ENTREVISTA A DIEGO KINDLER

1.¿Desde cuándo escribes? 

Llevo escribiendo desde siempre, aunque empecé a tomármelo en serio en 2009, cuando vivía en una isla apartada en Suecia. El aislamiento y la soledad fueron el motivo y el contexto que necesitaba para escribir. 

2.¿Por qué escribes? 

Igual que hay a quien el cuerpo le pide salir a correr, a mí me pide contar historias. Me gusta transformar las cosas que veo y que oigo en algo que pueda entretener y provocar emociones. 

3.¿Cómo surge la idea de El tablero de parchís?

La idea surgió como un relato corto, y se me ocurrió, recuerdo, sacando a mi perro. Me vino la idea a la cabeza y me puse a escribirla nada más llegar a casa. Sin embargo, según iba escribiendo, me di cuenta de que la historia cobraba vida y me pedía que la desarrollase. De esa manera, las diez páginas iniciales se convirtieron en veinte, y luego en treinta… y al final me vi inmerso en una novela que me estaba devolviendo a lugares y experiencias que tuvieron cierto peso en mi vida. 

4. ¿Cuál es el argumento de la historia?

La historia habla de un libro que mata a todos sus lectores y de cómo un periodista bastante excéntrico decide investigar las causas y llegar hasta el fondo del caso. 

5.¿Quiénes son los protagonistas? ¿Qué rasgos caracterizan a los personajes principales?

El protagonista principal es un periodista muy peculiar, que poco a poco va tejiendo una red de contactos y colaboradores que le ayudan a resolver el misterio de las muertes relacionadas con un libro. Los colaboradores, una periodista sueca, una familia de refugiados sirios y un matón de barrio son el reflejo de un buen número de personas que conocí durante los años que viví en Suecia, y dan cuenta de una forma de vivir y de pensar muy representativa de Estocolmo.

6.¿Qué temas trata en el libro?

Desde el principio, quise parodiar la novela negra escandinava, haciendo uso de los lugares, efectos y sensaciones que generan este tipo de libros. No obstante, al poco de empezar a escribir, me di cuenta de que quería hablar del racismo, la hipocresía, la crueldad y la corrupción que tuve ocasión de experimentar en Suecia. También he querido presentar el lado humano de los refugiados, sus contradicciones y el choque cultural que sufren al caer en una sociedad como la sueca. 

7.¿Cuál ha sido el mayor desafío a la hora de escribir esta obra?

Es difícil hablar de desafío cuando, en realidad, escribir esta novela me reportó muy gratos momentos y me enseñó mucho sobre el proceso de escribir. Supongo que lo más difícil fue hacer que la historia fuese coherente en todo momento, que la trama no dejase preguntas sin contestar y, sobre todo, mantener siempre un grado de interés que haga que el lector quiera seguir leyendo. 

8.¿Qué quieres lograr en el lector que se adentre en la obra?

Me gustaría transmitir a quien lea esta novela las experiencias que me llevaron a escribirla; que sea capaz de ver, de sentir, de percibir lo que escribo en el libro. Sobre todo, en el caso de Suecia, que es un país del que casi todo el mundo guarda una idea preconcebida, mi intención es reflejar otra realidad, y descubrir al lector un contexto y una sociedad que poco tienen que ver con lo que la mayoría piensa. 

9.¿Cómo definirías tu estilo literario?

Yo escribo para entretener y trato de no ceñirme a un estilo en concreto. Sin embargo, algún académico que ha leído mis historias ha clasificado mi estilo como “realismo satírico”, y yo no podría estar más de acuerdo con esta denominación. No obstante, en cuanto a influencias, supongo que me he inspirado fundamentalmente en Gógol, Chéjov y Bulgákov; pero, sin lugar a dudas, mi mayor fuente de inspiración, tanto a nivel estilístico como en cuanto a la composición de los personajes, ha sido Eduardo Mendoza. 

10.¿Cuánto tiempo te ha llevado escribir el libro?

Relativamente poco, la verdad. Empecé en junio de 2017, y en agosto del mismo año ya la había terminado, aunque debo añadir que, durante esos tres meses escasos, nunca dejé de escribir, de hacer notas y de discutir con otras personas el desarrollo de la historia, de manera que podría decirse que invertí una gran cantidad de horas, de esfuerzo y de trabajo para escribir la novela. 

11.¿Cuál es tu método de escritura?

Trato de tener una idea general que sirva de marco, para volcar dentro toda clase de alternativas, y elijo una, para después repetir el mismo proceso hasta darle forma a la obra. Finalmente, lo leo y lo releo, y hago los cambios necesarios hasta quedar satisfecho con el trabajo. 

12.¿Cumples un horario?¿Cómo es el lugar en el que sueles escribir?

Un horario… siempre es aconsejable. Sin embargo, cuando empecé a escribir El tablero de parchís intentaba aprovechar las pausas entre mis clases para apuntar a mano lo que se me venía a la cabeza. Más tarde, en casa, leía lo que había escrito y trataba de darle forma. Mientras escribí esta novela me dio tiempo a dejar un trabajo, mudarme de país y empezar de cero, de modo que es difícil hablar de un horario y un lugar. Más adelante, cuando escribí las novelas sucesivas, sí traté de guardar un horario y unos hábitos regulares. 

13.¿Buscas la inspiración o sueles dejar que sean las ideas las que sigan su ritmo?

Por suerte, o quizá solo hasta el momento, puedo decir que la inspiración me llega sola, aunque salir a dar paseos con el perro ha resultado hasta ahora el momento de mayor creatividad y un espacio para que las ideas corran por su cuenta. Más tarde, cuando paso esas ideas a limpio, sucede a menudo que la historia me pide que continúe un poco más, hasta que llega el momento en el que la acción se desarrolla ajena a mi idea original, y me limito sencillamente a transcribir lo que la propia historia me cuenta. 

14.¿Qué consejo le darías a los que empiezan a escribir una obra?

Que no se cansen, que continúen y, sobre todo, que traten de volcar todas las ideas, por extrañas que estas parezcan. También aconsejo que dejen madurar la idea original, que la comenten con otras personas, y que la desarrollen al margen del proceso de escritura. 

15.¿Cómo valoras el proceso de autoedición?

Es un proceso interesante e innovador, en el que el autor tiene el control sobre su obra.

16.Termina la frase: Caligrama es…

Una plataforma idónea para publicar, porque cuenta con un equipo sólido detrás, y da la oportunidad de obtener un informe editorial, así como un contrato serio que garantiza los mejores resultados. 

Preguntas ráfaga

UN LIBRO QUE TE HAYA MARCADO EN TU VIDA: Crimen y Castigo, de Dostoievski. 

UN LUGAR INSPIRADOR: cualquier sitio en el que la mente pueda correr sin mayores distracciones. 

UN AUTOR PARA SEGUIR: Michel Houellebecq.

 UNA AUTORA: Carme Riera.

UNA FRASE DE LIBRO: «El mundo no se había recuperado de la última fanfarronada del presidente naranja, cuando otra insólita noticia conmocionó a la opinión pública». El tablero de parchís.

Deja un comentario

Cerrar menú
×
×

Carrito