ENTREVISTA A ERICA F. ALIO WARR

1.¿Desde cuándo escribes?

Leer y escribir son dos compañeras de camino que han estado a mi lado desde que tengo memoria. Uno de mis primeros recuerdos de la infancia es estar sentada en mi sillita de bebé observando a mi madre mientras se ocupaba de la casa. Ella lavaba los cristales y los espejos con unas esponjas enjabonadas y, mientras limpiaba, dibujaba letras y sílabas con la espuma sobre las superficies, y las repetía en voz alta. Para mí, era un desafío poder llegar a leerlas al unísono con ella y aprender a escribirlas.

Con el tiempo, fueron llegando los libros coloridos, las historietas, las canciones, los cuentos, las novelas. Eran como puentes a universos paralelos donde la aventura no tenía límites. Escribir, entonces, era jugar a ser también creadora de alguno de esos mundos. ¡Cómo no empezar a hacerlo! Claro que al comienzo no hablamos de niños prodigio ni de calidad: se empieza por la canción de cuna para tu osito de peluche, el poema para el jardín de la infancia, o la carta de amor al chico que te ha robado el corazón. Inventarte una editorial de juguete en el patio de tu casa, crear tus revistas, ilustrarlas y coserlas a mano con un puñado de lana…Escribir era mi juego, la manera de realizar mis fantasías modelando palabras.

2.¿Por qué escribes? 

Por placer, por hábito, por necesidad.

3.¿Cómo surge la idea de este libro?

Hace casi dos décadas que he dejado mi Argentina natal. Este libro nace del deseo de revivir las leyendas de la tierra que han fascinado mi infancia. Quise sin embargo contarlas en dos idiomas diferentes para que su magia pudiera transcender hacia otras culturas más allá del mundo hispanohablante sin perder la posibilidad de tener a la mano el original en español. Está narrado desde un punto de vista nuevo, con el agregado de personajes y situaciones que fueron gestándose a través de la lectura de las diferentes versiones de cada leyenda y el agregado de anécdotas e historias populares.

4.¿Qué temas tratan las leyendas?

Los temas son en su mayoría etiológicos, rurales y escatológicos.  Durante el recorrido por las Leyendas del Sur, nos abordarán visitantes del inframundo, veremos resurgir la vida después de la muerte,  recibiremos mensajes en sueños proféticos,  desafiaremos a criaturas monstruosas, seremos redimidos por espíritus protectores y acataremos el peso de la ley divina.  

5.¿Cómo ha sido el método de trabajo? 

Básicamente, trabajé con el método que usábamos los estudiantes de traducción en la materia de estructuras comparadas. Los textos se fueron creando en forma simultánea en dos carillas paralelas, una para cada idioma.  

El desafío de trabajar de esta manera es tener que adaptar, o no, las estructuras de un idioma al otro para que resulten tan naturales como sea posible sin perder la fidelidad a la versión gemela. La corrección final se centró más en la lectura en voz alta, donde intenté ajustar el ritmo final de los textos.

6.¿Qué has aprendido de la experiencia de escribir esta obra? 

Pues que lo he pasado de maravillas en este proceso y que ya estoy trabajando en un próximo libro.

7.¿Cuál ha sido el mayor desafío?

No estoy segura, supongo que el mayor desafío ha sido tomar la decisión de publicar la obra.

8.¿Qué quieres lograr en el lector que se adentre en la obra?

Quiero hacer llegar al lector las voces milenarias de la tierra, sumergirlo en la magia y despertar en su consciencia una nueva forma de percepción de la realidad desde lo fantástico.  

9.¿Cómo definirías tu estilo literario? 

Para este libro, he intentado atenerme a un estilo entre nítido y sencillo. Al estar trabajando con leyendas, la prevalencia de la claridad de las historias y el lenguaje conciso han sido uno de mis objetivos principales.  

10.¿Cuánto tiempo te ha llevado escribir la obra? 

Desde el comienzo de la idea hasta la última corrección, me ha tomado unos cinco meses. Lo que más tiempo me llevó fue poder elegir las ilustraciones ya que no lograba decidirme por un estilo en particular. Sí puedo asegurar que he disfrutado mucho con mis acuarelas, pinceles y lápices, y que me he quedado con una carpeta de dibujos muy ecléctica como recordatorio.

11.¿Cuál es tu leyenda favorita y por qué? 

En mi infancia, me fascinaba la leyenda del Huiñaj, la princesa mesiánica, el eterno renacer. También, jugando con mis primas junto al río, fantaseaba con que algún día, a pesar de nuestra fragilidad, atraparíamos al maléfico Curupí. De mi libro, sin embargo, es María y el Zupay la que logra atraparme en su inframundo oscuro. La he tomado, de a pizcas, de varias historias de la vida real, de esas que se escuchan sobre algunas “Marías” y donde puedo asegurar que ninguna de ellas ha corrido mejor suerte que la nefasta mujer del relato. Quizás realmente hayan tomado la mano del Zupay. 

12.¿Cumples un horario?¿Cómo es el lugar en el que sueles escribir?

No cumplo un horario de trabajo en absoluto. Escribo siempre desde el escritorio de mi consultorio en los momentos en que no me visita ningún paciente.  Es una pequeña oficina amueblada en blanco, con paredes naranja y oro, donde me siento muy a gusto. A mi derecha, se levanta un arco hacia la sala de musicoterapia y, al otro lado, un ventanal abre hacia el jardín escalonado. Podría decir que escribo desde mi rincón en el mundo, desde donde me permito fantasear y escaparme a disfrutar de mis universos internos.

13.¿Buscas la inspiración o sueles dejar que sean las ideas las que sigan su ritmo?

No me he encontrado nunca buscando inspiración. Simplemente, en los momentos en que una imagen o un texto empiezan a formarse los dejo fluir y los plasmo. Creo que forzar el trabajo opacaría los resultados, los deformaría de su esencia.   

14.¿Qué consejo le darías a los que empiezan a escribir una obra?

Creo que mi consejo para alguien que empieza escribir una obra sería que lo haga desde la transparencia, desde la esencia, desde no ser nadie más que él mismo.  

15.¿Cómo valoras el proceso de autoedición? 

He trabajado, inclusive internamente, en aspectos de la obra que no hubiera siquiera imaginado sin el apoyo de Caligrama. Fascinante.

16.Termina la frase: Caligrama es… un descubrimiento al azar que me ha traído mucha alegría es este proceso tan grato mano a mano con su equipo.

Preguntas ráfaga

La autora dice: «Es imposible elegir sólo un libro o un autor. De una manera u otra, cada libro que llega a nuestras manos nos marca. Además, honestamente, debo confesar que, desde hace algunos años,  no me dedico a leer ficción sino a vivirla (ríe)».   «A lo largo del camino, sí me han cautivado los cuentos de Jorge Luis Borges, el Demian de Hermann Hesse, las Dubliners de James Joyce, la Amadeus de Peter Shaffer, las Décimas de Sor Juana Inés de la Cruz, El Tercer Ojo de T. Lobsang Rampa, la Wit de Margaret Edson y mi amado Principito que es eterno en mi mesa de noche y hasta en varios idiomas diferentes». 

UN LUGAR INSPIRADOR: el universo infinito que se esconde detrás de nuestros propios párpados cerrados.

UNA FRASE DE TU LIBRO: «Las leyendas llegan a nosotros, palpitando desde la memoria de nuestros ancestros, para susurrarnos una realidad que solo puede explicarse desde lo mágico.»

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Por ser su padre, se destaca el orgullo de serlo, pero luego, enfrió la continuidad genética y vislumbro que junto a su madre, le abrimos desde cuando era muy niña, el mundo del arte, la música, la literatura , en una palabra, la llevamos al supermarquet de la cultura en gral y que ella elija y ella eligió entre lo que podíamos ofrecerle.. Gracias Érica.. Por ser.

  2. Que linda personita sos Eri!!! Me alegro mucho que estés cumpliendo tus sueños, bien merecido lo tenés!!! Éxitos ♥️

Deja un comentario

Cerrar menú
×
×

Carrito