ENTREVISTA A AIDA BAÑULS ESTRUCH

1.¿Cuándo te embarcaste en la aventura literaria?

Llevo escribiendo desde que era una niña y siempre había soñado con publicar esta novela, en la que llevaba años trabajando, sin embargo, no fue hasta el confinamiento del año pasado cuando me centré en este proyecto. Creo que, como a muchas personas, la pandemia me hizo replantearme mis prioridades y quizás me dio el empujón que me hacía falta para luchar por mi sueño de ser escritora.

2.¿Por qué escribes?

Escribo por necesidad, la necesidad de expresar mis emociones y de contar todas las historias con las que fantaseo sin cesar. Me encanta imaginarme siendo otras personas, viviendo en épocas distintas. Y escribir es una manera de plasmar todas mis alocadas elucubraciones.

3.¿Cómo surge la novela Ojos del color del jade?

La idea de la novela surgió hace muchos años; exactamente cuando conocí a un mexicano que cambiaría mi vida y empecé a interesarme por su país y su cultura. Soy una apasionada de la historia y me llamó la atención descubrir que había muchos acontecimientos cuya existencia desconocía. Ese hallazgo me llevó a fantasear sobre cómo habrían sido los mexicas, sobre la manera en la que se habría desarrollado el encuentro entre esos dos mundos y ahí empezó todo.

4.¿Cómo definiríais esta obra?

Se trata de una novela histórica de la que derivan numerosos aspectos que van más allá de los hechos, como la tolerancia, la empatía, el amor y/o el respeto entre los seres humanos.

5.La protagonista es Genoveva, que sitúas como sobrina de Hernán Cortés. ¿Existió este personaje?

Genoveva es un personaje de ficción que nunca existió, pero que podría haberlo hecho. En este sentido, Genoveva representa a todas esas mujeres que participaron en la mal llamada «conquista» de México y que fueron ignoradas y/o relegadas a un segundo plano por los cronistas de la época. De hecho, en el libro aparecen algunas de estas mujeres, como María de Estrada o Doña Elvira. Aunque estoy convencida de que hubo muchas más cuya existencia desconocemos y que seguramente jugaron un papel fundamental. De ahí que sintiese la necesidad de crear un personaje como Genoveva, una mujer que aporta el punto de vista femenino a los acontecimientos históricos y que es clave en el devenir de estos.

6.¿Qué otros personajes aparecen en tu libro?

A excepción de Genoveva y Yareth, la mayoría del resto de personajes que aparecen en el libro existieron y participaron activamente en todo este proceso histórico, como, por ejemplo, Hernán Cortés, Moctezuma, Marina, Pedro de Alvarado, María de Estrada, Jerónimo de Aguilar, Diego de Ordás, Cuauhtémoc, etc.

7.¿Cómo es Genoveva?

Genoveva es una soñadora incansable. Ha crecido entre libros cuyas enseñanzas ha absorbido y sueña sin parar con un mundo que todavía no existe, pero sin dejar de ser prisionera de las creencias y costumbres propias de su época. Es como un pájaro enjaulado que sabe que existe la libertad, pero que todavía siente demasiado miedo para aventurarse a volar hacia lo desconocido.

8.En la novela narras el encuentro entre dos mundos, México y España. ¿Qué retrato haces de esa época y de esa alianza?

Realmente, es el encuentro entre dos culturas, la mexica y la castellana, porque ninguno de los dos países existía todavía como tal. Hay que tener en cuenta que la novela está narrada desde el punto de vista de una joven castellana, por lo que descubrimos la cultura mexica a través de sus ojos, con su misma inquietud y fascinación por aquel nuevo mundo, observando las diferencias y similitudes con sus propias creencias. 

9.En la actualidad se alzan muchas voces condenatorias a la presencia española en América en tiempos de conquista. ¿Cuál es tu mirada sobre aquel periodo histórico?

Tema polémico. En la novela he tratado de ser fiel en todo momento a los hechos históricos, pero hacer un análisis con nuestra visión del mundo actual resulta complejo por una sencilla razón: ahora no concebimos que alguien extranjero viaje hasta un país para «conquistar» su territorio y adueñarse de él. Es algo simplemente inconcebible para nuestra mentalidad basada en la libertad y en la democracia. Pero en aquella época, era habitual. Los propios mexicas lo hacían, expandiéndose cada vez más para obtener mayores tributos. Lo que resulta innegable es que cuando un grupo de personas decide «conquistar» un territorio, este acto provoca terribles consecuencias para el territorio ocupado a la fuerza, tal y como se ha visto a lo largo de la historia. El pueblo queda sometido a todos los niveles y se cometen muchas barbaridades.

10.Has vivido en México. ¿Qué te enamoró del país?

La autenticidad y libertad que se respira en cada uno de sus rincones. México es un país que valora profundamente sus raíces indígenas, tal y como debe ser desde mi punto de vista, y este amor por lo propio se ve reflejado en su cultura, gastronomía y arquitectura, de forma que siempre puedes descubrir aspectos nuevos sobre las culturas mesoamericanas. Por no hablar de sus increíbles paisajes, de su fascinante belleza natural, de la calidez del pueblo más acogedor del mundo y de esa intensa sensación de libertad que te impregna la piel cuando recorres sus calles.

11.¿Qué temas tratas en esta obra?

La novela es una ficción histórica en la que trato de reflejar diferentes valores como la tolerancia con aquellos que son diferentes a nosotros, la empatía con la persona que tenemos enfrente y el respeto entre religiones y culturas por muy distintas que puedan parecer. Por supuesto, también habla del amor en todos sus ámbitos como el principal motor de la vida.

12.¿Qué te gustaría conseguir en el público lector?

Puede que suene pretencioso, pero me gustaría conseguir que se replantee su propia visión sobre algunos hechos históricos al mismo tiempo que descubra la fascinante cultura mexica.

13.¿Cómo recomendarías tu libro a alguien?

Se lo recomendaría a todos aquellos que quieran profundizar en este periodo histórico y sobre todo en la cultura de los mexicas, dejando sus prejuicios atrás.

14.¿Cuál ha sido el mayor reto a la hora de escribir esta obra?

Sin duda, la documentación histórica. Hay una gran variedad de fuentes y cronistas, pero también leyendas populares sobre la época. Al final, he seleccionado lo que mejor encajaba con la novela y con lo que quería contar.

15.¿Qué aspectos crees que definen tu estilo literario?

Es un estilo directo y sencillo, sin muchos elementos decorativos, con el que busco agilizar la lectura para que el lector se centre más en lo verdaderamente importante: la historia.

16.¿Suele servirte algún método de trabajo a la hora de escribir?

Me suelo servir del manido tópico «que las musas te pillen trabajando». Al final, la imaginación necesita también su dosis de disciplina diaria.

17.¿Alguna anécdota a resaltar relacionada con el proceso creativo de Ojos del color del jade?

La verdad es que llegué a pensar que nunca iba a terminar la novela. Siempre se me ocurría algo más que podía agregar, descubría un nuevo elemento sobre la cultura mexica que deseaba mencionar y/o encontraba una frase que mejorar. Hasta que un día me prometí que era la última vez que la revisaba. Desde entonces, no he vuelto a leer la novela porque de hacerlo estoy convencida de que querría volver a realizar cambios. Aunque entiendo que es un comportamiento normal, todo se puede mejorar y el perfeccionismo forma parte de mi carácter. 

18.Termina la fase: Caligrama es… 

Una gran oportunidad para los escritores noveles. 

Preguntas ráfaga

EL ÚLTIMO LIBRO QUE TE HA GUSTADO: Puerto escondido de María Oruña.

UN LIBRO QUE QUIERAS LEER: De ninguna parte de Julia Navarro. 

UNA CANCIÓN O PIEZA MUSICAL COMO BANDA SONORA DE ESTA OBRA: Legendary Lovers de Katy Perry.

UNO DE TUS AUTORES PREFERIDOS: Carlos Ruiz Zafón.

UNA DE TUS AUTORAS PREFERIDAS: Almudena Grandes.

UNA FRASE DE DEL LIBRO OJOS DEL COLOR DEL JADE: «Las disculpas pueden servir para enterrar lo que sucedió, pero ni con todos los perdones del mundo podréis cambiar lo que nunca ocurrió».

Deja una respuesta