ENTREVISTA A FÉLIX BUISÁN GARRIDO

1.Eres doctor en Medicina. ¿Cuándo comenzaste a escribir?

Ya desde el colegio me gustaba redactar y escribir letras para canciones. Sin embargo, lo que más he escrito ha sido literatura médica. Soy médico especialista en Anestesiología y Reanimación y autor de varios libros de mi especialidad. En cuanto a la ficción, he escrito algunos relatos cortos, pero nada destacable. Esta es mi primera novela y la he ido escribiendo a salto de mata, cuando podía o cuando estaba inspirado.

2.¿Por qué escribes?

Porque me gusta. Me siento bien escribiendo, imaginando historias. Me libera endorfinas, las llamadas «hormonas de la felicidad». Me ayuda a sentirme eufórico, lleno y contento.

3.¿Cómo se te ocurrió la idea de la novela Historia de un soldado comunero?

Hace tiempo, algo así como treinta años, charlando con mi padre (ya fallecido), me comentó que quería escribir una novela corta para un certamen literario. Él era castellano de Palencia, periodista y escritor. Yo, más o menos, le sugerí que escribiera algo sobre la guerra de las Comunidades de Castilla, que era un episodio desconocido para la mayoría de la gente. Hizo un borrador que me enseñó, aunque no me convenció del todo. Entonces le dije que algún día yo haría una novela sobre ese escenario histórico, pero que los protagonistas no iban a ser los héroes comuneros ensalzados por la historiografía moderna, sino gente del pueblo, anónima y sencilla, y que sería, además, una historia de amor. Y así lo he hecho, padre querido.

4.¿Cómo definirías tu obra?

Es una obra amable, narrada con ternura, y refleja la bonhomía del protagonista y muchos de los personajes. Cualquier persona que solo lea el título pensará que trata únicamente sobre aquella guerra, cuando la novela es mucho más que eso, mucho más que la historia de un soldado. También es una historia de amor, de amistad, de esperanza. El poso que deja la novela, pese a su dureza, es dulce, agradable.

5.¿Quiénes son los personajes principales?

Son dos: Alonso Pérez y Pedro González. Dos jóvenes veinteañeros, amigos, idealistas, apasionados y valientes. Se alistan en el ejército comunero que combate (así lo creen ellos) por las libertades castellanas e intentan sobrevivir al caos bélico. Para sobrevivir, precisamente, ambos deberán afrontar y superar una serie de peripecias, algunas terribles.

6.¿En qué escenarios y en qué época transcurre la trama?

La trama transcurre en Castilla, entre los años 1520 y 1521. Carlos I de España y V de Alemania está fuera del país. Algunas ciudades castellanas se alzan en armas contra el monarca y este, ayudado por la nobleza castellana, procura sofocar la revolución. La narración es el relato de los hechos que les ocurren a los personajes durante los aproximadamente nueve meses del conflicto (entre el incendio de Medina del Campo, provocado por las tropas de Carlos I, y la debacle comunera tras la derrota de Villalar).

7.¿Qué temas principales tratas en el libro?

El idealismo, Dios, el amor, la vida, la muerte, la amistad, la valentía, el odio, la melancolía, la esperanza, incluso la ingenuidad. En fin, todo aquello que constituye lo humano, y todo ello unido por lo mejor y lo peor que aflora en las guerras, sobre todo en las civiles.

8.¿Qué te gustaría conseguir en el público lector?

Que se emocionara y sufriera con los personajes. También que se alegrara por ellos. En definitiva, que el lector vibre y le tiemble el corazón con la novela.

9.¿Cuál ha sido el mayor reto a la hora de escribir este libro?

La documentación histórica, el tiempo y las hojas escritas. Ocho años he tardado en escribir esta novela. Bien es verdad que no he podido dedicarme por completo a la escritura del libro (mi profesión no me deja mucho tiempo libre). Unas veces no estaba inspirado; otras veces no me apetecía escribir. Asimismo, quiero aclarar que ni soy historiador, ni experto en la guerra de las Comunidades de Castilla, ni tampoco en el siglo XVI en España, por lo que documentarme sobre aquella época me ha llevado un gran trabajo. Solo soy una persona con curiosidad y ganas de contar cosas. Así que si aparece algún fallo o imprecisión, por favor, perdonádmelo y corregídmelo con cariño.

10.¿Cómo recomendarías tu libro a alguien?

Diciéndole: te va a encantar su lectura. Hazme caso.

11.¿Suele servirte algún método de trabajo a la hora de escribir?

No especialmente. Como he dicho antes, en ocasiones no estaba inspirado y otras veces me daba pereza ponerme a escribir. Aunque, para mí, escribir es más esfuerzo que inspiración.

12.¿Alguna anécdota a resaltar relacionada con el proceso creativo de Historia de un soldado comunero?

Aparte de escribir muchos días en los descansos entre quirófano y quirófano, la sensación que en algún momento tuve de que a nadie le iba a interesar lo que escribía me hizo dejar la novela un par de veces. En una ocasión, el manuscrito estuvo muerto en un cajón, esto es, en un archivo del ordenador más de seis meses. Cuando lo retomé, tuve que volver a leer (y reescribir) la novela desde el principio, ya que no me acordaba bien de la trama e incluso de los nombres de algunos personajes.

13.Termina la fase: Caligrama es… 

Lo mejor que le ha pasado a mi novela, sin duda.

Preguntas ráfaga

EL ÚLTIMO LIBRO QUE TE HA GUSTADO: La novela histórica El ejército de los sonámbulos de Wu Ming (un colectivo de narradores italianos) ambientada en plena Revolución Francesa.

UN LIBRO QUE QUIERAS LEER: Quisiera leer, de nuevo, el libro Don Quijote de la Mancha de Andrés Trapiello, la primera traducción impresa en castellano actual de la obra de Cervantes.

UNA CANCIÓN O PIEZA MUSICAL COMO BANDA SONORA DE TU OBRA: He de admitir que los he descubierto hace poco. Me refiero a la banda asturiana de heavy metal Warcry. Suya es esta balada, una melodía épica: Nana. Una canción desgarradora. Porque a veces lo peor de una guerra no son las batallas interminables y devastadoras, sino la tregua, el silencio que las sucede.

UNO DE TUS AUTORES PREFERIDOS: Arturo Pérez-Reverte.

UNA DE TUS AUTORAS PREFERIDAS: Matilde Asensi.

UNA FRASE DE TU LIBRO HISTORIA DE UN SOLDADO COMUNERO: «Muchos hallaron la muerte donde buscaban la victoria». «Entre soldados, siempre se confiesa el que va a morir».

 

Deja una respuesta