ENTREVISTA A G. W. MARCH

1.¿Cuándo y por qué comenzaste a escribir?

Llevo escribiendo desde hace tres décadas, aunque me puse más en serio en el 2005, cuando comencé a plantearme lo que después se convertiría en la saga La conjura de las sombras.

2.¿Cómo surge la saga La conjura de las sombras

Me di cuenta de que los chavales de hoy —tomados siempre como colectivo, porque no todos son así— se desenvuelven en un mundo muy complejo y, a la vez, demasiado protector. Es un mundo complejo porque el abanico de relaciones que giran en torno a las redes sociales, los móviles y los chat es tan amplio que ni ellos mismos lo controlan; y muy protector, porque la adolescencia ha pasado de ser un periodo de transición para la vida adulta a convertirse en una prolongación de la niñez en la que los valores más importantes son vestir de marca, consumir teleseries y pasárselo en grande. 

No hay que olvidar que esta es una época difícil en la que los chavales deben decir adiós a su imagen de niño y asumir la incertidumbre que comporta el no pertenecer ni al mundo infantil ni al adulto, pero tampoco debemos perder de vista que ese exceso de protección puede acarrear problemas, primero, a los padres y, luego, a la propia sociedad.

De ahí surge La conjura de las sombras, como una fábula en la que los poderes tenebrosos intentan derrotar a los seres humanos a través de los medios de comunicación, las concesiones interesadas y la manipulación de los valores que encarnan el mundo adolescente.

3.Has trabajado durante más de 30 años con adolescentes en conflicto social y el protagonista de La hermandad oscura tiene 14 años. ¿Te has inspirado en tus experiencias para trazar la línea de los personajes?

Algunos de los personajes de la saga están basados en chicos reales, y en experiencias y conflictos también reales. Lo único que he hecho ha sido quitar hierro y, sobre todo, suavizar el lenguaje. Como ya he dicho, la adolescencia es una época de inseguridades y miedos. Los chavales buscan la soledad y al tiempo un cariño que no se atreven a pedir. Pero es que además, hay adolescentes que sufren realidades vitales terribles. 

A menudo uno lee acerca de los estereotipos en literatura: el cliché del huérfano desamparado, el de la chica que sufre bullying, etc., como temas manidos. Me da la sensación de que las personas que piensan esto no saben bien de lo que hablan. Claro que hay chicos y chicas que lo están pasando mal, otra cosa es que no vayan por ahí contándole sus problemas a la gente. Es como cuando alguien te dice: «Bueno, ¿para qué voy a aprender a defenderme si en el mundo real nunca pasa nada?». Esto es un error: los conflictos pueden surgir en cualquier momento, y esconder la cabeza no sirve. 

Creo que hay que mirar a la realidad, cara a cara, y hablar de los problemas. Por eso, yo considero La conjura de las sombras como una saga realista con una base fantástica.

4.La hermandad oscura es una obra que mezcla realidad, intriga y fantasía, ¿en qué lugares y en qué época transcurre la historia?

La hermandad oscura, el primer volumen de la saga, es un thriller, crossover, que se compone de tres hilos conductores. De una parte, se narra cómo una secta de guerreros-brujos llega a Dirleton, un pequeño pueblo de Escocia, para hacerse con un maletín que guarda un terrible secreto. De otra, se describe la vida de Galahad y su pandilla, su pasado, sus luchas de poder y cómo sobreviven a una existencia plagada de conflictos. Por último, se aborda la investigación que un policía debe emprender para resolver un misterioso asesinato ocurrido en la localidad.

La historia se sitúa a finales de octubre de 2005, en vísperas de la noche de Halloween. Galahad MacDermott vive en compañía de su madre, quien no ve con buenos ojos la pertenencia de su hijo a los Tiburones. Este grupo está formado por Gawain McCallan, un chico que acaba de salir del reformatorio en el que pasó doce meses por golpear a su padre hasta casi matarlo; Rufus, otro muchacho un año mayor que Galahad, pero que ya asume plenamente el rol de duro y delincuente juvenil; Kendrick, corpulento, cabeza hueca y firme partidario de Rufus; y Darren, el pequeño de la pandilla, al que los otros dos no dudan en hacerle la vida imposible.

Los Tiburones no admiten fisuras; como Gawain se encarga de recordar a cada momento: «quien no está con nosotros, está contra nosotros». Por eso, el día que Galahad se niega a cumplir con el ritual de iniciación («la prueba de fuego») que Gawain, Rufus y Kendrick le tienen preparado, solo consigue librarse de la venganza de sus antiguos camaradas gracias al auxilio de unos desconocidos.

Sin embargo, a partir de entonces se verá envuelto en una serie de peligrosos sucesos que culminarán con el hallazgo del cadáver de una joven con un extraño símbolo grabado en la frente. Mientras el inspector Tom McCormick toma las riendas de la investigación, Galahad tratará de rehacer su vida en compañía de sus nuevos amigos, sin saber que está a punto de entrar a formar parte de una peligrosa secta, una antigua Orden que rinde culto a las fuerzas de la oscuridad y cuyo origen se pierde en la noche de los tiempos.

5.¿En qué te inspiras para crear la atmósfera de la trama y los escenarios?

La atmósfera de la trama tiene muchas influencias; de un lado, tal vez recuerde un poco a Lovecraft o a Stephen King —con la existencia de dos mundos: el real, y un inframundo poblado por demonios que tratan de arrastrar a los seres humanos hacia las sombras—, si bien los giros y la resolución con un estilo de thriller recuerda más a Joel Dicker —el autor de La verdad sobre el caso Harry Quebert. El enfrentamiento entre los Guerreros de la Luz y sus antagonistas está basado en los antiguos guerreros samuráis y en las novelas épicas, tanto como en el Manga, los cómics o las películas de superhéroes. La relación entre los chicos podría rememorar a las antiguas novelas de El club de los cinco de Enid Blyton. La coexistencia de hilos argumentales y el ritmo trepidante hace pensar en las teleseries. Por último, la base mitológica parte de la tradición céltica y de la investigación en libros y páginas especializadas. 

En cuanto a los escenarios, van cambiando en cada volumen. La hermandad oscura se desarrolla casi por entero en la villa escocesa de Dirleton, un pueblecito costero situado en East Lothian, al este de Edimburgo. El volumen dos, Los glencairn, tendrá lugar en las montañas de Escocia, Transilvania, Roma y un centro de vacaciones de la Sierra de Madrid. Pero no adelantemos acontecimientos.

6.Esta novela es una reflexión sobre el bien y el mal en la sociedad de hoy. ¿Dónde encontraríamos hoy representada esa dualidad?

Como ya he dicho, la novela es una alegoría, una fábula. Cuando se plantea que tras la aparente paz de un pueblecito de Escocia sobrevive un mal atávico, en realidad se está haciendo referencia a los hándicaps que sacuden nuestro mundo y de los que apenas si nos llegan noticias, entre otras cosas, porque los medios de comunicación trasmiten solo una parte de la realidad. Las diferencias sociales y económicas, la explotación de los países subdesarrollados, la elevada prevalencia de los problemas de conducta en adolescentes o la corrupción política son solo señales que demuestran que las cosas no están funcionando como debieran. Pero este análisis ocurre no solo a nivel macro; pregúntale a un chico de primaria que se encuentre sufriendo bullying si existe el Mal, y verás qué te responde.

7.¿Qué hace de La hermandad oscura una novela única?

Teniendo en cuenta que en España se publican cada año del orden de 80.000 títulos, resulta pretencioso creer que ninguno de ellos pueda llegar a ser una novela única. Sin embargo, lo que hace de La hermandad oscura una obra que merece la pena ser leída es lo que te comentaba: se trata de una síntesis entre novela realista, thriller y fantasía urbana; es crossover y ayuda a reflexionar sobre los valores. Además, el hecho de compaginar diferentes subtramas y el ritmo trepidante dan al lector la sensación de hallarse dentro del conflicto.

8.¿Qué te gustaría conseguir en el lector?

Que llegara a cuestionarse la existencia basada en el consumo, la vida cómoda y las actitudes individualistas para comprometerse en la construcción de un mundo mejor. Con esta idea, la página web (https://laconjuradelassombras.com/) incorpora aspectos dirigidos a padres y educadores en dos apartados: la pestaña «Uso educativo» muestra cómo hacer un empleo pedagógico de la saga; y la etiqueta del blog «Adolescentes, hoy» incluye algunos artículos sobre los principales conflictos que afectan a los jóvenes. El objetivo final es no solo que los adultos puedan interactuar con los chicos sobre aquello que les ha suscitado la lectura de La Conjura de las sombras, sino también que en la medida de lo posible la saga les sirva como un apoyo en su tarea de educar.

9.¿Qué temas de la obra podrían estar ligados a la actualidad?

Todos. Aunque podamos encontrar en ella hechiceros, druidas e incluso demonios (ubicados en la época actual), como ya he dicho la acción descansa sobre problemas reales, así como en las interacciones que se tejen entre los adolescentes protagonistas y las situaciones que viven. Partiendo de que la vida social y el sentirse conectado es lo más importante para los chavales, tratar de que esto pueda llevarse cabo de una forma sana —por ejemplo, que no necesiten del alcohol u otras drogas para relacionarse, o que no requieran de hacer daño a terceros para divertirse— me parece algo de plena actualidad.

10.¿Cómo recomendarías tu libro a alguien?

Le diría que nueve de cada diez personas que lo han leído aseguran que les ha encantado, y es que La hermandad oscura tiene todo lo que le puede pedir a una novela juvenil. Es un thriller fantástico que rezuma misterio. Es realista porque se narran conflictos con los que puede encontrarse cualquier adolescente. Resulta apto para jóvenes y adultos porque unos y otros pueden hacer diferentes lecturas de la trama. Por último, ayuda a reflexionar sobre valores porque ese es el propósito de la obra: a pesar de las adversidades, Galahad y sus amigos continúan siendo buenos, altruistas y generosos; hacen el bien porque es lo correcto y no dudan en enfrentarse a la injusticia, aun a sabiendas de que pueden salir malparados.

11.¿Qué aspectos de la trama y del estilo narrativo crees que podrían enganchar al lector?

La hermandad oscura parte de tres historias paralelas que se entrelazan para terminar por confluir en una misma línea argumental. Para darle más dinamismo, está escrita en presente y todo ocurre, bajo presión, en apenas tres días; culminando el conflicto precisamente con la noche de Halloween. Lo más importante de un thriller es saber combinar los giros para hacer que nada sea lo que parece, y hacerlo de forma que resulte creíble, pensando en el lector y en lo que le gustaría encontrarse.

12.¿Suele servirte algún método de trabajo, sigues algún horario o escribes cuando sientes la necesidad?

Dado que dispongo de poco tiempo, escribo cuando tengo un ratillo libre, pero nunca con prisa. Antes de empezar cada novela, suelo trazar un cuaderno de ruta en el que esbozo los diversos hilos argumentales y voy diseñando los conflictos y las interacciones que van a aparecer, desde la presentación hasta el desenlace. Tardo cerca de dos meses solo en hacer este guion. Después, escribo el primer borrador en tres o cuatro meses, sin hacer más correcciones que las precisas. No resulta fácil porque los libros de la saga suelen tener entre 500 y 600 páginas, y eso que intento simplificar al máximo. A partir de aquí, dejo madurar el manuscrito durante seis u ocho semanas. Luego, otros cuatro meses de correcciones. A continuación debo recomponerlos a partir de las críticas que me hacen los lectores-cero, y, cómo no, las correcciones externas, y… ¡vuelta a retomar! Así que el tiempo se dilata un montón. Pasa como mínimo un año y medio desde que termino el cuaderno de ruta hasta que estoy en condiciones de poder presentar el manuscrito.

13.¿Qué aspectos de tu vida te han podido marcar como escritor?

Todo te influye: tu infancia, las relaciones con otras personas, los libros que lees, cómo te han tratado y cómo has llegado a resolver tus conflictos vitales. A mí me han marcado aquellas experiencias que me han llevado a valorar el sentido de la justicia y a luchar por aquello en lo que creo. De alguna manera, son estos valores los que pretendo inculcar a través de mis personajes: aunque con claroscuros, los protagonistas de la saga tienden a hacer el bien.

14.¿Alguna anécdota a resaltar relacionada con el proceso creativo de La conjura de las sombras?

La conjura de las sombras nació hace mucho tiempo, y, al contrario que la mayoría de las sagas, ha ido desarrollándose en sentido inverso; de atrás hacia delante, algo parecido a lo que hizo George Lucas con Star Wars. Esto facilita las cosas, de un lado, porque ya sabes a qué puerto quieres arribar, y de otro, porque prácticamente toda la trama está ya escrita. Solo queda darle forma, hacer las conexiones precisas y, sobre todo, corregir y corregir.

15.¿Quién se esconde tras del seudónimo G.W. March? 

Un escritor que no quiere convertirse en personaje público porque desea vivir tranquilo.

16.Termina la fase: Caligrama es…

Una editorial de autopublicación seria y profesional. Los informes editoriales, revisiones, correcciones, edición y diseño son minuciosos, no finalizando hasta que la obra está exactamente como debe estar. Por lo demás, el alcance a través de Internet permite al autor llevar a cabo una adecuada autopromoción de su libro.

Preguntas ráfaga

EL ÚLTIMO LIBRO QUE TE HA GUSTADO: Me gustan casi todos, mientras estén bien escritos. Uno que he vuelto a releer hace poco, y cada vez me gusta más, es El pájaro pintado de Jerzy Kosiński.

UN LIBRO QUE QUIERAS LEER: Patria de Fernando Aramburu. 

UNA CANCIÓN COMO BANDA SONORA DE TU OBRA: La banda sonora que compuso la banda celta Rivendell Folk para el booktrailer y el vídeo promocional de La conjura de las sombras. Puedes encontrarla en el enlace https://www.youtube.com/watch?v=fhPpNXBY-Ak, desde el minuto 3:29 en adelante. Solo puedo decir que está genial.

UN AUTOR PREFERIDO: Muchos. Por nombrar uno: Ken Follet.

UNA AUTORA PREFERIDA: Matilde Asensi.

UNA FRASE DE TU LIBRO LA CONJURA DE LAS SOMBRAS 1: LA HERMANDAD OSCURA: «A veces hay que incumplir las reglas para hacer lo correcto»

Deja una respuesta