ENTREVISTA A ANTONELLA ANDREANI

1.¿Cuándo emprendiste la aventura literaria?

En forma de novela hace muy poco, apenas un par de años, aunque la aventura por contar historias partió mucho antes, escribiendo, por ejemplo, en los primeros diarios de vida, o traspasando en texto los sueños del inconsciente antes de que se esfumaran durante el día… Y cuando hubo que optar por un proyecto de vida, pues elegí dedicarme profesionalmente a la escritura creativa y, especialmente, al guion literario.

2.¿Por qué escribes?

Porque me encanta inventar y contar historias de ficción. Eso de trazar situaciones, problemas, personajes y diálogos siempre se me ha dado de manera natural, y a estas alturas de la vida ya lo considero una terapia. Ponerse en el lugar de los personajes, revivir emociones y hacer ese ejercicio de observación, tanto externo como interno, lo disfruto mucho, sobre todo cuando un espectador, un lector o un auditor logran transportase con tu historia.

3.¿Cómo surge el libro Lo que tuve a mi lado?

De una imagen, una idea que tuve yendo de vacaciones con mi familia. Luego esa imagen tomó forma de argumento, porque lo quería convertir rápidamente en guion, pero llegó la pandemia y, como los días comenzaron a hacerse eternos y la incertidumbre a perpetuarse, comencé a descargar ese torbellino de imágenes y situaciones en mucho más texto, hasta que el argumento inicial terminó convirtiéndose en una novela.

4.¿Cómo definirías esta obra?

Mmm, es difícil enjaularla, pero finalmente es una obra sencilla, coloquial, cercana, con misterios, con preguntas sobre la muerte, la vida y más allá de la vida. Ocurre en un mundo contemporáneo, muy realista, pero con una pequeña cuota de futurismo, distopía y existencialismo.

5.¿Quiénes son los personajes y cómo son?

Son personajes cotidianos, identificables, con miedos, sueños y sentimientos.

Y como la historia gira en torno a una familia convencional, y a un matrimonio consolidado, el lector podría llegar a reconocerse perfectamente en rutinas y situaciones que ocurrieron y siguen ocurriendo en pandemia, porque la historia es contemporánea.  Este matrimonio, por ejemplo, como tantos otros, ha tenido que sortear crisis externas y, llegado el minuto, también le corresponde resolverse.  Además, está la carga emocional que arrastra la vecina de ellos, una mujer más madura, viuda, que de alguna forma se obsesiona con esta familia; es decir, existen personajes ambiguos, pero superables. Y eso es lo bello de estos personajes, que, pese a los conflictos y circunstancias, anhelan trascender.

6.¿Qué temas pueblan el trasfondo de la obra?

Básicamente las emociones del ser humano, en cómo te enfrentas a los nuevos desafíos o como insistes en salvar un amor que quizás ya no es. Y todo esto sumado a la rutina, al confinamiento, a la tecnología desbordada, a la desesperanza y a la modorra mental…, lugares comunes que se logran identificar en esta obra, pero planteados bajo la premisa de una existencia distinta, porque la historia de dos mujeres cuyos caminos se cruzan para concebir los dilemas de su humanidad y los límites de su destino da para pensar en una posibilidad distinta.

7.¿Cómo ha sido esta experiencia literaria?

Sinceramente, ha sido una constante oscilación…, a ratos un poco agotadora, a ratos enriquecedora. Escribí esta obra a inicios de pandemia y, como muchos saben, se perdió la soledad en casa, adquirimos nuevas rutinas, oficios, hobbies y desafíos para de alguna manera resistir… Y en esa oscilación salió esta obra ya no sé ni cómo, aunque debo admitir que fue un tremendo aprendizaje, porque, como bien dije anteriormente, el acto de escribir es bastante terapéutico, y además porque estoy recién experimentado en este lado de la escritura.

8.¿Qué has aprendido escribiendo este libro?

Que se necesita inspiración, pero también rigor… y mucho aguante.

9.¿A qué público van dirigidas tus obras?

Esta obra en particular es una novela que va dirigida a un público adulto. La puedes leer como padre, como madre, como hermano, como abuelo, como soltero, como vecino, como amigo, como ser humano… Es una novela para un público universal.

10.¿Cómo crees que ha sido tu evolución como escritora?

Una evolución alocada, porque sin pensarlo mucho me propuse terminarla y, por suerte, esta editorial me dio el empujón necesario, aun sabiendo que no vengo ni del mundo de la literatura ni de las grandes maestrías literarias.

11.¿Cuál ha sido el mayor reto a la hora de llevar a cabo este trabajo?

Combatir mis inseguridades y esa pregunta tan tenebrosa como ¿soy realmente una escritora? Porque finalmente eso de ser impostora ya es un gran tremendo reto…

12.¿Te sirve algún método de escritura?

El de Robert McKee cuando dice: «La idea controladora constituye la forma más pura del significado narrativo», porque todo lo demás es anécdota y capas de un personaje, que indudablemente ayudan a construir la historia, pero en la idea inspiradora es donde se reúne el mensaje más profundo de la historia con el deseo del autor, un valor que estimula el despliegue de la obra. Entonces sí, puedo decir que utilizo bastante el método inspirador y luego… toda la estructura

13.¿Qué te gustaría conseguir en el público lector?

¡Que ojalá les guste!

14.Termina la frase: Caligrama es…

Una editorial muy interesante, nunca pensé que el trabajo con ellos fuera tan efectivo. Estoy muy contenta con el equipo, porque esta novela no la hice yo sola…, de alguna forma, la hicimos todos.

Preguntas ráfaga

EL ÚLTIMO LIBRO QUE TE HA GUSTADO: El consentimiento de Vanessa Springora.

UN LIBRO QUE QUIERAS LEER:El último libro de Stephen King.

UNA CANCIÓN O PIEZA MUSICAL COMO BANDA SONORA DE ESTA OBRA: La banda sonora de Interstellar de Hans Zimmer.

UNO DE TUS AUTORES PREFERIDOS: Ernesto Sábato.

UNA DE TUS AUTORAS PREFERIDAS: Elena Ferrante.

UNA FRASE DEL LIBRO LO QUE TUVE A MI LADO: «Mientras exista amor ellos siempre emergerán desde la oscuridad».

 

Deja una respuesta