accidental. Nunca me he planteado el porqué, tan solo surgió. Hace bastantes años leí La soledad de los números primos, de Paolo Giordano. No sé ni cómo llegó a mis manos, tan solo la leí y se quedó en mi inconsciente que Paolo era matemático. Si no fuese por este hecho, ni me hubiese planteado el que yo también pudiese publicar algo no relacionado con ordenadores.

3.¿Cómo surge la idea de Los viajes del alma

A partir de lo que había escrito, me di cuenta de que todas las historias tenían un nexo común y las organicé. Aprendí a desechar los textos que no encajaban bien en la historia y, gracias a Francesc Hernàndez, profesor de escritura y gran amigo, conseguí darle la forma que tiene.

4. ¿De qué trata el libro? 

Es la historia del viaje de un escéptico a la espiritualidad, desde el desconocimiento, y sin perder nunca el vínculo con la ciencia y la realidad.

5.¿Quiénes son los protagonistas? 

Un hombre que acaba de enviudar que, con la ayuda de su guía Aurora, una mujer que le enseña a hacer regresiones, aprenderá a viajar a varias de las vidas que marcaron a su alma.

6.¿Cómo está estructurada la obra?

Es un texto corto donde cada capítulo explica cada uno de los viajes. Estos capítulos, a su vez, están agrupados según la época en la que vive cada una de las almas que visita.

7.¿Cuál ha sido el mayor reto a la hora de escribir el texto? 

Tardo mucho en escribir, generar texto y, una vez tengo algo escrito, me cuesta entender que, la mayoría de las veces, hay partes que se deben de borrar. El valor que le quise dar al texto es la historia que quería explicar y mi mayor reto ha sido dejar claro lo que quería contar.

8.¿Qué quieres lograr en el lector que se adentre en la obra? 

Que se siente de vez en cuando a ver un atardecer y piense en lo insignificantes que somos y, a la vez, lo maravillosa que es la vida, aunque no tengamos ni la más remota idea de para qué todo esto de vivir, porque nadie lo sabe.

9.¿Cómo definirías tu estilo literario? 

Referente a Los viajes del alma, es un estilo muy directo y simple, con frases breves y sin adornos. Supongo que porque nunca he aprendido a escribir y, por no querer copiar sin sentido, he ido a lo sencillo.

10.¿Cuánto tiempo te ha llevado escribir la obra? 

Calculo que unos cinco años desde que escribí el primer párrafo, pero en estos años ha habido etapas donde dejé de lado el texto. No fue hasta hace poco más de un año cuando decidí dedicarle tiempo para finalizarlo, cerrar la etapa.

11.¿Cuál es tu método de escritura? 

Solo he escrito este texto y ha sido todo demasiado casual, así que, de método, ninguno. La experiencia me ha gustado y no descarto escribir por placer otras historias. Por supuesto que he aprendido de los errores y de todos los consejos que he recibido, así que, si me apetece escribir otra historia, el método será bastante distinto.

12. ¿Cumples un horario o cualquier momento del día es ideal para escribir? ¿Cómo es el lugar en el que sueles escribir?

Las historias las pensaba durante la semana. Los fines de semana, me tomaba un café con leche en alguna cafetería cerca de casa o, si hacía buen tiempo, en alguna cafetería cerca del lago. En un par de horas escribía el primer boceto del texto que tenía en la mente y, a los pocos días, volvía al texto para borrar la mitad y reescribir el resto. 

13.¿Buscas la inspiración o sueles dejar que sean las ideas las que sigan su ritmo? 

Por la mañana, suelo desayunar, bajar un podcast al teléfono, salir de casa, empezar a pedalear y, sin darme cuenta, estar inmerso en una historia dentro de mi cabeza. Lo más complicado es seguir pensando en la historia para poder escribir notas al sentarme frente al ordenador del trabajo. Seguramente algunas almas de mis antepasados me hayan chivado mientras dormía la mayoría de las historias, porque nunca me he sentido tan imaginativo.

14.¿Qué consejo le darías a los que empiezan a escribir una obra?

Para mi, escribir Los viajes del alma ha sido un hobby, un pasatiempo. En ningún momento tenía ningún objetivo claro. Ha sido un reto, como el que aprende a tocar la guitarra a los cuarenta, por puro placer. Por otro lado, mi texto jamás habría llegado a lo que es sin la ayuda de Francesc. También me ha ayudado bastante el dejar la vergüenza a un lado y enviar el texto a amigos y familiares para que me dieran su opinión. Así que, ¿mi consejo?: disfruta de tu paseo y de las florecillas que te encuentras por el camino. Comparte tus ideas, acepta todas las criticas que te hagan y no esperes que tus amigos y familiares paren el tiempo para leer tus borradores.

15.¿Cómo valoras el proceso de autoedición? 

La libertad que he tenido en todo el proceso me ha permitido disfrutarlo en todo momento. Nunca he sentido presión ni ganas de tirarlo todo por la borda, sino lo contrario: siempre me ha apetecido desaparecer entre las mesas de una cafetería con mi portátil para escribir un ratito.

16.Termina la frase: Caligrama es… una aventura en la que todos podemos participar. 

Preguntas ráfaga

UN LIBRO QUE HAYAS RELEÍDO:  En el balneario, de Herman Hesse.

LA MEJOR HORA DEL DÍA PARA ESCRIBIR: tomando un café con leche, no importa la hora.

UN AUTOR PARA SEGUIR: nunca he sido fan de nada, me gusta dejarlo al azar.

UNA AUTORA: supongo que el azar tendrá sesgo hacia el otro lado. La última que leí fue Las matemáticas vigilan tu salud, de Clara Grima y Enrique Borja. El libro de Mujeres de Ciencia de Clara Grima es el siguiente.

UNA MÁXIMA EN LA VIDA: mejor disfrutemos de esta vida, aunque no sepamos de qué va.

Deja un comentario

Cerrar menú
×
×

Carrito