ENTREVISTA A DAVID LABACA CASAL

¿Desde cuándo escribes?

No podría fechar con exactitud el momento en el que me senté frente a una hoja en blanco, en ocasiones pienso que he escrito toda mi vida o por lo menos imaginado historias. Pero en realidad pienso que es un proceso natural e inconsciente que parte de la lectura de muchos libros. 

¿Por qué escribes?

Para mí escribir es evadirme, sentirme libre, separarme de una sociedad y un mundo que hace mucho tiempo no me gusta. Además, tengo que hacerlo porque los diálogos, las situaciones, las tramas, rondan constantemente por mi cabeza y si no las plasmo creo que me volvería un poco más loco.

¿Cómo surge la idea de El pueblo de los ahorcados?

Surge de una pequeña excursión que realicé hace tiempo a un pueblo de Navarra llamado Gallipienzo. Allí, entre viviendas antiguas posadas sobre el filo de una montaña, campea una iglesia-fortaleza que me inspiró desde el primer momento. Me detuve frente a sus muros y pensé: “Aquí la gente se ahorca por algún motivo”.

¿De qué trata el libro?

Te haré una sinopsis rápida del inicio: Un joven conduce perdido su coche por una sinuosa y ascendente pista de tierra en mitad de la noche bajo una espesa niebla. En un recodo del camino se encuentra con un hombre que recoge hierbas en la oscuridad. Al preguntarle dónde se encuentra, éste sale corriendo despavorido. Entonces decide continuar el camino hasta llegar al pueblo. Tras pasear por sus solitarias callejuelas, observa la luz de una antorcha en lo alto de los muros de la fortaleza y bajo esta luz la silueta de un hombre ahorcado. Al acercarse reconoce al hombre del camino mientras un feroz aullido animal ruge desde el interior del edificio. Sale corriendo de nuevo hacia las casas y…Hasta aquí te puedo contar.

¿Quiénes son los protagonistas?, ¿qué rasgos caracterizan a los personajes principales?

Te hablaré un poco del personaje principal, Bastián. Éste un joven recién licenciado en Periodismo, huérfano de madre y que vive con un padre sumido en el silencio de la tristeza. Como cualquier joven es una persona perdida que busca su sitio, sus aspiraciones y sus objetivos. Llega al pueblo buscando algo que le pertenece, que le subyuga desde un primer momento y que tiene que ver mucho con su vida. Su insaciable curiosidad le hará quedarse entre sus peculiares personajes hasta el final de la historia.

¿Cómo está estructurada la obra?

Se divide en seis bloques, de distintas extensiones, que juegan entre la primera y tercera persona para trasladarnos temporalmente de una época hasta otra.

¿Cuál ha sido el mayor reto a la hora de escribir el texto?

El esfuerzo de la imaginación. Creo que es una novela que rinde culto a la imaginación porque siempre he entendido que la literatura ha de contener este factor imprescindible por encima de los demás.

¿Qué quieres lograr en el lector que se adentre en la obra?

Sorprenderle, hacer que se pregunte constantemente qué hay después de cada curva de la historia.

¿Cuál es tu método de escritura?

Sinceramente, me dejo llevar. Un relato puede surgir de una frase, de una imagen o de una situación breve. A partir de ahí, si de te dejas secuestrar, todo es posible. Dejo que todo fluya, que los personajes vivan, que las tramas se enreden en sí mismas para lograr un desenlace que me sorprenda a mí mismo. Lo usé con mi anterior novela, El olor de las piedras, y lo he vuelto a hacer con ésta.

¿Cumples un horario o cualquier momento del día es ideal para escribir?, ¿cómo es el lugar en el que sueles escribir?

Me gustan las mañanas, muy temprano. Pero con mi trabajo, que nada tiene que ver con la literatura, me es imposible cumplirlo la mayoría de las veces que quisiera. En cuanto al lugar, cualquier lugar es bueno para desarrollar tu idea, pero si me pides escoger uno: la naturaleza. Su silencio, su soledad, sus olores…

¿Buscas la inspiración o sueles dejar que sean las ideas las que sigan su ritmo?

Es una mezcla extraña. La inspiración convive con el secuestro que tu relato te provoca.

¿Qué consejo le darías a los que empiezan a escribir una obra?

No soy bueno dando consejos a nadie, ni siquiera me gusta hacerlo. Pero si algo hay que decir a los que quieren escribir es que vivan de un modo muy verdadero e intenso lo que escriben.

¿Cómo valoras el proceso de autoedición?

Tiene esa vertiente de esfuerzo económico, esfuerzo creativo y esfuerzo de tiempo que sólo tú realizas. Pero contiene un fuerte factor de libertad que imagino que una edición convencional no posee.

Termina la frase: Caligrama es…Personalmente, me han facilitado siempre todos los pasos con atención permanente. Pienso que es una gran plataforma de autoedición que pertenece a un gran grupo editorial. De hecho, he repetido y repetiré.

Preguntas ráfaga:

UN LIBRO QUE HAYAS RELEÍDO: El filo de la navaja de Somerset Maugham.

LA MEJOR HORA DEL DÍA PARA ESCRIBIR: la madrugada, con los primeros bostezos del día.

UN AUTOR PARA SEGUIR: Aldous Huxley.

UNA AUTORA: Daphne du Maurier.

UNA MÁXIMA EN LA VIDA: Cuando la inmensa mayoría te digan que estás equivocado, persevera, estás en el camino correcto.

Deja un comentario

Cerrar menú
×
×

Carrito