ENTREVISTA A ANA E. SÁENZ

1.Publicaste la novela La bruja de arena y ahora llega el libro con las recetas que la protagonista, Nela, cocina en la primera obra. ¿Por qué un libro de recetas?

Cuando leí Como agua para chocolate de Laura Esquivel, me encantó la forma en que las recetas juegan un rol central en el desarrollo de la historia, pero me quedé deseando poder recrearlas en mi cocina. Con La Bruja de Arena quise hacer justo eso: darle la oportunidad al lector de recrear las recetas de Nela en su cocina de una forma fácil y práctica. Además, las fotos del libro de recetas son muy llamativas, lo que hace aún más atractivo el proyecto. Yo soy una persona muy visual y era importante para mí recrear las recetas de Nela más allá de las páginas de la novela. 

2.Hay recetas que aparecen en la novela y otras que están inspiradas en algunos lugares que son escenarios de la historia o que se mencionan en sus páginas. ¿Cómo ha sido el proceso de selección de recetas?

Las recetas se fueron desarrollando de forma paralela con la historia. En ciertas ocasiones yo me imaginaba algún platillo y trataba de incorporarlo a la historia, y en otras ocasiones la trama de la historia sacaba a relucir alguna receta que luego debía ir a recrear en mi cocina. Con las recetas de los panes propiamente, trabajé con una maestra panadera, quien me ayudó en el proceso de creación. De las sesiones de trabajo con Martha salieron muchísimas recetas de panes y tuve que empezar a depurar cuáles eran idóneas para incorporar en la trama. 

3.Panes, sándwiches, salsas… ¿Cómo son las recetas de Nela?

Prácticas, pero cargadas de mucho amor. Nela no tiene formación profesional en la gastronomía, ella fue aprendiendo de su mentor, don Chispa, y experimentando con mano propia en la cocina. Nela tiene la capacidad de diseñar platillos a la medida para aquellas personas queridas que forman parte de su vida y de transmitir emociones a través de esas recetas…, esa es la magia que crea Nela en la cocina. 

4.¿Está presente tu tierra, Costa Rica, en estas recetas?

Hay 3 recetas que sí hablan de Costa Rica: 

El sándwich Gallo Pinto hace referencia a nuestro tradicional desayuno de arroz y frijoles y se elabora con ingredientes muy típicos como el queso fresco y el plátano maduro. Es una receta que fusiona elementos típicos de platillos costarricenses. 

El arreglado es un platillo tradicional aquí en Costa Rica que las personas consumen en sodas (bares) y cafeterías. 

Y el sándwich caricaco se elabora con ingredientes autóctonos, como los son el pejibaye y el palmito. 

El resto de las recetas están inspiradas en platillos que he probado en otros países como México, España y Estados Unidos, de modo que considero que el libro de recetas de Nela puede tener acogida de paladares internacionales.  

5.¿Han estado estas recetas sobre la mesa en momentos importantes de tu vida?

No todas, puesto que muchas se fueron desarrollando para la historia. Pero sí hay unas recetas que han formado parte de mi vida, como lo es el pan desmembrado de mantequilla, ajo y perejil que mi mamá hacía y desaparecía en un día. Un buen sándwich de pepino y mayonesa siempre formó parte de las fiestas de cumpleaños cuando estaba creciendo, así que decidí adaptar la receta y de ahí nació el sándwich el Fresquito.  

6.¿Con qué receta del libro te quedas y por qué?

Tengo varias favoritas: las tortas ahogadas son exquisitas y las descubrí con mis papás cuando fuimos a visitar a un amigo a México, quien nos dio una probada de las tradicionales tortas ahogadas de Guadalajara. Desde entonces las hemos incorporado al menú de la familia para diferentes ocasiones. 

Las recetas de los diferentes aliolis del libro son muy buenas y son perfectas para acompañar diferentes platillos, no solo sándwiches, lo que las hace muy versátiles. 

Y por último, los rollos de canela son una delicia. Esos los desarrollé para la historia y mis hijos fueron los primeros en probarlos. Desde entonces me los piden a cada rato con ilusión en los ojos…, les encanta comer.  

7.¿Cuándo te empezaste a interesar por la cocina? 

Desde pequeña. Mi mamá es una excelente cocinera y también es tecnóloga de alimentos. Mi abuela paterna y mis tías cocinan delicioso también y en todas las actividades familiares la comida siempre ha tenido un rol muy importante en las celebraciones. Nunca hemos encargado comida para las fiestas, siempre hemos cocinado todo, así que he tenido una influencia importante en la cocina por parte de mi familia. Desde pequeña empecé a cocinar postres, que era lo que más me gustaba hacer y comer.   

8.¿La literatura alimenta?

Sin duda. No importa el género que disfrutemos leer, la literatura nutre nuestro desarrollo, nuestro conocimiento y nuestro interés por descubrir el mundo a través de los libros. Leer me da mucho placer y eso nutre mi alma. 

9.¿Qué te gustaría conseguir en el lector?

Como lo mencioné anteriormente, me gustaría que con los libros de La Bruja de Arena el lector se emocione. Que la historia no termine en la última página, que la historia continúe en la cocina junto a Nela y sus recetas. Me gustaría que el lector no se sienta intimidado por cocinar, todo lo contrario, que disfrute creando magia en la cocina con recetas prácticas y fáciles. 

10.¿Estás trabajando en otros proyectos literarios y de recetas?

Aún no, sin embargo ya tengo dos proyectos en mente bajo la misma modalidad. Espero comenzar a trabajar en el próximo a inicios del 2021. 

Preguntas ráfaga

UN PLATO PARA ENAMORAR: Cualquier postre de chocolate.

UN PLATO PARA REPETIR SIEMPRE: Pasta o cualquier arroz arreglado.

UN PLATO QUITAPESARES: Los gnocchis de mi abuelita.

UN PLATO QUE DETESTES: Ninguno, amo la comida.

UN PLATO PARA EL DÍA A DÍA: «Cualquier pasta: con carne, con pollo, con mariscos, con queso, vegetariana. Podría comer pasta todos los días».

Deja una respuesta