ENTREVISTA A GLADYS RUIZ DE AZÚA ARACAMA

1.¿Cuándo te embarcaste en la aventura literaria?

No fue una aventura. Fue el parto ineludible de un embarazo de 50 años.

2.¿Por qué escribes?

Escribo como quien padece de una afección crónica y patológica que me atacó de repente, de origen desconocido y sin patologías previas, sin cura y que se manifiesta de forma errática, misteriosa, cataléptica y sin sentido. Adoro mi enfermedad.

 3.¿Cómo definirías tu libro Cinco camas para un muerto?

Como una alegoría sensual y metafísica a la vez, suculenta y perturbadora sobre la vida y la muerte.

 4.¿Qué personajes pueblan las páginas de este libro?

El protagonista es un adicto al sexo; y sus cinco mujeres son como esos raros, escasos y potentes ingredientes individualmente inofensivos pero que si se mezclan pueden convertirse  en un antídoto salvador… o en una pócima mortal.

5.¿Por qué escenarios y paisajes transitan los protagonistas?

Por la Caracas colonial del siglo XIX con sus laberintos subterráneos de superstición y magia, ruinas de antiguos conventos, música de negros y salones de contradanza, empedrados iluminados con hachones, mercados bullangueros, cacao y caña quemada, dormitorios clandestinos… y camas… muchas camas…

6.¿En qué te inspiras?

La imaginación es una bomba. El detonante puede ser cualquier cosa. Cinco camas para un muerto partió de una imagen que vi ya no recuerdo ni cuándo ni dónde: era la escena de un atardecer agonizante; una carreta de caballos transportaba un ataúd; detrás le seguían cinco mujeres enlutadas. 

7.Esta es tu segunda novela, pero has escrito numerosos relatos, muchos de ellos han sido premiados. ¿En qué tipo de narración te sientes más cómoda?

Creo que escribo relatos incluso cuando tejo novelas. Mis novelas están fragmentadas en capítulos que son en sí mismos como relatos, elementos de una maraña argumental donde todos calzan y se complementan.

8.¿Cómo te ha marcado en la escritura tu experiencia de vida?

A mí todo me marca. No veo la forma de librarme de ese yugo y esa corona.

9.¿Cuál ha sido el mayor reto a la hora de escribir esta obra?

Como siempre… terminarla. Soy bastante despiadada con mis obras. Me cuesta dejarlas partir lisiadas, plagadas de insufribles defectos; siempre desprovistas de «algo».

10.¿Qué temas están presentes en el trasfondo de Cinco camas para un muerto?

Los mismos que siempre me motivan a escribir: las grandes contradicciones del ser humano, carne y espíritu, vida y muerte, poesía y barbarie, vicio y virtud, dolor y placer, condenación o redención.

11.¿Cómo has vivido la experiencia literaria de narrar historias?

Intensa y apasionadamente. A fin de cuentas es una vocación o una locura o un vicio tardíos. De modo que tengo que aprovecharla.

12.¿Cómo recomendarías este libro a alguien?

Como una lectura para aquellos que les gusta saborear las palabras sin prisa, con delectación; los que entienden que la literatura es un viaje donde lo realmente divertido, inquietante y estremecedor no es llegar al final sino el perderse para siempre por los caminos. 

13.¿Qué características definen tu estilo literario?

Lo definiría con una imagen: el cuadro de Frida Kahlo La mesa herida

14.¿Te sirve algún método de escritura?

Escribo en la madrugada, en silencio y soledad, antes de que el mundo me toque. 

15.¿Cuál es tu sueño literario?

Que la escritura no me abandone nunca.

16.Termina la frase. Caligrama es…

Exactamente lo que necesitaba.

Preguntas ráfaga

EL ÚLTIMO LIBRO QUE TE HA GUSTADO: Viaje a la semilla de Alejo Carpentier.

UN LIBRO QUE QUIERAS LEER: La divina comedia.

UNA CANCIÓN O PIEZA MUSICAL COMO BANDA SONORA DE ESTA OBRA: El danzón Lágrimas negras.

UNO DE TUS AUTORES PREFERIDOS: El José Donoso de El obsceno pájaro de la noche.

UNA DE TUS AUTORAS PREFERIDAS: La Virginia Woolf  de Orlando.

UNA FRASE DE DEL LIBRO CINCO CAMAS PARA UN MUERTO: «…mi postura no me dejaba de herencia ni una pizca de dignidad: todo al aire, patiabierto; los cojones aplastados; el otro, flácido, asomando la nariz entre los muslos…».

Deja una respuesta