ENTREVISTA A FÉLIX ROMERO CAÑIZARES

1.¿Desde cuándo escribes?  

Escribir para publicar…publiqué mi primera novela en 2018, El árbol de los pigmeos, un trabajo que me llevó casi tres años. Así que diría que escribir literatura, desde hace cinco años solamente.

2.¿Por qué escribes? 

Para contentar parte de mis inquietudes. Me inspira y me ayuda a ordenar ideas, experiencias, reflexiones, y a entrar en personajes y situaciones sobre las que no hubiera entrado de otra manera, hasta acabar viendo las cosas con otra perspectiva. Más tarde he aprendido que, cuando uno publica, tienes una razón más para interactuar con la gente, para recibir y para seguir aprendiendo de sus opiniones y comentarios, y eso ayuda a uno a ubicarse, o sea que algo de terapia hay también.

3.¿Cómo surge la idea de este libro? 

Está muy vinculado a parte de mi pasado profesional. He vivido de cerca los incendios forestales y el mundo rural, de hecho, vivo en él, y he conocido circunstancias rocambolescas, como en la vida misma, que merecían ser recolocadas y contadas para la reflexión de los lectores. Hay poca literatura que tenga un incendio forestal como escenario central, y me parece que es un escenario grandioso para la literatura.

4. ¿Cuál es el argumento de la historia? 

Precisamente la ocurrencia de un gran incendio en un pueblo cualquiera de esa España rural que arde cada verano. En El fuego callado me adentro en el fuego del incendio, que era latente y previsible, pero sobre el que no siempre comprendemos lo que hay detrás, las motivaciones impensables, tan humanas que sorprenden, aunque no siempre lo vemos porque nos empeñamos en despreciar los detalles de lo que realmente nos mueve y conmueve.

5.¿Quiénes son los protagonistas? ¿Qué rasgos caracterizan a los personajes principales? 

La novela discurre en el medio rural con personajes que podríamos encontrar en cualquier pueblo de esa España vaciada que se viene hablando últimamente. Hombres y mujeres de mediana edad, algunos más jóvenes, algunos muy mayores y, entre todos, varias personas singulares que acaban componiendo un fresco social curioso y revelador. Alina, la única extranjera, Edelmiro, Santos, el ingeniero, doña Oliva,… todos personajes normales y curiosos a la vez, con su historia y su escenario común en este pueblo típico y singular de nuestro medio rural. 

6.¿Qué temas trata en el libro?

Como digo, esa España vaciada que también arde, el fuego latente y callado, las circunstancias y las motivaciones que hacen que ocurra lo impredecible. Un incendio sin precedentes, incendio en sentido no estrictamente forestal, y de ahí que se entremezclan muchos elementos propios de ese entorno de vida, asuntos propios de nuestra sociedad, rural y urbana a la vez.  

7.¿Cuál ha sido el mayor desafío a la hora de escribir esta obra? 

Precisamente novelar todo lo que hay alrededor de un incendio forestal, sin caer en sesgos, tecnicismos u opiniones determinantes. En mi caso, soy conocedor de la problemática por mi profesión, pero he escrito para que el público general se adentre, despierte y componga su criterio sobre esa problemática ecológica, social y económica del fuego.

8.¿Qué quieres lograr en el lector que se adentre en la obra? 

Quiero hacerlo partícipe y conocedor de esa complejidad y diría que, al mismo tiempo, de esa simpleza que hay detrás de ciertos problemas sociales y ambientales de primer orden, ante los que parece que estamos acostumbrados, pero que hay que conocer en profundidad para no adormilarnos. Pero no escribo para expertos, sino para lectores inquietos por disfrutar de la lectura y conocer al mismo tiempo.

9.¿Cómo definirías tu estilo literario? 

Narrativa contemporánea, claramente con un trasfondo que orbita entorno a los problemas ambientales y sociales que dejamos en un segundo plano pero que nos afectan y que afectarán a las generaciones siguientes si nuestra actitud es la misma de siempre, y por tanto merece la pena adentrarse en ellos para conocerlos mejor. Así fue mi primera novela, aquella quizá con más tintes de periodismo narrativo, y esta vuelve a beber de fuentes parecidas.

10.¿Cuánto tiempo te ha llevado escribir la obra? 

No tanto, esta vez. Apenas medio año. Cuando me puse, en las primeras páginas me di cuenta de que la tenía escrita en mi cabeza. Bien es cierto que se trata de una novela corta de poco más de cien páginas.

11.¿Cuál es tu método de escritura? 

Un cuaderno de notas, un ordenador portátil y lo que surja donde surja. Un viaje que me ha inspirado, una experiencia, una conversación, siempre surge algo que anotar e hilvanar cuando el cerebro se abstrae, luego hay que darle forma, y eso puede llevar más tiempo para que todo encaje.

12.¿Cumples un horario?¿Cómo es el lugar en el que sueles escribir?

No hay horario. Escribo cuando me apetece y donde me apetece. En un bar, en casa, en un aeropuerto, en una pausa en el trabajo…

13.¿Buscas la inspiración o sueles dejar que sean las ideas las que sigan su ritmo? 

Yo creo que de todo un poco. Más bien intento que mi cerebro descanse para que me vengan ideas claras. Es frecuente que la rutina nos tenga demasiado ocupado con cosas, y no sale la inspiración, entonces hay que buscar la calma. Otras veces aparece una idea estupenda de la nada.

14.¿Qué consejo le darías a los que empiezan a escribir una obra? 

Que se apasionen y sean perseverantes. Que disfruten cada palabra, cada página y cada paso del proceso de publicar, y que sean ellos mismos.

15.¿Cómo valoras el proceso de autoedición? 

Es la gran oportunidad para los que empezamos en la literatura y creemos en lo que hacemos. La autoedición nos da libertad y nos permite apostar por nosotros mismos.

16.Termina la frase: Caligrama es… 

Un gran aliado, y la editorial con la que publico mi segunda novela -y, además, en papel responsable con los bosques-.

Preguntas ráfaga

UN LIBRO QUE TE HAYA MARCADO EN TU VIDA: El Alquimista, de Paulo Coelho, no tanto por lo literario sino por el momento en el que lo leí.

UN LUGAR INSPIRADOR: cualquiera si estamos abiertos a inspirarnos. La inspiración la lleva uno consigo, solo hay que dejarla fluir.

UN AUTOR PARA SEGUIR: Andres Neuman.

UNA AUTORA: Laura Ferrero.

UNA FRASE DE LIBRO: «Lo cierto es que la felicidad no es como dicen, que sólo dura un instante y no se sabe que se tuvo sino cuando ya se acabó. La verdad es que dura mientras dure el amor, porque con amor hasta morirse es bueno». Diatriba de amor contra un hombre sentado. Gabriel García Márquez.

Deja un comentario

Cerrar menú
×
×

Carrito